RelojesWebGratis!
Octubre 2010 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2010.

HASTA SIEMPRE!!!

20101002185407-venicemasters01.jpg

Claude Chabrol

Un maestro

Figura clave de la nouvelle vogue francesa, y considerado el "Hitchcock francés", autor de thrillers de suspense, ya que exploró los entresijos de la sociedad burguesa y sus interrogantes morales.

Claude Chabrol falleció en Paris el pasado 12 de septiembre de muerte natural el genial cineasta francés contaba con 80 años de edad.

Chabrol se hizo un nombre como realizador de películas de misterio y crimenes, y que en realidad fueron un análisis de la psicología de los personajes, así como exploraciones del transfondo social y de la clase en que se movían.

Su obra nos ofrece con frecuencia una mirada cínica pero eso si, profundamente política de la sociedad. Para Chabrol, la brutalidad podía surgir en cualquier momento en los escenarios más banales y cotidianos.

Sus historias se caracterizaban por repentinos y abruptos cambios de tono, y estaban impregnados de una continua y amenazante sensación de que las normas y leyes cívicas se pueden romper sin previo aviso.

Exponente destacado de la nouvelle vague francesa que surgió entre finales de los años cincuenta y principio de los sesenta, Chabrol formaba parte de un selecto grupo de directores franceses, entre ellos Jean-Luc Godard, Eric Rohmer y Françoise Truffaut. Todos escribian en la influyente revista "Cahiers du cinéma", y trataban de trasladar sus eseñanzas, ideas y pasiones sobre cine a su trabajo como directores.

En películas como "Las ciervas" ("Les Biches"- 1968) y "La mujer infiel" ("La Femme infidele" - 1969), Chabrol explora los transtornos y desviaciones de la vida burguesa, un enfoque que alcanza su punto culminante con "El carnicero" ("Le Boucher" - 1970). Esta creación clásica de una atmósfera inquietante llena de suspense está en deuda tanto con Henri-Georges Clouzot como con Alfred Hitchcock.

Chabrol siguió realizando hasta practicamente el dia de su muerte numerosas películas, que hicieron crecer dia a dia su prestigio como uno de los mejores directores de thrillers de suspense del cine mundial. En "La ceremonia" ("La Cérémonie" - 1995) adaptó con extraordinario éxito una novela de Ruth Rendell, mientras que en "No va más" ("Rien ne va plus" - 1997), con Isabelle Huppert, combina un toque más ligero con algunos momentos impactantes de la vieja escuela.

Su último trabajo detrás de las cámaras lo hizo el año pasado con el filme "Bellamy" protagonizado por Gérad Depardieu y Marie Bunel, una película que puso el broche de oro a este MAESTRO de la cinematografía mundial, y que a decir verdad no le falta ningún condimento en una más que entretenida historia de policias.

"Lo importante en una historia son los personajes que la habitan" (Claude Chabrol)

Todos los críticos franceses en general siempre le consideraron como un "eléctrico y prolífico cineasta".

Claude Chabrol - Paris - 24 - junio - 1930 - Paris - 12 - septiembre - 2010

¡DESCANSE EN PAZ!

01/10/2010 19:16 Pablo #. sin tema Hay 1 comentario.

El carnicero (Le boucher - 1970 )

20101004204931-cch-el-carnicero-le-boucher-claude-chabrol-1970-dual-esp-fra.avi-002277840.jpg

En recuerdo de: Claude Chabrol

"Si no se hace el amor de vez en cuando se vuelve uno loco..."

Una obra maestra se mire por donde se mire, dirigida por el maestro Claude Chabrol y basada en un guión del propio cineasta, de verdad aqui Chabrol como gran admirador que era de toda la obra de Hitchcok no tuvo más remedio que darle un gran homenaje, filmando una película cuya temática es la de asesinatos en serie.

Así pues, el genial realizador parisino nos lleva a un pequeño pueblo francés allá por el año 1968. Para contarnos la historia de un tal Popaul que se enamora perdidamente de Helena, mientras tanto se suceden asesinatos de mujeres jóvenes...

Enorme película, si señor, y con un desarrollo impecable, una historia llena de paradojas de metáforas y simbolísmos, pero ¡ojo! no es una película tipicamente de suspense ni mucho menos, es una película inquietante, absolutamente inquietante, y toda una acertada propuesta que nos hace Chabrol, para mostrarnos la cotidianeidad de un ser humano enfermo y afectado, que solamente siente placer a la hora de matar.

Cuenta como es de esperar con escenas terriblemente impactantes, la de las dos mujeres que aparecen brutalmente apuñaladas en el bosque, ya de por si solas merecen pasar a la historia del cine.

Inmejorable, pero con mayúsculas la fotografia, llevada a cargo por otro insigne maestro fotográfico, me refiero al también parisino Jean Rabier "Los paraguas de Cherburgo" ("Les parapluies de Cherbourg") un director de fotografía con más de cincuenta filmes en su haber que comenzó en los años 50 con cortometrajes, para luego unirse a Chabrol y ser uno de sus fotógrafos preferidos y en esta obra maestra demostrando que no se equivocó a la hora de elegirlo, puesto que cada fotograma desborda una impresionante belleza visual.

Al igual que la banda sonora tan desgarradora como emocional puesta en escena por Pierre Jansen (francés como es de pensar) "La década prodigiosa" ("La décade prodigieuse") también de Chabrol, y es que este hombre siempre estaba rodeado de lo mejor del cine europeo de por aquel entonces, y deleitándonos al mismo tiempo que acompañandonos con una música vibrante, anticipándonos de antemano las escenas trágicas, y describiéndonos con algunas de sus melodías la angustia de los personajes.

Inmemsos estos personajes, pero sobre todo la pareja protagonísta él: Jean Yanne "El pacto de los lobos" ("Le pacte des loups") metido hasta ni Dios sabe en el papel de Popaul, ese carnicero y veterano de guerra, un hombre resentido contra su padre que odia su trabajo llevando una vida solitaria y sin relación íntima alguna, hasta que se enamora de ella: Stéphane Audran "Dias tranquilos en Clichy" ("Jours tranquilles á Clichy" metida al igual que Yanne en la piel de Helena, una profesora que tuvo un desengaño amoroso, que teme desde entonces al amor, viviendo sola, aunque eso si, relacionándose con sus alumnos y con los habitantes del lugar. Inmensos como digo, y en este digamos amor imposible también nos encontramos a Antonio Passalia "La ruta de Corinto" ("La route de Corinthe"), como Angelo y a Roger Rudel "El tigre" ("Le Tigre aime la chair fraiche") dando vida al Inspector Grumbach.

En fin, una joya cinematográfica con una sobria puesta en escena, y todo un impresionante análisis del crimen en serie. Una película que hay que ponerla como ejemplo, como un buen ejemplo.  Matrícula de Honor.

Stéphane Audran logró el Premio a la Mejor Actriz en el Festival de San Sebastián.

04/10/2010 19:02 Pablo #. sin tema Hay 2 comentarios.

HASTA SIEMPRE!!!

20101015134525-tony-curtis.jpg

Tony Curtis

El eterno seductor

El dia 29 de septiembre falleció en su casa de Las Vegas de un aparente paro cardiorrespiratorio, agravado por su avanzada edad (85 años) el actor Tony Curtis, cuyo verdadero nombre era Bernard Schwartz.

Hijo de un humilde sastre judio centroeuropeo emigrado a Estados Unidos, vivió una infancia dificil en el barrio neoyorquino del Bronx, hasta que hizo el servicio militar en la Marina.

Más tarde estudió arte dramático en el Dramatic Workshop, interviniendo en representaciones teatrales de aficcionados y en una de esas actuaciones es descubierto por un cazatalentos de los estudios Universal.

A finales de los años cuarenta debutó como actor de cine en papeles secundarios y tras nueve películas, protagonizó "Su alteza el ladrón" ("The Prince Who Was a Thief"-1951), de Rudolph Maté. En la década de los cincuenta intervino en  producciones de aventuras, "Son of Ali Babá" (1952), de Kurt Newmann, "Coraza negra" ("The Black Shield of Falworth"-1954)  "Aquellos duros años" ("The Rawhide Years"-1956), ambas de Rudolph Maté, y "Los vikingos" ("The Vikings"-1958), de Richard Fleischer, e historias dramáticas "El gran Houdini" ("Houdini"-1953), de George Marshall, "Trapecio" ("Trapeze"-1956), de Carol Reed, y "Fugitivos" (The Defiant Ones"-1958), de Stanley Kramer (donde logró su única nominación al Oscar).

Pero sobre todo demostró ser un gran actor de comedia en "Vacaciones sin novia" ("The Perfect Furlough"-1958) y "Operación Pacífico" ("Operation Petticoat"-1959), ambas de Blake Edwards, y "Con faldas y a lo loco" ("Some Like It Hot"-1959), de Billy Woilder. Durante los años sesenta destacó tanto por su trabajo en obras dramáticas "Espartaco" ("Spartacus"-1960), de Stanley Kubrick, "El sexto héroe" ("The Outsider"-1961), de Delbert Mann, "El estrangulador de Boston" ("The Boston Strangler"-1968), de Richard Fleischer, como en comedias "Adios Charlie" ("Goodbye Charlie"-1964), de Vicente Minnelli, "La carrera del siglo" ("The Great Race"-1965), de Blake Edwards, y "No hagan olas" ("Don’t Make Waves"-1967), de Alexander Mackendrick.

A partir de los años setenta y en adelante la carrera del actor cayó en picado, buscando como casi todas las viejas glorias refugio en la televisión. Sus últimas películas apreciables fueron quizá "Lepke"(1975), de Menahen Golan y "El último magnate" ("The Last Tycoon"-1976), de Elia Kazan, su último trabajo en el cine fue un pequeño papel en la película "David & Fátima" (2008), de Alain Zaloum, y en donde ya se le apreciaba los signos de su enfermedad.

Tony Curtis, tuvo una vida sentimental bastante agitada, se casó por primera vez en 1951 con la también actriz Janet Leigh divorciándose en 1962, un año después retornó al altar con la también actriz Christine Kaufmann, separándose en 1967, en 1968 lo hizo con Leslie Allen que duró hasta 1982, en 1984 volvió a las andadas esta vez con Andrea Savio, matrimonio que se disolvió en 1992 para contraer nuevas nupcias en 1993 con Lisa Deutsch que duró escasamente un año. Siendo su última mujer la exuberante cuidadora de caballos Jill Vanderberg con quien convivió felizmente desde 1998.

"Lo que más me gusta de esta vida son las mujeres".

"Tanto si son grandes estrellas como si son simples camareras, me gustan todas por igual".

"Siempre ha habido algo en las mujeres que me han llamado poderosamente la atención desde que era pequeño".

"Quizá fuera el hecho de que son más valientes que los hombres, y es algo que siempre apreciaré"... (Tony Curtis).

Bernard Schwartz (Tony Curtis) - Nueva York - 3 - junio - 1925 - Las Vegas - 29 - septiembre - 2010

¡DESCANSE EN PAZ!


14/10/2010 19:03 Pablo #. sin tema Hay 5 comentarios.

Con faldas y a lo loco (Some Like it Hot -1959)

20101028222901-con-faldas-y-a-lo-loco2.jpg

En recuerdo de: Tony Curtis

Hablé con mamá, estaba tan contenta que hasta lloró.

Quiere que lleves su vestido de novia, es de novia, es de encanje blanco.

Oswald, no puedo casarme con el vestido de tu mamá.

Seguro que ella y yo no tenemos el mismo tipo.

Podemos reformarlo.

¡No! No hace falta, Oswald, he de ser sincera contigo, tú y yo no podemos casarnos.

¿Por qué no?

Pues... primero porque no soy rubia natural.

No me importa.

Y... fumo. Fumo muchísimo.

Me es igual.

Tengo un horrible pasado, desde hace tres años estoy viviendo con un saxofonísta.

Te lo perdono.

Nunca podré tener hijos.

Los adoptaremos.

No me comprendes, Oswald... ¡Soy un hombre!

Bueno... NADIE ES PERFECTO.

Este diálogo podría ser el principio de una entretenida comedia sin más del cine norteamericano. Pero no, no es así, este diálogo pertenece al final de según el American Film Institute de "la mejor comedia de todos los tiempos".

Si amigos mios, posiblemente nos encontramos ante una de las  mejores comedias de la historia del cine y sobre todo, a toda una obra maestra en todos sus sentidos, una película que encanta, que divierte, que deleita...

El origen de "Con faldas y a lo loco" se encuentra en otro film anterior titulado "Ellas somos nosotros", basado en una idea original que Richard Thoren había escrito en la década de 1930. Esta obra ya presentaba la idea de los equívocos que podian generar dos hombres disfrazados de mujer.

Y la idea de volver a llevarla a la pantalla grande se debió a ese genio de origen austriaco, aunque de nacionalidad estadounidense con veintiseis películas en su haber, sesenta guiones en su cuenta particular y cinco Oscar en sus vitrinas llamado Billy Wilder, "El crepúsculo de los dioses" ("Sunset Boulevard") para el que no lo recuerde bien, y que contó con su habitual colaborador, ni más ni menos que con I.A.L.Diamond, un escritor nacido en Rumania ganador de un Oscar, y como digo habitual colega de Wilder desde 1957 hasta 1978, ambos pues se pusieron manos a la obra pero enriqueciendo el argumento haciendo una especie de parodia del cine de gángsters.

La acción nos mete en el cuerpo de Joe y Jerry dos músicos en paro que, por casualidad, han sido testigos de la matanza del dia de San Valentín. Huyendo del gángster Botines Colombo, se disfrazan de mujeres y se unen a una orquesta de señoritas que se va de gira hacia Florida, quedando completamente cautivados ante la cantante del grupo, la rubia Sugar Kane...

Una obra maestra, si señor, una película tremendamente divertida y chispeante de principio a fin, con situaciones geniales, gags inteligentes, ritmo vertiginoso y unos diálogos morrocotudos: "En Florida hay millonarios?". "Montones de ellos. En invierno, todos emigran hacia el sur".¡Como los pájaros". Y que decir de las escenas de matrícula de honor, atención a Lemmon y Brown bailando el célebre tango del maestro uruguayo Gerardo Matos Rodriguez, "La cumparsita", creo que hasta a San Pedro se le tuvo que partir el culo en el cielo de tanto reir.

Pero amigos mios, mucho de esto también se debe gracias a las sensacionales actuacionees de sus intérpretes con una inigualable Marilyn Monroe "La tentación vive arriba"("The Seven Year Itah"), la diosa suprema del sexo de los años cincuenta y aquí en estado de gracia demostrando que era mucho más que una cara bonita, y metida hasta dentro en el papel de Sugar Kane, una cantante vulnerable y juerguista que tiene de cabeza a los dos protagonístas masculinos, uno: Tony Curtis "La carrera del siglo" ("The Grat Race") metido primero en el traje de músico de Joe y después en las faldas de Josephine, y haciéndose pasar al mismo tiempo por un millonario pla-boy con la sana intención de conquistar el corazón de la rubia cantante.

Y el otro: Jack Lemmon "Salvad al tigre" ("Save the Tiger"), y que al igual que su compañero primero dando vida a Jerry y después a Daphne, y enamorándose locamente de "ella", nos encontramos a Joe E. Brown "El mundo está loco, loco, loco" ("It’s a Mad, Mad, Mad, Mad World") en el descacharrante papel de Osgood, ese viejo millonario enamorado y que con su "nadie es perfecto", ya lo dijo todo. Y atención a los amantes del cine de gángster, porque por aqui y dándose una vuelta y con metralleta en mano, se nos aparece ni más ni menos George Raft "El regreso del gángster" ("A Bullet for Joey").

Estupenda la fotografía en blanco y negro, creada por Charles Lang Jr. "Los siete magníficos" ("The Magnificent Seven") un excepcional director fotográfico nacido en Utah, y cuyos comienzos fueron en el cine mudo, logrando un Premio de por vida de la Sociedad Americana de Directores de Fotografía y que concluyó su carrera con cerca de ciento catorce películas.

Festiva, Sensacional y Bulliciosa la música del célebre y oscarizado compositor inglés Adolph Deutsch "Siete novias para siete hermanos" ("Seven Brides for Seven Brothers") y aqui haciendo las delicias a propios y extraños con sus sensacionales arreglos, destacando tanto "Play It Again, Charlie", cómo "Tell The Whole Darn Word", aparte de tres canciones maravillosas a cargo de Marilyn.

En definitiva, una película en la que nada le sobra, y nada le falta, porque aunque "nadie es perfecto", aqui todo lo es, y solamente dar las gracias a D. Billy Wilder, por haber hecho todo esto.  Matrícula de Honor.

"Con faldas y a lo loco", logró el Oscar destinado al Mejor vestuario en blanco y negro (Orry-Kelly) y estuvo nominada en los siguientes apartados: Director, Actor (Jack Lemmon), Guión adaptado, Fotografía en blanco y negro y Dirección artística.

Como curiosidad, en un primer momento, Wilder pensó en ofrecerles los principales papeles en la película a dos cómicos consagrados como Bob Hope y Danny Kaye. Después, pensó que podría ser mucho más sorprendente mostrar travestidos a dos galanes míticos de Hollywood como Tony Curtis y Frank Sinatra.

Pero finalmente, prefirió prescindir del popular cantante y darle una oportunidad a un jóven y brillante actor llamado Jack Lemmon. Así se inició una intensa y excelente colaboración entre el actor y el director, que se plasmaría después en otras seis estupendas películas. Respecto al personaje de la hermosa cantante Sugar Kane, Wilder quiso inicialmente proponérselo a Mitzy Gaynor, pero los ejecutivos del estudio United Artists le convencieron de que la película tendría mucho más gancho si la protagonizaba la cada dia más popular Marilyn Monroe. Al director no le hizo demasiada ilusión la idea, puesto que había trabajado antes con ella en "La tentación vive arriba" ("The Seven Year Itch") y sabía que era una actriz muy conflictiva... el resto...

Mi agradecimiento a Larousse "El Cine", sin cuya autorización, me hubiese sido imposible comentar esta curiosidad. Muchas Gracias Amigos.

28/10/2010 12:08 Pablo #. sin tema Hay 3 comentarios.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris