RelojesWebGratis!
Marzo 2011 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2011.

Una estatuilla llamada Oscar (1)

20110301143324-oscar2011.jpg

Otro año más y la alfombra roja volvió a vestirse de luces y en donde "El discurso del rey" ("The King’s Speech"), una película de corte biográfico sobre la tartamudez del rey Jorge VI de Inglaterra fue la gran ganadora de esta ya 83ª edicción. La película británica partía con el mayor número de nominaciones, doce en total aunque alfinal solamente ganó cuatro. España se ha venido de vacio ya que Javier Bardem nominado por la pelicula hispano-mexicana "Biutiful" no pudo repetir el éxito del año 2007. Otra vez será.

Y estos fueron los ganadores de este 2011.

Mejor película: "El discurso del rey" ("The King’s Speech")

Mejor director: Tom Hooper por "El discurso del rey" ("The King’s Speech")

Mejor actor protagonista: Colin Firth por "El discurso del rey" ("The King’s Speech")

Mejor actriz protagonista: Natalie Portman por "Cisne negro" ("Black Swan")

Mejor actor de reparto: Christian Bale por "The Figther"

Mejor actriz de reparto: Melissa Leo por "The Figther"

Mejor guión original: David Seidler por "El discurso del rey" ("The King’s Speech")

Mejor fotografía: Wally Pfister por "Origen" ("Inception")

Mejor mezcla de sonido: Lora Hirschberg, Gary A. Rizzo & Ed Novick por "Origen" ("Inception")

Mejores efectos visuales: Paul Franklin, Chris Corbould, Andrew Lockley & Pert Bebb por "Origen" ("Iception")

Mejor guión adaptado: Aaron Sorkin por "La red social" ("The Social Network")

Mejor banda sonora: Trent Reznor & Atticus Ross por "La red social" ("The Social Network")

Mejor montaje: Angus Wall & Kirk Baxter por "La red social" ("The Social Network")

Mejor película de animación: Lee Unkrich  por "Toy Story 3"

Mejor canción original: "We Belong Together" de Randy Newman por "Toy Story 3"

Mejor pelicula de habla no inglesa: "In a Better World" ("En un mundo mejor") (Dinamarca)

Mejor dirección artística: Tom Hanks por "Alicia en el pais de las maravillas" ("Alice in Wonderland")

Mejor vestuario: "Alicia en el pais de las maravillas" ("Alice in Wonderland")

Mejor maquillaje: Rick Baker & Dave Elsey por "El hombre lobo" ("The Wolf Man")

Mejor largometraje documental: Charles Ferguson & Andrey Marse por "Inside Job"

Mejor documental corto: Karen Goodman & Kirk Simon por "Stragers No More"

Mejor cortometraje animado: Shaun Tan & Andrew Ruhemann por "The Lost Thing

Oscar honórifico al director Francis Ford Coppola, al mitico actor Eli Wallach, al director, guionísta y actor frances Jean-Luc Godard y a Kevin Brownlow, un cineasta que ha sobresalido por su gran esfuerzo por salvar el cine mudo.

"Tengo la sensación de que mi carrera ha tocado el techo". Fueron las palabras que pronunció el actor Colin Firth al recojer el Oscar.

Mientras que una embarazada Natalie Portman, añadió: "Realmente me gustaría compartir este premio con el resto de mis compañeras nominadas".


01/03/2011 00:01 Pablo #. sin tema Hay 1 comentario.

Una estatuilla llamada Oscar (2)

20110319123508-gonewiththewindpa-468x598.jpg

Y, bueno... se que todos los años digo lo mismo que, siguiendo la fiesta de esta cada vez más anciana pero eso si más roja "alfombra", comentar una película y por supuesto oscarizada pero este año y siguiendo los consejos de unos buenos amigos, quiero comentar quizá la película que más tinta ha vertido en la historia del séptimo arte, esta es:

"Lo que el viento se llevó" ("Gone with the Wind"-1939)

"A Dios pongo por testigo que no podrán derribarme. Sobreviviré, y cuanto todo haya pasado, nunca volveré a pasar hambre, ni yo ni ninguno de los mios. Aunque tenga que mentir, robar, mendigar o matar, ¡a Dios pongo por testigo que nunca volveré a pasar hambre"...

Inmensa  película, si señor, el icono del cine universal, y una de esas grandes historias que el mundo del cine nos regala una vez cada cien años. Porque todo es grandioso en esta excelsa obra de casi cuatro horas de cine de leyenda.

"Lo que el viento se llevó", está basada en una novela de la escritora norteamericana nacida en Atlanta, Margaret Mitchell, la cual la escribió basando sus conocimientos enciclopédicos sobre la Guerra de Secesión. Y llevada al cine gracias a uno de los hombres más poderosos y prestigiosos de Hollywood, como fue el productor David O. Selznick.

Selznick de principio contó para llevar a cargo la película con el director Sam Wood "Una noche en la ópera" ("A Night at the Opera"), pero al no estar de acuerdo con sus principios fue sustituido por George Cukor "My Fair Lady" que rodó la mayoría de las escenas realmente grandes de la primera mitad de la historia. Pero como al igual que con Wood fue despedido, y al final la película la terminó y firmó Victor Fleming "El mago de Oz" ("The Wizard of Oz") un consumado cineasta nacido en California que entró en el mundillo del cine de forma casual, ya que era el chófer del director Allan Dwan "Arenas sangrientas" ("Sands of Iwo Jima") y este le convenció para ponerse detrás de las cámaras como ayudante de D.W. Griffith en la colosal "Intolerancia" ("Intolerance") una de las películas más costosas de la historia del cine.

Asi pues, Fleming nos embarca de pleno a una epopeya sureña que abarca desde la pre-guerra civil norteamericana hasta los dificiles tiempos de la pos-guerra, y metiéndonos en el cuerpo de unos personajes cuyos vaivenes sentimentales, sociales y económicos vamos viendo como digo a través de los más de 220 minutos de duracción de esta legendaria y épica película ya marcada con letras de oro en la historia del séptimo arte...

La mayoría de las escenas son realmente enormes, puesto que toda la película es arrolladora y se encuentran como las más emblemáticas de la historia del cine universal: la huida a través del incendio de Atlanta... la de la protagonísta femenina caminando entre los heridos de esa estación de tren bajo esa bandera confederada ya totalmente derrotada... escenas sublimes, escenas que de verdad hacen que a uno se le ponga la carne de gallina.

Impresionante la fotografía en technicolor (y en donde a raiz de aqui este sistema se impuso a escala mundial), llevado a cargo por tres sobresalientes maestros fotográficos como fueron el californiano Ernest Haller "Rebelde sin causa" ("Rebel Without a Cause") uno de los pioneros del cine independiente, y en donde llegó a trabajar en más de doscientas películas, el segundo fué Ray Rennhan "Sangre y arena" ("Blood and Sand"-1941) nacido en Las Vegas y uno de los únicos seis directores de fotografía que tiene una estrella en el Hollywood Walk of Fame, y el tercero (aunque no acabó la pelicula) fue Lee Garnes nacido en Illinios con un Oscar en su haber por su trabajo en "El expreso de Shanghai" ("Shanghai Express"). Y como era de esperar entre este trio de gigantes de la fotografía lograron plasmar para la película unas imágenes de una belleza irrepetible a la vez increiblemente impactantes, gracias al retoceso de cámara por ellos inventado y creando unas sombras verdaderamente prodigiosas gracias también al espléndido technicolor que usaron, dando un tono pastel para los vestuarios y un rojo encendido para las escenas de pasión.

Atronadora y soberbia la banda sonora llevada bajo la dirección de un hombre que está considerado como el padre de la sinfonía clásica hablo del austriaco de nacimiento y norteamericano de adopción Max Steiner "El delator" ("The Inforner"), y aqui de verdad se produjo una de las mayores injusticias a la hora de repartir el Oscar, ya que el inmenso esfuerzo y el gran talento desplegado por este hombre en esta monumental partitura no fue reconocido por los jerarcas de la escuela, el tema de "Tara" el de la tierra roja, donde se escucha a lo largo de los momentos culminantes de la película y cuyas cuatro notas son uno de los símbolos más vivos e imperecederos de la historia del cine. Inmeso Steiner. Inmenso y sin Oscar.

Como inmensos son los actores que dieron vida a esta enorme historia encabezada por Vivien Leigh "Un tranvia llamado deseo" ("A Streetcar Named Desire") metida en el corazón de Escarlata O’Hara, una mujer veleidosa de principio para después convertirse en dura como una roca, una mujer encaprichada de un amor imposible, que más tarde se casa por despecho con hombres débiles de carácter solamente por mantener en pie aquel juramento que se hizo de que nunca pasaría en la vida hambre. Y con ella durante toda la historia Clark Gable "Sucedió una noche" ("It Happened One Night") como el carismático, vividor y mujeriego Reth Buttler, un hombre por el que Escarlata se siente atraida mientras la guerra pone punto y final al estilo de vida de la gente del Sur, un hombre que es el único capaz de poner en su sitio su egoista desesperación.

Y con esta pareja de monstruos sagrados, otra pareja más, ella: Olivia de Havilland "No serás un extraño" ("Not As a Stranger") como la dulce y triste Melania Hamilton, prima de Escarlata y una mujer que es la encarnación de la bondad, y para más amargura de esta (ya que está celosa de ella por estar casada con el hombre al que realmente ama) permanecerá a su lado en lo bueno y en lo malo. El: Leslie Howard "La pimpinela escarlata" ("The Scarlet Pimpernel") metido en el uniforme conferderado de Ashley Wilkes el amor imposible de Escarlata y el marido fiel de Melania.

Pero atención porque también cuenta con unos secundarios de auténtico lujazo como Thomas Mitchell "La diligencia" ("Stagecoach") en el papel de Gerald O’Hara el padre de Escarlata, y de Hattie McDaniel "La pequeña coronela" ("The Little Colonel") dando vida a Mammy, la buena, vivaz y solidaria criada negra de la protagonísta.

En definitiva. Una obra maestra se mire por donde se mire, y todo un monumento a la historia del séptimo arte, porque al cabo de más de setenta años de su realización todavía tiene derecho a ser considerada la última palabra del cine de Hollywood.   Matrícula de Honor.

"Lo que el viento se llevó", logró los siguientes Oscar en el año 1939. Mejor película, Mejor director, Mejor actriz (Vivien Leigh), mejor actriz secundaria (Hattie McDaniel), Mejor guión adaptado (Sidney Howard), Mejor fotografía en color (Ernest Haller y Ray Rennahan), Mejor dirección artística (Lyle Wheeler) y Mejor montaje (Hal C. Kern y James Newcom).

Como curiosidad Hattie McDaniel se convirtió en la primera actriz color en recibir el Oscar.

 

18/03/2011 18:59 Pablo #. sin tema Hay 1 comentario.

Una estatuilla llamada Oscar (y3)

20110325102618-1248273356737-f.jpg

Y para poner punto y final a esta edicción de la entrega de los Oscar, hacer un comentario sobre las curiosidades y anécdotas de esta mítica película, que según el resultado de un gran sondeo realizado por el canal ABC entre cinéfilos norteamericanos dicen que "la mejor película de todos los tiempos", es: "Lo que el viento se llevó" ("Gone with the Wind").

"Francamente, querida, me importa un bledo".

Si no es la película más vista de la historia, si es al menos la más conocida. La imágen de Vivien Leigh en brazos de Clark Gable constituye todo un símbolo de la historia del cine. Sobre "Lo que el viento sec llevó" ya se ha dicho de todo, se han escrito libros y se han rodado infinidad de documentales. Fue una producción muy aparatosa que, gracias a una rara mezcla de suerte y talento, culminó en una obra magistral e irrepetible del cine romántico.

El productor independiente David O. Selznick quería hacer una "gran" pelicula y, así, demostrar a los peces gordos de la industria de lo que era capaz. Desembolsando la estimable suma de 50.000 dólares, logró hacerse con los derechos de la novela romántica de Margaret Mitchell "Lo que el viento se llevó". La obra era ya todo un clásico con miles de seguidores, y el productor se propuso llevarla a la pantalla sin reparar en gastos. El principal reto que tuvo que afrontar fue el de seleccionar un reparto adecuado. Todos los amantes de la novela estaban de acuerdo en que Clark Gable era el Rhett Butler ideal, y también en que el galán romántico Leslie Howard hiciese el papel de Ashley. El verdadero problema era ponerle un rostro a la mítica Escarlata O’Hara. La búsqueda de la actriz que interpretara este papel fue una auténtica epopeya. Al principio, Selznick se lo tomó como un juego, que le servía para promocionar la producción. Pero al pasar el tiempo y no hallar la candidata idónea, este asunto casi se convirtió en una pesadilla. El 10 de diciembre de 1938 comenzó el rodaje de la película, con la secuencia del incendio de Atlanta. George Cukor fue quien dirigió estas primeras tomas, protagonizadas por dobles. Y Vivien Leigh consuiguió el papel de Escarlata poco después de iniciarse el trabajo. El rodaje de "Lo que el viento se llevó" fue todo una peripecia en la que participó la mitad de Hollywood. El puesto de director lo ocuparon sucesivamente Cukor, Sam Wood y Victor Fleming quien hizo el mayor número de tomas. También hubo un importante baile de operadores, puesto que Selznick había decidido emplear el novedoso sistema del Technicolor, que trajo de cabeza a los directores de fotografía. Los números de la producción fueron espectaculares: participaron 59 actores, 2.400 extras, y se emplearon cerca de 1.500 animales se diseñaron un total de 200 decorados distintos, de los cuales se llegaron a construir 90, y se confeccionaron 5.500 trajes. Después de infinitas horas de rodaje y con un coste próximo a los cuatro millones de dólares, la película llegó a su fin.

David O. Selznick preparó su estreno por todo lo alto en el Teatro Loew de Atlanta. El 15 de diciembre de 1939 se desplazaron hasta allí todas las estrellas de la película. La fiesta fue grandiosa, al igual que la respuesta del público. A pesar de su larga duración, "Lo que el viento se llevó" arrasó. El público enloqueció lloraba y reia de felicidad, acompañando a Escarlata por Tara y disfrutando de la melodía compuesta por Max Steiner. Como no podía ser de otra manera, la película también protagonizó la gala de los Oscar. De 13 nominaciones consiguió ocho estatuillas, entre las que figuraba la de mejor película.

25/03/2011 10:26 Pablo #. sin tema Hay 2 comentarios.

Hasta siempre!!!

20110329173540-elizabeth-taylor-sesion-fotografia-1948.jpg

Elizabeth Taylor

Los ojos de Hollywood

El pasado dia 23 en el hospital Cedars-Sinai, de Los Angeles, en donde llevaba ingresada dos meses por problemas cardiovasculares, falleció a la edad de 79 años Elizabeth Taylor la última diva de Hollywood.

Figura mítica de la historia del cine, Elizabeth Taylor consiguió lo que muy pocas estrellas de Hollywood han logrado: triunfar como actriz infantil, incrementar todavía más su popularidad en su juventud y mantenerse en la madurez. Lo consiguió gracias a su esfuerzo, a su fuerte carácter y a un espléndido físico que, durante un tiempo, le permitió ser una de las actrices más bellas del cine mundial.

Elizabeth Rosemond Taylor nació en la localidad inglesa de Hampstead Heath el 27 de febrero de 1932. Con apenas siete años de edad se trasladó con su familia a vivir a Pasadena (California), donde poco después la descubrió un cazatalentos del estudio Universal. Su carrera cinematográfica comenzó a los 10 años y se consagró sobre todo, , interviniendo en las típicas producciones de animales. Junto a la célebre perra Lassie protagonizó "La cadena invisible" ("Lassie Come Home"), su primer gran éxito, y "El coraje de Lassie" ("Courage of Lassie"). Otra película que le concedió una fama prematura fue "Fuego de juventud" ("National Velvet"), donde el verdadero protagonísmo recaía sobre un caballo. En sus dias de estrella infantil también destacó en "Alma rebelde" ("Jane Eyre"), una adaptación de la novela del mismo título, "Las rocas blancas de Dover" ("The White Cliffs of Dover"), y "Vivir con papá" ("Life with Father"), una comedia de enorme éxito en su dia. Con 17 años de edad Elizabeth afrontó un importante reto al abordar el papel de la orgullosa Amy de "Mujercitas" ("Little Women"), un popular drama que Mervyn Le Roy rodó para la Metro Goldwyn Mayer. La joven actriz estuvo magnífica y su belleza hechizó al público. Vicente Minnelli la mostró igualmente adorable en la simpática comedia "El padre de la novia" ("Father of the Birde"), cuyo éxito propició una rápida secuela titulada "El padre es abuelo" ("Father’s Little Dividend"). Antes de cumplir los 20 años el cine ya la había casado, cosa que en la vida real ya había hecho tres años antes con el millonario Nicky Hilton, primero de una interminable lista de maridos que la actriz fue coleccionando a lo largo de su vida.

Formando pareja con Montgomery Clifft, Liz protagonizó un claro éxito en el drama "Un lugar en el sol" ("A Place in the Sun"), de George Stevens. Después, lució más belleza que talento en "Ivanhoe", "Beau Brummell", "La última vez que vi Paris" ("The Last Time I saw Paris") y "La senda de los elefantes" ("Elephant Walk"). Aunque muchos dudaban del verdadero potencial drámatico de la actriz, en la década de 1950 Elizabeth ya era uno de los personajes más populares y queridos de Hollywood. Quizá por eso, George Stevens le confió el papel principal femenino de "Gigante" ("Giant"), donde se midió nada menos que a Rock Hudson y James Dean. Tras hacer otra gran producción a su medida, "El árbol de la vida" ("Raintree County"), tuvo que mostrar todo el talento que guardaba en su interior al aceptar protagonizar dos versiones de sendas obras de Tennessee Williams: "La gata sobre el tejado de zinc" ("Cat on a Hot Tin Roof") y "De repente, el último verano" ("Suddenley, Last Summer"). Además de estar en ambas deslumbrante, cumplió como gran actriz dramática, aunque la Academia norteamericana no se lo reconoció hasta que, poco después, hizo "Una mujer marcada" ("Butterfield 8"), por la que si obtuvo un Oscar.

A comienzos de la década de 1960, Elizabeth Taylor se embarcó en el mayor proyecto de su carrera, encarnar a la mítica "Cleopatra". Para ello, el estudio Twentieh Century Fox le pagó una auténtica fortuna. El rodaje fue un auténtico infierno que se prolongó durante tres años, en los cuales ella sufrió diversas enfermedades e inició un escandaloso romance con su compañero de reparto Richard Burton. La pareja provocaba tanto morbo entre los espectadores que los productores se los disputaban para hacerlos aparecer juntos ante las cámaras, cosa que hicieron en "Hotel Internacional" ("The V.I.P.s"), "Castillos en la arena" ("The Sandpiper") y "¿Quién teme a Virginia Woolf?" ("Who’s Afraid of Virginia Woolf?"), con la que ganó su segundo Oscar, entre otros titulos. Mientras seguía celebrando bodas y divorcios, su exultante belleza fue perdiendo brillo de forma precipitada. Tampoco sus siguientes apariciones en películas como "Reflejos en un ojo dorado" ("Reflections in a Golden Eye"), "La mujer maldita" ("Boom"), "El único juego de la ciudad" ("The Only Game in Town"), "Miércoles de ceniza" ("Ash Wednesday") o "El pájaro azul" ("The Blue Bird") tuvieron demasiado éxito. Elizabeth Taylor se retiró del cine a comienzos de la década de 1980, aunque aún realizó alguna aparición estelar en "El espejo roto" ("The Mirror Crack’d"), "El joven Toscanini" ("Il giovane Toscanini") y "Los picapiedra" ("The Flintstones").

"¿Para que sirve el dinero si no es para hacer un mundo mejor?"

Elizabeth Rosemond Taylor - Hampstead Heath (Inglaterra) - 27 - febrero - 1932 - Los Angeles (California) - 23 - marzo - 2011

¡DESCANSE EN PAZ!

29/03/2011 17:35 Pablo #. sin tema Hay 6 comentarios.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris