RelojesWebGratis!
Junio 2009 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2009.

HASTA SIEMPRE!!!

20090609232554-davidcarradine.jpg

  DAVID CARRADINE

"Pequeño saltamontes"

El pasado dia 3 en un hotel de Bangkok fallecía  mientras rodaba su último proyecto, y en circunstancias un poco extrañas el actor norteamericano David Carradine, quizá el maestro más famoso de kung-fu de la historia del cine.

Artista, musico, escultor, escritor, compositor y sobretodo maestro de kung-fu, David era hijo del legendario actor fordiano John Carradine y presidiendo una familia de actores entre los que se encuentran sus hermanos Keith, Robert y Michael, su hija Kansas y sus sobrinas Ever Carradine y Martha Plimpton.

Nació en Hollywood y se educó en la Universidad Estatal de San Francisco, donde estudió teoria musical y composición.

Cuando componía música para la representación anual del Departamento de Teatro descubrió su pasión por los escenarios, por lo que se unió a una compañia que representaba a Shakespeare, asi que aprendió la profesión a la fuerza de paracticar. Tras dos años en el ejército encontró trabajo en Nueva York como artista comercial y más tarde adquirió fama en Broadway en "The Deporty" y en "The Royal Hunt of The Sun", interpretando a un principe azteca junto a Christopher Plummer, quien encarnaba al conquistador español.

Con esa experiencia regresó a Hollywood y aterrizó en la efímera serie de televisión "Shane" antes de lanzarse al estrellato junto a Barbara Henshey con la primera película para Hollywood de Martin Scorsese "El tren de Bertha" ("Boxcar Bertha"-1972). A ello siguió la serie de televisión de culto "Kung-fu", que catapultó a Carradine al estrellato durante los siguientes tres años, hasta que dejó la serie para dedicarse a su carrera cinematográfica. Carradine recibió el Premio del National Board of Film Review como Mejor Actor, y fue nominado al Globo de Oro por su representación de Woody Guthrie en la película de Hal Ashby "Esta es mi tierra" ("Bound for Glory"-1976).

Asi mismo, se ganó el aplauso de la crítica por sun trabajo como Cole Younger en el fim de Walter Hill "Foragidos de leyenda" ("The Long Riders"-1980), considerado por muchos su mejor interpretación. "Kung-fu" recibió también siete nominaciones a los Emmy en su primera temporada, incluyendo uno para Carradine en la categoria de Mejor Actor.

Además ganó el Premio del Público en la "Quincena del Realizador" del Festival de Cine de Cannes por su trabajo en "Americana" y fue nominado por segunda vez a los Globos de Oro por su papel secundario en "Norte y Sur" ("North and South"). Carradine prosiguió también con su devoción por la música, habiendo grabado alrededor de sesenta temas en diversos géneros musicales, y ha cantado en varias películas. Actualmente vivía en Los Angeles con su novia Anne, sus cuatro hijos, y sus tres perros.

Y el dia 3 de junio fue hallado muerto en una habitación del hotel Park Nai Lert en Bangkok. Aunque los medios locales inicialmente informaron que el actor se había suicidado ahorcándose en el servicio de la habitación del hotel, más tarde su agente afirmó que la muerte de Carradine se habría producido por causas naturales.

Informaciones posteriores indican que la muerte no fue por causas naturales ni tampoco suicidio, sino una muerte accidental por asfixia autoinfligida o con el fin de aumentar su estimulación sexual durante una masturbación (asfixia autoerótica).

"Era un loco genial"

(Quentin Tarantino)

"Estaba lleno de vida. Siempre quería trabajar"

(Chuck Binder)

David Carradine - Hollywood (California) - 8 - diciembre - 1936 - Bangkok (Thailandia) - 3 - junio - 2009)

¡DESCANSE EN PAZ!

           

                                                                 

 

 

09/06/2009 21:24 Pablo #. sin tema Hay 9 comentarios.

Malas calles (Mean Streets- 1973)

20090617223727-mean-streets-pic-1.jpg

En recuerdo de: David Carradine

Los pecados no se redimen en la iglesia.

Se redimen en las calles...

Extraordinaria y maravillosa película de género dramático, y en donde Martin Scorsese "Infiltrados" ("The Departed") nos elabora con su llamativo talento, para mí, una verdadera obra maestra. "Malas calles" está basada en un guión del propio Scorsese y Mardik Martin un novelísta nacido en Irán (aunque nacionalizado norteamericano), que empezó como guionísta de corto-metrajes pero donde dió su auténtico "dó de pecho" fue con "Toro salvaje" ("Raging Bull") también como no del director neoyorkino.

La acción pues, nos traslada a Nueva York y concretamente al barrio Little Italy, para meternos en los cuerpos y en las almas de unos espabilados en el nivel internacional del crimen organizado, y concretamente en la vida de un tal Charley, un joven que vive en un mundo de vicio y que intenta ser tan religioso como puede, para redimir sus pecados. Pero no es tan fácil, ya que está completamente atrapado en la mafia, y en donde le será casi imposible (por no decir imposible del todo) de escapar de ese callejón sin salida...

Obra maestra para mi, si señor y en donde Scorsese elabora una magnífica historia llena de gran belleza, y creando al mismo tiempo una atmósfera que nunca será igualada a pesar de la carencia de medios con las que contó a la hora de rodar la película.

Cuenta con escenas verdaderamente antológicas y llevadas con un ritmo trepidante, como por ejemplo: la discusión en la sala apartada del bar o la pelea en el billar, y que decir de los diálogos, unos diálogos que ya son un emblema del cine de culto: "Es tu primo y lo debes pensar así, los locos necesitan ayuda y si no lo ayudo yo, quien si no?".

Admirable la fotografía en color, y haciéndose cargo de ella, otro profesional nacido en Nueva York y como no, amigo incondicional de Scorsese, y que tras el éxito de esta película lo volvió a contratar para la muy entretenida road-movie "Alicia ya no vive aquí" ("Alice Doesn’t Live Here Anymore"), que supuso el debut de la actriz Diane Ladd. Y en estas malas calles dando una auténtica demostración de talento deleitándonos con una imágenes asombrosas, sobre todo las rodadas en Nueva York y la de Los Angeles, la festividad religiosa de San Genaro, son escenas rodadas en escenarios naturales el mismo dia de su celebración.

Magnífica la banda sonora adaptada, para no desentonar con la fotografía, y en donde nos encontramos con auténticos mitos de la musica, ni más ni menos que a los fabulosos Eric Clapton, Bert Holland, Mick Jager, Keith Richard... y atención a los más nostálgicos del pop, puesto que al comienzo de la película "The Supremes" nos deleita el sentido del oido con su super-famosa canción "Be My Baby", inmejorable pero con mayúsculas.

Espléndidas las interpretaciones, destacando la pareja protagonísta, uno Harvey Keitel "Abierto hasta el amanecer" ("From Dusk Till Dawn"), como Charlie Cappa, ese gangster de poca monta sin futuro alguno, que cree que uno paga por sus pecados en la calle, no en la iglesia, pero que siempre acude a ella para expiar sus crimenes, el otro Robert De Niro "La misión" ("The Mission") dando vida a Johnny Boy, primo y al mismo tiempo el mejor amigo de Charlie, un tipo irresponsable, auto-destructivo, y para colmo de males endeudado con todo el mundo.

Y en medio de estos dos monstruos sagrados del séptimo arte, Amy Robinson (que por aquel entonces era la esposa de Scorsese), creo que esta fué la única película de esta actriz, ya que luego su carrera dió un giro total para dedicarse a la producción, su último trabajo ha sido hasta ahora "Julie & Julia" de Nora Ephron, y aquí metida en el cuerpo de Teresa, prima de ambos y por quien Charlie siente algo especial, pero ella no siente el más mínimo afecto por Johnny, y este pues no se atreve a intimar con ella, es otra de las muchas cruces que Charlie deberá de llevar a cuestas. Y por estas calles de Dios tambien nos encontramos al fenomenal David Carradine (como me iba a olvidar de él), y que a pesar que en la anterior película del director "El tren de Bertha" ("Boxcar Bertha") era el protagonísta principal, aquí aparece en un breve papel, pero eso si, bastante divertido el de Drunk, un borrachín que es victima de un asesinato.

En definitiva, una película que para mi, es más que una película sobre mafiosos, puesto que el director plasma muchas de sus vivencias personales. Una película de los años 70 y viéndola al cabo de casi cuarenta años sigue siendo tan extraordinaria o más, porque esto amigos mios, se mire por donde se mire es cine en estado puro.   Matrícula de Honor.

Como curiosidad esta película marcó también el encuentro entre Scorsese y De Niro, que iniciaron así una estrecha amistad que se ha traducido profesionalmente (hasta ahora), en nueve películas:

"Malas calles" ("Mean Streets"- 1973)

"Taxi driver" (1976)

"New York,New York" (1977)

"Toro salvaje" ("Raging Bull" - 1980)

"El rey de la comedia" ("The King of Comedy" - 1982)

"Uno de los nuestros" ("Goodfelles" - 1990)

"El cabo del miedo" ("Cape Fear" - 1991)

"Casino" (1999)

"I Heard You Paint Houses" (2010) (esta película está pendiente en la actualidad del título en español).

 

17/06/2009 19:52 Pablo #. sin tema Hay 7 comentarios.

De amor también se muere (Humoresque - 1946)

20090626193239-humoresque.jpg

Y yo no se lo que haría

si algún dia no me quisieses

porque si por amor se nace

cariño, por amor, por amor

también se muere...

Poderoso melodrama de género romántico, y nueva versión del mismo título realizada en 1920 por Frank Borzage "Los piratas del Caribe" ("The Spanish Main"). Esta nueva revisión está sacada de un guión de Clifford Odets, un escritor nacido en Philadelphia,  que todo su trabajo practicamente lo hizo para la televisión, pero al que le debemos la obra maestra de Hitchcock "Encadenados" (Notorius"), y juntamente con el neoyorkino Zachary Gold, quizá muy poco conocido, puesto que según creo solamente colaboró en cuatro películas, siendo esta la más conocida.

"De amor también se muere", está dirigida por todo un artesano en el género como es Jean Negulesco "Creemos en el amor" ("Three Coins in the Fountain"), un maestro del melodrama nacido en Rumanía, pero nacionalizado norteamericano, y con más de cien películas en su libro de visitas, dándose la casualidad que la última la rodó integramente en España con el título de "En busca del amor" ("The Plasure Seekers"), y en donde nuestro gran Manolo Morán hace un cameo de su mítica "Manolo guardia urbano" (1956).

La acción nos traslada a Nueva York, allá por los años 30 y en donde Negulesco con una gran fuerza narrativa y por medio de un flash-backs, nos mete en la vida de Paul Buray recordando como empezó a tocar gracias a su aficción por la música y el apoyo de su madre, pero en contra de la opinión de su padre, y años más tarde llega a triunfar gracias a la ayuda de una mujer, y que al final se enamora de él, pero esto es solamente el comienzo de ese trágico final...

Poderoso melodrama, como digo al principio, si señor, y además delirantemente romántico, puesto que la historia está llena de grandes sentimientos, haciéndonos de sumergirnos en una vorágine realmente sublime, logrando de verdad una historia completamente redonda (sobre todo para el público femenino).

Contiene escenas verdaderamente realístas a la vez que desgarradoras, pero eso si, aderezadas con otras sencillamente románticas, y en donde como es de esperar las lágrimas hacen acto de su presencia (como digo, esta película podriamos catalogarla como "cine para mujeres".

Sensacional fotografía en un glorioso blanco y negro a cargo del californiano Ernest Haller, un pionero de la cámara que trabajó en cerca de 180 películas, y en donde muchas de las cuuales fue protagonizadas por Bette Davis como por ejemplo: "Jezabel" ("Jezebel") y aquí, y como ya es habitual en él, ofreciéndonos unas maravillosas tomas, sobresaliendo el inolvidable climax en una de las secuencias que tienen los protagonístas en la playa.

Soberbia la banda  sonora, todo un puntal en esta película, y llevada bajo la batuta mágica del maestro de maestros de origen alemán, pero estadounidense de nacionalidad y llamado ni más ni menos que Franz Waxman, un hombre que logró dos Oscar consecutivos, el primero en 1950 por "El crepúsculo de los dioses" ("Sunset Boulevard"), y el segundo en 1951 por "Un lugar en el sol" ("A Place in the Sun"), para que veais de quien se trata, y en esta excepcional historia haciéndo de prolongar más el metraje gracias a unos extraordinarios fragmentos, tanto de Tchaikovsky, como de Dvorak (deleitándonos con su "Humoresque" de ahí su título original), y sin olvidarnos de Bizet con su "Carmen" y hasta incluso con la apasionante "Romanza de amor" de Richard Wagner, magifica toda pero con mayúsculas, de verdad que es para descubrirse.

Como para descubrirse también con los actores, encabezado por una excepcional Joan Crawford "Johnny Guitar", dando vida y hasta muerte a Helen Wright esa mecenas del violinísta que se enamora de él, se divorcia, cae en el alcoholísmo, y llega a suicidarse cuando comprende que él prefiere a la música antes que a ella, inmensa si señor, metida en un personaje tan rico, como envolvente, pero también tan desgarrador, como egoísta.

Y con ella, otro mito del séptimo arte John Garfield "Cuerpo y alma" ("Body and Soul"), un actor que fué victima de aquella maldita "caza de brujas", y en donde su carrera quedó vetada de por vida, muriendo a la edad de 39 años. Y aquí haciéndonos de disfrutar con su interpretación y llenando toda la pantalla, como Paul Boray ese violinista de origen humilde que logra el triunfo gracias a su tenacidad y esfuerzo, pero que por medio se interpondrá una mujer, una mujer tan frívola como caprichosa, sometiéndole dia a dia a una fuerte presión posesiva.

Pero también dan una buena réplica interpretativa, ota buena pareja de actores, ella Ruth Nelson "Mar de hierba" ("The Sea of Grass") como Esther, la madre de Paul, una mujer de mucho carácter que apoya a su hijo en todo, pero también le presiona para que olvide a esa tal Ellen, y él Oscar Levant "Un americano en Paris" ("An American in Paris"), ese pianísta llamado Sid Jeffers, fiel amigo y al mismo tiempo promotor de Paul (este actor es uno de los pocos actores que salen en pantalla sabiendo de verdad tocar el piano).

En definitiva,  un intenso y soberbio drama romántico de los años cuarenta, con una gran fuerza narrativa, y que aunque son historias pensadas en un público femenino, no por ello pueden ser disfrutadas por cualquier otro público, independiente por supuesto de este o de cualquier otro género.     Matrícula de Honor.

Como anécdota, la interpretación de John Garfield al violín, está doblada por Isaac Stern, un violinísta estadounidense considerado como uno de los mejores del siglo XX, como también lo volvió a hacer doblando a Topol, en la oscarizada "El violinísta en el tejado" ("The Fiddler on the Roof").

26/06/2009 17:46 Pablo #. sin tema Hay 1 comentario.

Drácula (1931)

20090630233143-bela1.jpg

"Escúchelos... las criaturas de la noche".

"¡Qué encantadora música componen!"...

Mítica película de género de terror, y una de las primeras versiones del no menos mítico vampiro, creado en 1897 por la pluma del célebre novelista nacido en Irlanda Brian Stoker, y que según se dice fue asesorado por un tipo de nacionalidad húngara llamado Herman Vambéry,  por lo visto muy aficionado a las historias vampirescas.

La primera versión data del año 1922 dirigida por F.W.Murnau "El pan nuestro de cada dia" ("City Girl") y titulada "Nosferatu el vampiro" ("Nosferatu"), y en 1930 con el comienzo del sonoro Tod Browning "La parada de los monstruos" (Freacks") dirigió a Lon Chaney en un papel de falso vampiro en "La casa del horror" ("London After Midnight"), y en donde practicamente con esta película se inició el verdadero cine de terror.

"Drácula" está dirigida por el ya mencionado Tod Browning un realizador nacido en Kentucky y uno de los pocos que pasó del cine mudo al sonoro sin apenas inmutarse, y con más  de sesenta películas en su historial, abarcando todos los géneros, aunque su fuerte por supuesto, fue el de terror.

La película fue escrita por el guionísta norteamericano  Garrett Fort, dándose la casualidad que ese mismo año también se atrevió con el guión de otra de las más famosas películas de la historia del cine, me refiero a "El Doctor Frankenstein") ("Frankenstein") protagonizada por Boris Karloff, y basada en una obra del dramaturgo nacido en Philadelphia John L. Baldeiston y por el irlandés Hamilton Deane, dos hombres muy vinculados a este género.

Así pues, Browning nos mete en una destartalada diligencia y nos conduce junto con un joven y elegante agente inmobiliario, y por unos parajes entre tinieblas por los Cárpatos al castillo del Conde Drácula, un ¿hombre? que infunde pánico a los vecinos de la aldea transilvana situada a sus pies...

Mítica película, como digo, que aunque muy buena, para mi es un pelín inferior a la versión que en 1958 realizó Terence Fisher con el mismo  titulo y protagonizada por otro actor maestro del género como es Christopher Lee. La película desde el punto de vista cinematográfico es pués prehistórica, pero conservando gran parte de su siniestra fascinación gracias a unos decorados cuyo principal escenario es una sala de estar lúgubre y llena de telarañas, y en donde aquí el director de Kentucky nos demuestra que era un especialísta consumado en el cine de terror, creando una atmósfera sobrecogedora y espeluznante. Y con escenas verdaderamente emblemáticas en la historia del cine, como por ejemplo: cuando Drácula se abre paso entre una cortina cubierta de telarañas y su sed de sangre se despierta al ver como su invitado se corta un dedo con el cuchillo del pan, y tres vampiras se abalanzan sobre el desprevenido infeliz, una escena de verdad, hipnotizante.

Excelente fotografía en blanco y negro (todavía no se había inventado el color, la primera fue en 1935) aunque como digo algo avejentada, pero hay que tener muy en cuenta el año de su producción (1931), y muy bien llevada por la cámara de un camarógrafo de origen checo llamado Karl Freund, un hombre que será recordado por su innovador talento creativo, y al que le debemos esa obra maestra del expresionísmo alemán titulada "Metrópolis". Y aquí creando una perfecta iluminación mediante unos sublimes puntos de luz dirigidos la mayoría a los ojos del malvado vampiro.

Magnífica la música, bueno super-magnífica, puesto que Browning no contó con ningún compositor de la época, si no que lo hizo con varias piezas de música clásica, como por ejemplo: de Schubert, Tchaikovsky y Wagner, el inicio de la película con un fragmento de "El lago de los cisnes" del compositor ruso, es ya de por sí antológico.

Y amigos, a taparse el cuello toca, porque de entre las tinieblas surge quizá el vampiro más famoso de la historia del  séptimo arte, Bela Lugosi "El ladrón de cadáveres" ("The Body Snatcher") mordiendo a todo lo que se le pone por medio, y metido hasta los colmillos y en un ataúd y enfundándose la capa del Conde Drácula (se dió la circunstancia de que el papel estaba destinado para Lon Chaney, pero su prematura muerte trastocó los planes del director y el papel fue a recaer a Lugosi, que precisamente había encarnado este personaje en Broadway, a partir de entonces y gracias al éxito logrado se encasilló en películas de terror), siendo todo un icono en la historia del cine de vampiros.

 Aterrorizados y muertos de miedo e incluso algunos con las huellas de sus dientes en el cuello, nos encontramos a un variopinto grupo de personajes, como por ejemplo: a Dwight Frye "El hombre invisible" ("The Invisible Man"), como ese pobre desgraciado agente inmobiliario llamado Renfeld que al final se transforma en un maniáco devorador de moscas, un papel que a decir verdad le roba muchas de las escenas al propio Lugosi. Y a una mujer (como tiene que ser) en esta casión a la olvidada Helen Chandler "La banda de Alexander" ("Alexander’s Ragtime Band"), dando vida a la encantadora Mina en su papel de frágil heroína. Y a un héroe (por supuesto) y este ni más ni menos que Edward Van Sloan "El acecho del fantasma" ("The Phanton Creps") y encarnando con energía al cazavampiros Abraham Van Helsing.

En fín, una mítica película, que su fuerza aún perdura, no es una obra maestra como "El Doctor Frankenstein" (Frankenstein"), pero si es para mi, una pieza imprescindible a la hora de catalogar películas de este género.  Sobresaliente.

Como curiosidad, mucho se ha comentado sobre la vida de Bela Lugosi, y más aún sobre su muerte diciendo que murió convencido de que era un vampiro, nada más lejos de la realidad. Bela Lugosi encasillado en personajes terroríficos acabó sometido a la vejación de tener que pasear su personaje de vampiro incluso en comedias de escasa capacidad humorística, pero jamás creyó ser tal personaje.

Se había convertido en un adicto a la morfina, eso si, ya que fracasó su tratamiento de desintoxicación, y falleció antes de poder terminar su contribución en la película de Ed Wood "Plan 9 del espacio exterior" ("Plan 9 From Outor Space"). Falleció el 16 de agosto de 1956 mientras su mujer estaba de compras de un ataque al corazón sentado en su sillón favorito,  mientras leia una copia de un guión para su nuevo trabajo, tambien dirigido por su amigo Wood.

30/06/2009 20:37 Pablo #. sin tema Hay 2 comentarios.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris