RelojesWebGratis!
Octubre 2012 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2012.

Indiana Jones: En busca del arca perdida (Indiana Jones: Raiders of the Lost Ark-1981)

20121010120213-indiana-jones-en-busca-del-arca-perdida-foto-1.jpg

                         ¡¡Odio las serpientes!!

  Una de las películas de género de acción y aventuras de las más divertidas e ingeniosas de la historia del cine. Puesto que tanto el productor George Lucas como el director Steven Spielberg reinventaron el cine de aventuras, rescatando la memoria de los seriales y preparando al género para la era de los video-juegos, con una saga que ya es de por si mítica.

  "En busca del arca perdida" está basada en una historia del mismo Lucas, un cineasta nacido en el Estado de California, creador de la exitosa también saga fílmica: "Star Wars" y, considerado durante dos años consecutivos como el número cuatro de los más poderosos de la industria del cine de entretenimiento. Y ayudado por Philip Kaufman, "Elegidos para la gloria" ("The Right Stuff"), otro buen cineasta nacido en Chicago, licenciado en la misma Universidad de nacimiento y en el Colegio de Abogados de Harvard.

  El guión corrió a cargo de Lawrence Kasdan, "Silverado", un director y guionísta nacido en Miami, y que una vez de licenciarse en literatura inglesa en la Universidad de Michigan, siguió los cursos de guionísta en la de Los Angeles. Mientras tuvo que subsistir haciendo spots publicitarios y escribiendo guiones que al final no vendió, hasta que llamó la atención a George Lucas, y lo hizo colaborar en 1980 en la película que sería su catapulta hacia la fama: "El imperio cotraataca" ("The Empire Strikes Back").

La dirección fue a recaer como era de suponer al llamado "rey Midas de Hollywood" y, uno de los cineastas más reconocidos y populares de la industria cinematográfica mundial. Exacto ese mismo, Steven Spielberg, "Salvar al soldado Ryan" ("Saving Private Ryan"), un director nacido en Cincinnati, con dos estatuillas en su haber y seis nominaciones (como director), y de verdad, que para contar su historial cinematográfico necesitaría kilos de papel y litros de tinta.

  La historia, y que historia nos lleva al año 1936, para meternos de lleno en la vida de un profesor experto en arqueología, el doctor Indiana Jones (Indy para los amigos), este recibe del Servicio de Inteligencia de los Estados Unidos el encargo de buscar el arca que contiene las tablas de los Diez Mandamientos, y asi evitar que los nazis se hagan con ella y sus extraordinarios poderes. Tras reclutar a una "vieja" amiga llamada Marion en un bar de Nepal, ambos se dirigen a Egipto, donde, con la ayuda de su amigo Sallah, tratarán de arrebatar el arca a los alemanes...

  Una película genial, si señor, genial, trepidante, conmovedora y emocionante. Porque de verdad, cuando George Lucas se planteó recrear una aventura rindiendo homenaje a los viejos seriales de los años treinta y cuarenta, no escatimó en nada para elaborar esta obra, para mi, maestra, ya que cuenta con un argumento apasionante y diría que incluso irrepetible, en este tipo de cine. Cuenta con escenas que son dignas de ver, y no de contar, escenas rodadas a toda velocidad, donde un peligro sustituye a otro, encadenados de situaciones, que como es de esperar tiene que resolverlos nuestro protagonísta que, para él parecen inagotables.

  Escenas como digo impactantes a la vez que divertidas, fotografiadas por el inglés nacido en Londres, Douglas Slocombe, "Jesucristo Superstar" ("Jesus Christ Superstar"), un afamado director fotográfico y, asiduo colaborador de Spielberg, con más de ochenta películas en su haber y varios premios en su curriculum particular. Y en esta primera entrega de esta más que famosa saga, creando unas imágenes que ya se han convertido en todo un icono del cine de acción y aventuras. La escena de las serpientes, la del precipicio, la de la bola gigante, formidable Slocombe (como todo el equipo de esta joya cinematográfica).

  Vibrante la banda sonora compuesta por otro asiduo del "rey Midas", John Williams, "Superman" (sin ir más lejos), un famoso y extraordinario compositor y director de orquesta nacido en Nueva York, un hombre que ha compuesto varias de las más famosas bandas sonoras de ls historia del cine y, con cinco Oscar y cuatro Globos de Oro. Y en esta arca perdida, creando una maravillosa música que nos hace de revivir la historia hasta incluso con los ojos cerrados. Atención al tema principal, porque ya en su primera secuencia nos deleita con ocho minutos interrumpidos, con una puesta en escena llena de ritmo, tensión y emoción.

  ¿Y que decir del elenco interpretativo?. Con un Harrison Ford, "Lo que la verdad esconde" ("What Lies Beneath"), metido en el personaje de su vida, el del profesor Indiana Jones y, en donde se convirtió en un icono del cine, dotado simplemente con un sombrero de ala ancha, una cazadora de cuero, una pistola y un látigo, que crearon una imágen imperecedora. Y muy bien secundado por Karen Allen, "La tormenta perfecta" ("The Perfect Storm"), como Marion, compañera de Indy, tanto en las escenas de acción como en las de amor, y por John Rhys-Davies, "En un rincón de la Toscana" ("The Shadow Dancer") metido en el traje de Sallah, el otro compañero de fatigas.

  Pero también cuentan tanto Paul Freeman, "El húsar en el tejado" ("Le hussard sur le toit"), como Ronald Lacey, "El guerrero rojo" ("Red Sonja") y, sin olvidarnos de Alfred Molina, "El aprendiz de brujo" ("The Sorcer’s Apprentice"), como Satipo, perfectos y entrañables todos en este sensacional viaje lleno de aventuras.

  Resumiendo: Uno de los mayores éxitos comerciales de todos los tiempos. Una película super-recomendable, porque su entretenimiento es mayúsculo. Una película autenticamente redonda.  Matrícula de Honor.

  "Indiana Jones: En busca del arca perdida", logró los siguientes Oscar en 1981: Mejor Dirección Artística (Norman Reynolds y Leslie Dilley), Mejor Diseño de Decorados (Michael Ford), Mejor Montaje (Michael Kahn), Mejor Sonido (Bill Varney, Steve Maslow, Gregg Landaker y Roy Charman), MejorecEfectos Visuales (Richard Edlund, Kit West, Bruce Nicholson y Joe Johnston) y Mejores Efectos Sonoros (Ben Burtt y Richard L. Anderson).

  Como curiosidad, para hacer la enorme roca, en la que Indy corre delante para salvar su vida, se necesitaron 370 kilos de pasta.

  Hasta la fecha se han rodado cuatro películas sobre esta saga:

"Indiana Jones: En busca del arca perdida" ("Indiana Jones: Raiders of the Lost Ark"-1981)

"Indiana Jones y el templo maldito" ("Indiana Jones and the emple of Doom"- 1984)

"Indiana Jones y la última cruzada" ("Indiana Jones and the Last Crusade"-1989)

"Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal" ("Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull"-2008).

  Las cuatro por supuesto protagonizadas por Harrison Ford.

 

 

 

10/10/2012 10:33 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Indiana Jones: En busca del arca perdida (algo más que un milagro)

20121012203131-98455.jpg

    "Si la aventura tuviera un nombre...Ese sería Indiana Jones".

  Tras el éxito de "La guerra de las galaxias" ("Star Wars"), George Lucas se tomó unas merecidas vacaciones en Hawai, acompañado por su amigo Steven Spielberg. Ambos se divirtieron pensando en la posibilidad de crear un gran éxito de taquilla que mezclase la emoción de las viejas películas de episodios con la espectacularidad de la saga de James Bond.

  Lo que empezó como una broma comenzó a tomar forma. George Lucas se reunió con algunos guionístas y, en un plazo relativamente corto de tiempo, quedó listo el guión de "Indiana Jones: En busca del arca perdida" ("Indiana Jones: Raiders of the Lost Ark"). En primer momento, Steven Spielberg pensó en darle el papel de Indiana Jones al actor Tom Selleck. Por fortuna, finalmente se decantó por Harrison Ford, quien quiso hacer algunos cambios en el guión para introducir algunas mejoras en la personalidad del héroe.

  "En busca del arca perdida" se rodó entre junio y septiembre de 1980, con un presupuesto próximo a los 20 millones de dólares. El equipo, formado por unas 250 personas, tuvo que pasar por Hawai, Túnez y Francia. Pero el grueso del trabajo se llevó a cabo en los estudios londinenses de Elstree. Allí, por ejemplo, se rodó la escena en la que Harrison Ford y su compañera de reparto, Karen Allen, se encuentran rodeados por infinidad de serpientes. Para llevarla a cabo fue necesario importar 6.000 serpientes desde Holanda, incluyendo dos cobras muy venenosas.

  La actriz lo pasó muy mal, porque no soportaba la presencia de estos animales. Harrison Ford no tuvo inconveniente en trabajar con tan insólitos colegas. Tampoco puso pegas a la hora de hacer la mayor parte de las escenas de acción, las cuales habian sido planificadas con antelación por Steven Spielberg practicamente al milimetro. George Lucas visitó con frecuencia el rodaje: por un lado, para supervisar los efectos especiales que estaban a cargo de su compañía Industrial light & magic, por otro, debido a su amistad con Spielberg. George Lucas sabía que su amigo no estaba pasando un buen momento: al estrepitoso fracaso de taquilla de "1941" tuvo que sumarle su ruptura sentimental con la actriz Amy Irving. Pero Spielberg recuperó  por completo el ánimo: "Nunca me lo pasé tan bien haciendo una película", afirmó el director. "Me sentía como si fuera el protagonísta de la historia". "Yo era Indiana Jones detrás de las cámaras".

  Pero las mayores alegrias le llegaron después del estreno del largometraje. El éxito de la película fue sencillamente espectacular. Sólo en el primer fin de semana de exibición en Estados Unidos, habían recuperado el total de la inversión y hasta ya contaban con beneficios. Nominada a ocho premios Oscar, la película consiguió cuatro estatuillas: las de mejor dirección artística, sonido, montaje y efectos especiales. El personaje de Indiana Jones pasó inmediatamente a ser uno de los más queridos por el público. Esto motivó al director a recuperar al audaz aventurero en otros tres largometrajes (hasta la fecha): "Indiana Jones y el templo maldito" ("Indiana Jones and the Temple the Doom"), Indiana Jones y la última cruzada" ("Indiana Jones and the Last Crusade"), en la que Sean Connery se prestó a interpretar al padre del héroe, e "Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal" ("Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull"). Las tres muy fieles al espíritu de la primera entrega, mezclando la acción trepidante con ciertas dosis de humor, consiguieron, de igual manera, unos beneficios millonarios.

12/10/2012 12:04 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Hasta siempre!!!

20121023173209-sylvia-kristel-carrera-580x439.jpeg

                      Sylvia Kristel

                           "La actriz del erotísmo"

  El dia 17 de octubre falleció la actriz, modelo y cantante neerlandesa, Sylvia Kristel a la edad de 60 años y a consecuencia de un cáncer de garganta, pulmón y esófago. Fumadora de cigarrillos sin filtro desde los 11 años, a la actriz se le diagnosticó en 2001 un cáncer de garganta. Se realizó tres quimioterápias y se curó. Pero años después, reapareció un cáncer de pulmón, y se le realizó una cirugía.

  Sylvia Kristel no necesitó cambiarse el nombre para triunfar en el cine. Alta y muy hermosa, debutó como modelo siendo adolescente. La pasarela se le quedó pequeña enseguida y en 1972, con 20 años, ganó el concurso "Miss Televisión Europea". El premio la catapultó a la gran pantalla con una película erótica de culto: "Emmanuelle. Plena de escenas al uso en paraisos exóticos, consiguió atraer a más de 300 millones de espectadores.

  En Inglaterra fue multada por la censura. En Paris, por lo contrario, estuvo una decáda en cartel en los Campos Eliseos. La actriz interpretaba a la insastifecha esposa de un diplomático, con un toque de mujer independiente que elegía a sus diversas parejas. Mimada por la cámara, su natural aire ingenuo añadía más mordiente aún al argumento. Sus colegas holandeses recordaron en el dia de su fallecimiento "la luz que desprendía" su imágen en el celuloide. Rodada en Tailandia por el director francés Just Jaeckin, le siguieron varias secuelas: "Emmanuelle II. La antivirgen" ("Emmanuelle 2" - 1975), "Emmanuelle 3: Adios Emmanuelle"" ("Emmanuelle 3: Goodbye Emmanuelle" - 1977), "Emmanuelle 4" (1984) y "Emmanuelle 7" (1993), aparte de varias películas más para la TV. Este personaje la hizo famosa y la encasilló en papeles de porno-suave.

  Sylvia Kristel nació en Ultrech (Holanda) en 1952, sus padres regentaban un hotel-restaurante en dicha ciudad. Uno de los huéspedes abusó de ella cuando tenía 9 años, episodio del que nunca dió detalles, A los 14, sus padres se divorciaron y desde entonces Sylvia buscó la figura paterna perdida. El escritor belga Hugo Claus, 27 años mayor que ella y autor de "La pena de Bélgica" ("Het verdriet België"), obra imprescindible de la literatura de su pais, le animó a aceptar el papel de "Emmanuelle". "Será divertido, nunca hemos estado en Tailandia. Además, ni siquiera se enterarán en Holanda y tus padres no podrán verla", le dijo, sin preveer el impacto de la película.

  Fueron pareja durande casi una decáda y tuvieron un hijo, Arthur. En 1979, durante el rodaje de "El quinto mosquetero" ("The Fifht Musketeer"), conoció al actor británico Ian McShane. "Era simpático y ocurrente, pero eramos demasiado parecidos", explicó a los medios de información una vez concluida la relación. También admitió que fue el principio de su caida al vacio. Con el actor se introdujo en el mundo de las drogas y acabó siendo adicta a la cocaína. Tuvo que aceptar papeles muy malos para pagarse los vicios y cerró un trato desastroso para sus finanzas, vendiendo los derechos de la película "La primera lección" ("Private Lessons") a su agente por 150.000 dólares.

  La película fue estrenada en 1981, y recaudó 26 millones de dólares y ella acabó riéndose del dinero perdido. Su aventura americana se saldó con dos películas de poco lustre, "Aeropuerto 79" ("The Concorde: Airport 79" - 1979) y "La bomba desnuda" ("The Nude Bomb"- 1980). En Europa filmó, entre otras, "El amante de Lady Chatterley" ("Lady Chatterley’s Lover" - 1981), basada en la obra de D. H. Lawrence, y "Mata Hari" (1985). Aunque trabajó con directores de gran categoría cómo, Roger Vadim y Claude Chabrol, los guiones siempre exigían abundantes escenas de desnudo y acabó por cansarse de todo eso.

  Aunque no lo aireaba, Sylvia Kristel era una buena aficionada a la pintura y llegó a exponer en varias ocasiones. También probó suerte detrás de la cámara. Dirigió un corto de animación muy alabado titulado: "Topor y yo" ("Topor et moi" - 2004), sobre la obra del dibujante francés Roland Topor. Cuando el cine dejó de llamarla, la actriz volvió a los lienzos y escribió su autobiografía, titulada: "Desnuda" - ("Nude") publicada en 2007, teniendo muy buenas críticas por su sinceridad. Después de conocer su grave enfermedad, una prueba que soportó con entereza. Hace unos meses tuvo un derrame cerebral y regresó a su hogar en Amsterdam, ya con cuidados paliativos. La aventura sel mito erótico la acompañó fasta el final, que le llegó mientras dormia.

  Sylvia Kristel - Utrecht (Holanda) - 28 - septiembre - 1952 - Amsterdam (Holanda) - 17 - octubre - 2012

                                        ¡DESCANSE EN PAZ!

23/10/2012 10:45 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris