RelojesWebGratis!
Noviembre 2009 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2009.

El emperador del norte (The Emperor of the North Pole-1973)

20091106191348-emperor-of-the-north-pole-10101315.jpg

 

"La mala leche que puede tener un tio con un martillo en la mano..."

Impresonante película ambientada en plena depresión económica americana y llevada al cine gracias a una novela del dramaturgo británico Alex Kershaw "La batalla de las Ardenas" ("Battle of the Bulge") y cuyo título en castellano fue "Vida de Jack London. Un soñador americano". Y de cuyo guión se hizo cargo el norteamericano Cristopher Knopf, un escritor con un curriculum impresionante, pero en el mundo de la televisión, puesto que según he podido saber, esta fué su única película como guionísta, pero cuenta en su haber series tan famosas como por ejemplo "Cimarrón" ("Cimarrón Strip").

"El emperador del norte" está dirigida por un realizador que es todo un símbolo del cine mundial gracias a sus películas la mayoría de género violento y critico a la vez, me refiero a Robert Aldrich "El último atardecer" ("The Last Sunset"), y aquí contándonos una como digo impresionante y brutal historia a la vez, ambientada en el año 1933 durante los años de la Gran Depresión, y en donde la única esperanza para los miles de mendigos y desheredados era viajar de polizones en los trenes que cruzaban el pais en busca de trabajo...

Estupenda película, si señor, y en donde aparentemente sin argumento alguno, pero con un guión muy denso: ese tren que cruza todo el Estado, y que viene a ser como un símbolo del progreso, el resurgir de un pais sumido en una gran crisis económica, que intenta coger en marcha un vagabundo protagonísta, para no quedarse atrás con el ánimo de sobrevivir, diriamos que significa el pueblo, mientras que el jefe de ese tren ese hombre temido y temible viene a representar el poder.

Así todo ello narrado con un buen ritmo por Aldrich, y en donde apenas hace concesiones para la galería, sin baches de interés ni lagunas de fondo, y mucho menos de efectos especiales, pero eso si, usando esa violencia interna, que tanto le caracteriza, logrando incluso en algunas escenas una brutalidad y dureza escalofriante.

Perfecta la banda sonora, obra del virginiano Frank De Vol "El gran McLintock" ("McLintock"), un estupendo compositor que a la edad de 14 años era ya miembro del Sindicato de Músicos, y en esta impresionante odisea subrayando perfectamente su música y sobresaliendo sobre todo la balada "El hombre y el tren" ("A Man and Train") poniendo de testimonio el ambiente rural de los años 30 y describiéndonos con precisión a unos personajes muy humanos gracias a esas notas sonoras.

Asombrosa la fotografía en un color semi-oscuro y usando a la perfección el formato panorámico, llevada bajo las órdenes del director fotográfico nacido en Nueva York Joseph Biroc, un hombre que colaboró frecuentemente con el director y al cual le debemos las imágenes de ese maravilloso cuento de Navidad titulado "¡Qué bello es vivir!" ("It’s a Wonderluf Life"), y en este tren mostrándonos como es de suponer unas imágenes impagables, y ganando enteros sobre todo aquellas en donde los dos protagonístas se enfrentan entre si.

Enorme el mano a mano entre esos dos colosos del séptimo arte. Uno Lee Marvin "Los profesionales" ("The Prfessionals") subido clandestinamente en ese maldito tren y dando vida precisamente a ese nº1, un vagabundo que viaja adonde quiere y cuando quiere, y al que no hay tren en todo el Estado que se le resista. El otro, Ernest Borgnine "La aventura del Poseidón" ("The Poseidon Adventure") encarnando al sádico Shack el jefe del convoy ese temido nº19 y obsesionado hasta el infinito de que nadie se cuele en su tren, inmensos los dos, llevando a sus espaldas todo el peso de esta sensacional película de más de dos horas de duración. Y muy bien también el tercero en discordia, pero neutralizado por estos dos soberbios actores, hablo de Keith Carradine "Heredarás la tierra" ("A Thousand Acres") como Cagaret, un aprendiz de granuja, inteligente y audaz que acompaña al "Kaiser" a lo largo de todo ese terrible viaje.

Resumiendo, no nos encontramos ante una obra maestra, aunque muy poco le falta, pero si es una película de gran clase, una película que por derecho propio se ha convertido en una pequeña joya del cine de culto y quizá una de las mejores rodadas sobre la depresión americana. Una película de visión obligatoria para los amantes del cine, del buen cine.  Sobresaliente.

"Los escombros de ahora ya no son tan cómodos como los de antes. La basura de este pais es una porquería..."

06/11/2009 18:13 Pablo #. sin tema Hay 4 comentarios.

El caso de Thomas Crown (The Thomas Crown Affair-1968)

20091116224846-el-caso-de-thomas-crown-.jpg

"Me estás volviendo loca tio, me estás liando..."

Estupenda película de género de intriga dirigida por el siempre elegante realizador y productor nacido en Toronto (Canadá), Norman Jewison "Jesucristo Superstar" ("Jesus Christ Superstar"). La película vió la luz gracias a un sólido y espectacular guión del bostoniano Alan Trustman, un escritor con escasas películas en su historial, pero eso si, todas o casi todas cubiertas de una gran dósis de acción y dinamísmo, como es el caso de posiblemente una de las mejores películas de acción que ha dado el séptimo arte, me refiero a la sin igual "Bullitt".

Aquí en esta historia Jewison nos traslada a Boston para meternos en los elegantes trajes del magnate Thomas Crown, que el "tio" planea un espectacular robo en un banco supuestamente impenetrable. La historia pués, no se concentra en el robo en si, sino también en el excepcional cerebro que lo organiza...

Una estupenda película, de verdad, y en donde el cineasta canadiense pone toda la carne en el asador, para meternos entre pecho y espalda una historia cargada de andrenalina por doquier, y al mismo tiempo una perfecta imágen de ese increible y audaz robo. Cuenta pués como digo, con escenas sumamente memorables y contadas con un gran pulso narrativo, algunas sobre todo formando ya parte de la historia del cine de acción "somos una gran pareja", esta frase lo dice todo, ya que los momentos que el dúo protagonísta comparten pantalla los diálogos son un disfrute para todos los espectadores, diálogos chispeantes a la vez que ácidos y llenos de frescura.

Muy bonita la fotografía a todo color, realizada por un hombre considerado uno de los diez cineastas más influyentes en una encuesta de los miembros de la Asociación Internacional de Cinematografía, ni más ni menos que Haskell Wexler que en 1966 y con "¿Quién teme a Virginia Woolf" ("Who’s Afraid of Virginia Woolf?", llegó a tocar la cima del olimpo cinematográfico, y como es de esperar mostrádonos aquí, unas magníficas imágenes tanto de interiores como de exteriores y recreándose sobre todo en las escenas del espectacular y audaz robo llevadas como digo, con un excelente manejo de cámara.

Maravillosa, si señor, la banda sonora llevada a cargo por el super-oscarizado compositor nacido en Paris, Michel Legrand "Verano del 42" ("Summer of 42") un hombre que empezó con el jazz, que continuó en asociación con el director francés Jacques Demy, revelándole como un gran melodista, para luego dar el gran salto a Estados Unidos, y en donde con esta película se salió por todas partes, logrando su tercer Oscar.

Y atención a la pareja protagonísta, una pareja destilando química por todos sus poros él, el inolvidable y llorado a la vez que inigualable Steve McQueen "La gran evasión" ("The Great Escape"), como ese millonario que planea un espectacular robo, pero no por motivos económicos sino más bien por una digamos necesidad psicológica, por puro placer en una palabra, ella la exquisita y admirable a la vez que sin par Faye Dunaway "Campeón" ("The Champ"), metida en la piel de Vicky Anderson, esa empleda de seguros a la que la agencia que debe de indemnizar al banco robado la manda para investigar por su cuenta dicho atraco, pero entre los dos se interpone un romántico e intelectual idilio de amor, atención a la escena de la partida de ajedrez. Sublimes los dos pero con mayúsculas.

Seis años más tarde los dos llegarían a encotrarse en la super-producción de género de catástrofes "El coloso en llamas" ("The Towering Inferno"), pero en papeles muy diferentes. Y muy bien secundados tanto por el "veterano" Jack Weston "Sola en la oscuridad" ("Wait Until Dark"), como por el "todo-terreno" Paul Burke "El valle de las muñecas" ("Valley of the Dolls") por citar a dos de los muchos y buenos que trabajan en esta sensacional película.

En definitiva, , una más que entretenida película, para gozar y disfrutar, con dos inmesos actores, un ambiente perfecto, y una banda sonora inolvidable, en una palabra. Una película muy recomendable. Sobresaliente.

Michel Legrand, logró el Oscar a la mejor canción con el tema "Los molinos de tu espíritu" ("The Windmills of Your Mind"), donde se podía escuchar en una escena muy efectista entre McQueen y Dunaway y una cometa por medio.

En 1999 John McTiernan realizó un entretenido aunque innecesario remake titulado "El secreto de Thomas Crown", con Pierce Brosnan y Rene Russo, como pareja protagonísta. Aquel que haya visionado los dos títulos, que compre y compare.

 

 

 

 

16/11/2009 20:14 Pablo #. sin tema Hay 5 comentarios.

El milagro de Ana Sullivan (The Miracle Worker-1962)

20091126121915-042508-1136-elmilagrode55.jpg

"Estás loca por saber, si soy capaz de enseñarte una palabra, pondré el mundo a tus pies...

Espléndida película de género biográfico y basada en un guión que en 1957 escribió el dramaturgo neoyorkino William Gibson "Johnny Mnemonic" para la televisión, y dos años más tarde Gibson lo convirtió en una obra de teatro y, ya en 1962 fue llevada al cine por un director con una tan apasionada como desigual carrera cinematográfica, pero que aquí logró su mejor película, me refiero al realizador nacido en Philadephia Arthur Penn "Pequeño gran hombre" ("Litle Big Man").

La historia arranca en 1881 en una mansión situada en el pueblo de Tuscumbia (Alabama), a los dieciocho meses de la vida de Hellen Keller, la primera hija de un matrimonio formado por el capitán Keller y su esposa Kate, y en donde la niña a esa edad sufre una congestión cerebral y queda ciega y sordomuda. Durante siete años, sus padres desesperados acuden a médicos, curanderos y visionarios, pero no obtienen ningún resultado positivo. Hasta que un dia alguién les recomienda que contraten a la joven profesora Annie Sullivan, que domina el lenguaje de los sordomudos, y a partir de aquí... comienza el verdadero sufrimiento de estos dos personajes, para después convertirse en ese milagro en "El milagro de Ana Sullivan".

Soberbia película, si señor, soberbia y desgarradora y en donde aqui el genial Penn nos mete de lleno en uno de los mejores dramas de la historia del cine de superación, una historia de supervivencia que yo pienso se remonta al inicio de nuestra conciencia como seres humanos que, todavía somos, y es que de verdad el cineasta norteamericano nos brinda toda una lección tanto de sensibilidad como de talento, porque, y vuelvo a repetirlo son de esas pocas películas verdaderamente conmovedoras, lástima, si mucha lástima me dá, que películas como esta se dejaran de hacer de esto ya hace muchos años.

Cuenta pués, que lo voy a decir, con escenas realmente desgarradoras, viendo a esa maestra gritar, golpear, acariciar, llorar y sobre todo llegar a la desesperación, pero sin rendirse, que escenas, vive dios, y con un final maravilloso... milagroso.

Pero si Arthur Penn logró aqui la película de su vida, mucho tuvo que agradecer al respaldo de dos soberbias interpretaciones, una la de Anne Bancroft "El graduado" ("The Graduate"), metida hasta las mismísimas entrañas de Anne Sullivan, esa profesora que domina el lenguaje de los sordomudos, que ha permanecido la mayor parte de su vida en un asilo y, tras nueve operaciones comienza a recobrar la vista, y obsesionada por los recuerdos de un hermano pequeño muerto de tuberculósis en el asilo donde vivian. La otra Patty Duke "El valle de las muñecas" ("Valley of the Dolls"), como Hellen Keller esa niña que vive encerrada en un terrible mundo de silencio y oscuridad desde su más tierna infancia, porque a sus siete años, nunca ha podido ver el cielo, oir la voz de sus padres o expresar sus sentimientos. Grandiosas las dos, merecedoras de Oscar, como tuvo que ser.

Y junto a ellas, aunque bastante lejos, pero eso si, demostrándo su buen hacer en este drama cargado de intensidad, nos encontramos a Victor Jory "Papillon" y, a Inga Sweson "Tempestad sobre Washington" ("Advise and Consent") como Arthur y Kate Keller, los padres de Hellen, ese matrimonio que siempre ha mantenido a la niña a su antojo, ante su incapacidad para poder educarla. Fenomenales también, aunque como digo bastante eclipsados por la pareja protagonísta.

Excepcional fotografía en un grandioso blanco y negro, obra del veterano aunque creo que muy poco conocido director fotográfico Ernesto Caparrós, un hombre nacido en La Habana, y que a pesar de haber estado la friolera de treinta años metido en el mundo del cine, cuenta con muy poco trabajo en su historial y con títulos también muy pocos comerciales o conocidos, quizá sea este su trabajo más famoso, junto con "Qué tiene de malo sentirse bien?" ("What’s So Bed About Feeling?"), una entretenida comedia protagonizada por George Peppard.

Y excepcional como no, la banda sonora dirigida por la orquesta del arreglísta de cine, teatro y televisión Laurence Rosenthal, un consumado como digo compositor, nacido en Detroit con doce premios Emmy en sus vitrinas y al cual debemos el haber también haberse atrevido a poner música a esa obra maestra titulada "Becket", y aquí aportando todo su talento para lograr una atmmósfera perfecta, haciendo con sus notas aún más desgarradora esta imprescindible película.

En fín, una película llena de sentimientos y humanidad, que huye de sentimentalismos baratos, porque todo amigos mios es sublime. Una película recomendable cien por cien para todos los amantes del cine, de ese cine clásico que como un servidor adora y añora.

Matrícula de Honor.

"El milagro de Ana Sullivan", logró dos Oscar en 1962. Uno a Anne Bancroft como Mejor actriz, y el otro para Patty Duke a la Mejor actriz secundaria.

Y además obtuvo las siguientes nominaciones: Director, Guión adaptado (William Gibson) y Diseño de vestuario en blanco y negro (Ruth Morley).

Como dato histórico y curiosidad, en Getafe (Madrid) hay una calle dedicada a Hellen Keller, y una escuela para ciegos que lleva su nombre en Santiago de Chile. En Corrientes (Argentina), existe una escuela para sordos fundada con su nombre. En Córdoba también Argentina hay un colegio para ciegos que lleva su nombre.

Hellen Keller nació en Tuscumbia (Alabama) el 27 de junio de 1880, y falleció el 1 de junio de 1968 en Araan Ridge. Sus cenizas fueron llevadas en una urna a un lugar cerca de donde descansaban los restos de Anne Sullivan.

25/11/2009 20:27 Pablo #. sin tema Hay 11 comentarios.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris