RelojesWebGratis!
Mayo 2009 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2009.

Demetrius y los gladiadores (Demetrius and the Gladiators - 1954)

20090513210027-11050301-gal.jpg

"Entonces cristianos, morireis"

"Id los dos a vuestro reino".

Así, con estas palabras de el emperador Calígula, terminaba "La túnica sagrada" ("The Robe").

Y con estas mismas, comenzaba "Demetrius y los gladiadores".

Una excelente secuela de género biblico, aunque muy lejos de su antecesora, quizá no solamente por su temática, mucho más atrayente que esta, sino además porque tenía la vitola de haber sido la primera película de la historia filmada con el sistema del Cinemascope.

"Demetrius y los gladiadores", fue escrita por el mismo guionísta que su antecesora, es decir por el neoyorkino Philip Dunne, un hombre donde practicamente toda su carrera la desarolló en los estudios de la 20th Century Fox, aunque no con muchas peliculas en su haber, pero si, con algunas obras maestras como por ejemplo: "Que verde era mi valle" ("How Green Was My Valley"). Y dirigida por Delmer Daves, un excelente artesano californiano y capaz de atreverse con todo, pero donde más cómodo se encontraba era en el género del western, como lo demostró en la solvente "El árbol del ahorcado" ("The Hanging Tree").

Así pues, Daves nos lleva a la Roma de Calígula para seguir contándonos las andanzas de la famosa y milagrosa túnica de Cristo, que tras la ejecución de Marcelo y Diana, el apóstol Pedro se la confia a Demetrius. Este es reclutado como gladiador, y cuando piensa que su amada ha fallecido reniega de su fe, y se convierte en Tribuno, a la vez que en protegido y amante de la famosa Mesalina...

Como digo, una excelente historia, que si bien no obtuvo la misma aceptación que la primera, si cosechó unos nada despreciables resultados económicos.

La película, está rodada con todo lujo de medios, presentando eso si, un menor fondo religioso que su antecesora, destacándose más hacia el denominado cine de aventuras. Contando con escenas verdaderamente espectaculares, sobre todo las de la lucha entre los gladiadores en el circo romano. Y que años más tarde las tuvieron muy en cuenta tanto Stanley Kubrick para "Espartaco" ("Spartacus"), como Ridley Scott en su oscarizada "Gladiator".

Lujosa y brillante fotografía llevada a cargo por el maestro Milton Krasner (tambien usó el sistema Cinemascope), un neoyorkino con más de ciento sesenta películas en su historial, pero donde verdaderamente dió su "dó de pecho" fue con "Creemos en el amor" ("Three Coins in the Fountain"), otra emblemática película, puesto que también fue la primera en filmarse en Cinemascope fuera de Estados Unidos, y aquí como digo haciendonos de participar en una fenomenales secuencias de luchas y llevadas al mismo tiempo con un realísmo asombroso.

Como asombrosa es su banda sonora, aquí si que no hay más remedio que descubrirse, llevada bajo la célebre batuta de no menos célebre y mítico compositor nacido en Alemania, pero nacionalizado norteamericano, ganador de dos Oscar, y con doce nominaciones en su haber, su nombre: Franz Waxman "Un lugar en el sol" ("A Place In the Sun"), y en donde tiene su máximo apogeo con los sobrecogedores coros cantando el "Gloria", en su secuencia inicial en honor de Marcelo y Diana, vibrante e intensa, si señor.

Atractivo y a la vez muy interesante el elenco de actores, todos auténticas primeras estrellas del cine mundial, encabezadas por Victor Mature, un actor a decir verdad un poco desigual, pero que a pesar de todo gozó de una gran popularidad en la década de los cincuenta, y precisamente en películas de este género, pero llegó incluso a interpretar al legendario Doc Holliday en la obra maestra de John Ford "Pasión de los fuertes" ("My Darling Clementine"), y aquí al igual que en "La túnica sagrada", dando vida a Demetrius, ese antiguo esclavo griego que reniega el cristianísmo, pensando que la joven a quien ama ha fallecido, por la tremenda impresión que le produjo al querer ser violada por varios gladiadores, y buscando al mismo tiempo y desesperadamente esa túnica para ofrecersela al mismisimo emperador.

Y haciéndo con él, el amor al mismo tiempo que la guerra, la siempre extraordinaria e inigualable Susan Hayward "¡Quiero vivir! ("I Want to Live!") como Mesalina, esa dibólica y sensual mujer que cambia por completo la vida de Demetrius, y que su ambición de poder sin reparar en nada ni en nadie, la lleva hasta ser la mismísima emperatriz de Roma.

Y con ellos, nos encontramos al siempre eficaz Michael Rennie "Las lluvias de Ranchipur" ("The Rains of Ranchipur"), también repitiendo personaje como en la antecesora, es decir encarnando al apóstol Pedro, y a otras dos auténticas bellezas, una a la aquí jovencísima Debra Paget "Los diez mandamientos" ("The Ten Commandments"), como Lucia la joven amada del gladiador Demetrius, y a la maravillosa y magnífica Anne Bancroft, si amigos mios aquella señora Robinson que nos hizo saltar de la butaca cuando nos mostró sus espléndidas piernas en "El graduado" ("The Graduate"). Y atención a Jay Robinson "El favorito de la reina" ("The Virgin Queen"), metido en el diabólico y loco cuerpo de Calígula, que uno al verle aparecer no sabe si reir o llorar, sorprendente la interpretación de este apenas conocido actor, de verdad.

En definitiva, una excelente continuación, no llegó a tener el éxito como la primera, pero no por ello deja de ser una interesante historia, una historia llena de acción, amor y color, que consigue entretener haciendo a todos y a todas de pasar un buen rato, disfrutando de un cine que por desgracia ya no se hace ni por asomo.  Notable.

A modo de curiosidad, la película contó con un presupuesto de cuatro millones de dólares. Y se estrenó en Estados Unidos el mismo año de su producción es decir en 1954, todo un verdadero record.

 

13/05/2009 18:15 Pablo #. sin tema Hay 6 comentarios.

Desafio en la ciudad muerta (The Law and Jake Wade- 1958)

20090522205421-ciudad-muerta.jpg

Un fuera de la ley que, gracias al amor de una mujer logró cambiar el rumbo de su vida...

Entretenida aunque algo tambien rudimentaria película de género de western, sacada de una novela de Marvin H. Albert, un afamado novelísta nacido en Filadelfia y especializado en novelas tanto de crímenes como de aventuras, y muchas de ellas llevadas al cine, como por ejemplo: "Noche de titanes" ("Rough Night in Jericho") y argumentada con un sólido  aunque como digo algo rudimentario guión del norteamericano aunque nacido en México, Williams Bowers un escritor especializado en  guiones de género cómico, y uno de los favoritos del mítico actor Bob Hope "Alias Jesse Jamess", aunque aquí dió un giro total a su carrera.

La historia nos la cuenta todo un experto en la materia del western, como es el famoso director que abrió sus ojos por primera vez en Illinios, estoy hablando de John Sturges, un hombre que si no hubiese nacido nos habriamos quedado con las ganas de haber podido saborear "La gran evasión" ("The Great Escape"), por citar una de las muchas maravillas que obran en su curriculum particular.

La acción pues, nos traslada al viejo y salvaje oeste y en donde nos metemos en las vidas de varios personajes, pero sobre todo en la de un sheriff llamado Jack Waden que años atrás perteneció a una banda de asesinos, pero ahora se ve en la "obligación" de ayudar a escapar de la prisión a un antiguo compinche llamado Clint Hollister, pero este en lugar de agradecerselo, le jura odio eterno por haber huido con el botín en el último golpe que ambos hicieron, y no duda en enfrentarse con él, para recuperar el dinero, aún sabiendo que esto sea quizá lo último que hagan en su vida...

Como digo entretenido western, aunque por supuesto no está entre los mejores de Sturges, pero para mí posee un buen argumento gracias a la tensión emocional que demuestran la mayoría de sus personajes, aunque también hay que reconocer que hay momentos algo desquilibrados, cosa que por lo cual hace que la historia baje unos enteros, pero de todas formas el director de Illinios y gracias a su pericia narrativa, y ese toque intachable que suele dar a la mayoría de sus películas, logra sacarla adelante.

Cuenta con escenas bastante atrayentes, y como no llenas de acción, como por ejemplo, la del ataque de los indios, y por supuesto ese duelo final entre los dos "viejos amigos", y en donde deberán de zanjar su pasado en esa ciudad muerta.

Bonita fotografía en color, aunque hay que reconocer que las escenas diurnas superan en efectividad a las nocturnas, ya que para mi, en estas últimas se ven con gran descaro los decorados de esta historia, pero las que están rodadas en parajes naturales son verdaderamente asombrosas, y logradas gracias a la cámara de Robert Surtees, un célebre maestro fotográfico nacido en el estado de Kentucky  ganador de tres Oscar, y mundialmente famoso por haber sido uno de los participantes de la oscarizada e impresionante "Ben-Hur", y aquí como digo, que a pesar de que los decorados cantan un poco no es así, con las maravillosas escenas de los paisajes, sobresaliendo sobre todo aquellas que están rodadas en las célebres montañas Rocosas, portentosas imágenes, si señor.

Muy cuidada también la banda sonora de Fred Steiner, un célebre director de orquesta que tuvo sus comienzos en la radio, pero donde logró sus mayores éxitos fue en la televisión en la década de los sesenta, con series tan famosas como por ejemplo "El virginiano" ("The Virginian") y "Hawaii 5-0" ("Hawaii Five-0"), y en esta ciudad desértica dando un emotivo estilo con tonos melancólicos, haciendo así dar mayor impacto a las escenas de acción.

Dos colosos del séptimo arte frente a frente, el bueno Robert Taylor "Los caballeros del rey Arturo" ("Knights of the Round Table") enfundándose la estrella de sheriff, y dando vida a ese tal Jack Wade, pero que anteriormente habia sido un destacado miembro de una célebre banda de forajidos y en donde tuvo la osadía de desaparecer sin dejar rastro, llevándose todo el dinero que obtuvieron en el último atraco.

El malo, el de "casi" siempre por aquel entonces, Richard Widmark "Dos cabalgan juntos" ("Two Rode Together") en un papel hecho a su medida, y en donde se encontraba como pez en el agua, el de Clint Hollister ese bandido al que Wade salva de morir en la horca, pero que nunca lo perdonará por haberse convertido en un desertor y querer recuperar al mismo tiempo todo el dinero que tiene escondido, un papel de verdad que va de menos a más.

Y con este duo de pesos pesados, una mujer (como tiene que ser) y aquí nos encontramos con Patricia Owens "Sayonara", como Peggy esa joven enamorada de Waden que va a contraer matrimonio con él, y así poder empezar una nueva vida y olvidar su oscuro pasado, pero nada más lejos que la realidad. Y atención a un secundario de auténtico lujazo, y creo que el único superviviente del célebre "Rat Pack", el clan Sinatra, me refiero al inmortal Henry Silva "El vengador sin piedad" (The Bravados").

Resumiendo, un western bastante entretenido no es de los mejores de Sturges, hay que reconocerlo, pero que de verdad merece la pena de verse de allá para cuando, porque también hay que reconocer que no todos los dias podemos ver a Taylor y a Widmark dándose una buena paliza en una "ciudad muerta". Notable.

Como curiosidad, cuando le entregaron el guión a Sturges y al leerlo en el primer actor que pensó fue en Richard Widmark, puesto que quedó sumamente satisfecho cuando dos años atrás lo tuvo bajo sus órdenes en "El sexto fugitivo" ("Backlash").

22/05/2009 19:22 Pablo #. sin tema Hay 10 comentarios.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris