RelojesWebGratis!
Enero 2009 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2009.

Mujercitas (Little Woman-1949)

20090107184305-6742-2.jpg

              FELIZ AÑO NUEVO!!!

       "Una de esas películas que ya forman parte de nuestra vida y una película de los mejores recuerdos de nuestra infancia, porque van pasando de padres a hijos"...

          Muy bonita y emotiva película de corte navideño, y de género dramático, pero llena de encanto gracias también a sus grandes toques de humor.

           "Mujercitas" está basada en la famosa novela de la escritora estadounidense Louise May Scott y llevada al cine por primera vez en el año 1933 por George Cukor e interpretada por Katharine Hepburn, con el título de "Cuatro hermanitas".

           Esta versión está realizada por todo un artesano como era el californiano Mervyn Le Roy, un cineasta al cual le debemos películas tan importantes como por ejemplo la super-producción "Quo Vadis". Y gracias también como no a un atractivo y estupendo guión a cargo de tres escritores de fama mundial como fueron: Andrew Solt, Sarah Mason y Victor Herman,este último también fue el guionista de la versión de 1933.

          La historia pués, que nos cuenta Le Roy nos traslada a Nueva Inglaterra y nos mete en la vida de la familia March, compuesta por una madre y cuatro hermanas, mientras que su padre lucha en la Guerra de Secesión. Una familia bastante feliz, aunque la calma y la monotonía se acaba cuando llega un nuevo vecino, un apuesto y rico joven, pero en esta historia caben muchas más cosas, esto es solamente el principio...

           Muy bonita película, si señor, y todo un icono para las fiestas de Navidad junto con "Que bello es vivir"("It’s a wonderful Life"). Una película de verdad tan brillante como emotiva, y es que la historia a pesar de los años transcurridos y de las muchas y variadas adaptaciones que se han hecho, esta por supuesto no ha perdido un ápice de su encanto.

           Le Roy nos ofrece un retrato costumbrista de aquella época de mediados del siglo XIX, y nos trata el tema de las relaciones entre cuatro hermanas, al mismo tiempo que nos presenta un cuadro alegre y divertido, aunque también nos añade (como es de esperar, teniendo una guerra por medio) trazos dramáticos llenos de una gran emotividad.

         Muy bonita la fotografía y en un technicolor de lujo, cosa al que la Metro tenía acostumbrado a los espectadores en aquella gloriosa época, a cargo del afamado director Robert H. Planck, un hombre con cuarenta años de oficio y más de cien películas en su haber, y con algunas de las cuales tan emblemáticas, como también la maravillosa "Lili", y aquí dando un toque tan particular, que cada fotograma prece una estampa familiar, bellísima a pesar de estar rodada la mayoría en interiores.

         Y excelentemente acompañada por una exquisita banda sonora del mítico y galardonado compositor inglés, Adolph Deutsch, un especialísta en grandes películas musicales, y ganador de un Oscar por "Oklahoma",pero donde se cubrió de gloria fue al colaborar con Max Steiner en "Lo que el viento se llevó" ("Gone With the Wind"), y en esta historia aportando un buen  ramillete de bonitas partituras de melodias populares de aquella época.

         Pero donde verdaderamente está la base más significativa de la historia, es en el espectacular reparto de actrices (todas por supuesto muy jovencitas), comenzando por June Allyson (32 años) "Los tres mosqueteros" ("The Three Musketers"), como Jo, quizá la protagonísta de esta historia, una joven que su única pasión es escribir y que llega incluso a cortarse los cabellos, para que con el dinero obtenido su madre pueda visitar a su padre herido en un hospital de guerra.

        Y seguida de Janet Leigh (22 años) efectivamente la mítica Marion de"Psicosis", y aqui en el papel de Meg la mayor de las hermanas, una joven hermosa y a la vez responsable de todas, ya que es la que se ocupa y preocupa de las tareas del hogar. Luego vamos viendo a Elizabeth Taylor (17 años) "Una mujer marcada" ("Butterfield 8"), y aquí es Amy, la antepenúltima de las hijas, es la más bella de las cuatro con esa cabellera dorada y esos inmensos ojos azules, pero también cosa natural es la más vanidosa. Y por último Margaret O’Brian (12 años) "El pistolero de Cheyene" ("Heller in Pink Tights") y dando vida a la más pequeña, esa niña llamada Beth también la más callada, cuya pasión es tocar el piano y que nunca se restablece de una enfermedad que le aqueja.

         Y cuidando de que no les falte de nada, y esperando a que aparezca de un momento a otro su querido esposo, Mary Astor "Canción de cuna para un cadáver" ("Hush..Hush.Sweet Caharlotte"). Pero en "Mujercitas" también hay hombres, uno el italiano Rossano Brazzi "Al sur del pacífico" ("South Pacific"), y el otro el inglés Peter Lawford "Tempestad sobre Washington" ("Advise and Consent"), ambos muy bien en sus respectivos papeles, el primero como ese profesor alemán, pobre e intelectual, y que el hombre tiene que vivir a salto de mata, el segundo todo lo contrario un joven encantador rico y travieso, que vive con su abuelo y que al mismo tiempo es su protector. Muy bien todo el elenco interpretativo, si señor, como tiene que ser.

          En definitiva, una pero que muy bonita y tierna película (aunque algunos en su dia la tacharon de cursi y sensibilera), allá cada cual. Muy bien realizada por el siempre eficaz Le Roy, porque de verdad nos cuenta de manera maravillosa esta historia de unas mujercitas que juntas deberán realizar un aprendizaje bastante complejo, un aprendizaje unas veces fascinante, y otras veces doloroso sobre la vida y el amor, esa vida y ese amor en ese tiempo que les ha tocado vivir. Sobresaliente.

           "Mujercitas" logró el Oscar en el año 1949 a la Mejor dirección artística (Cedric Gibbons, Paul Groesse, Edwin B. Wills y Jack D. Moore). Y obtuvo una nominación más destinada a la Mejor fotografía en color (Robert H. Planck).

           En 1994, Gillian Armstrong "El último gran mago" ("Death Defying Acts"), volvió a realizar otro remake con un reparto también de campanillas: Winona Ryder, Susan Sarandon, Gabriel Byrne, Christian Bale, Trini Alvarado, y un largo etcétera. Pero a pesar de los pesares el resultado aunque aceptable, dejó frios a propios y extraños (lo de casi siempre).

07/01/2009 17:54 Pablo #. sin tema Hay 19 comentarios.

HASTA SIEMPRE!!!

20090110214301-1104623.bin.jpeg

               ROBERT  MULLIGAN

El director de actores

            Toda una generación de espectadores quedó inevitablemente marcada por un título como "Matar un ruiseñor" ("To Kille Mockingbird"). También por una película como "Verano del 42" ("Summer of 42"), y miles de cinéfilos, hoy desolados aún recuerdan la explosiva magia de un western casi abstracto "La noche de los gigantes" ("The Stalking Moon"), y de una película terrorífica tan estremecedora como personal "El otro" ("The Other").

         Todas ellas fueron filmadas por Robert Mulligan. El gran cineasta estadounidense que falleció en la madrugada del sábado 20 de diciembre a los 83 años de edad en su casa de Connecticut.

         Paradigma de la llamada "generación de la televisión". Mulligan nació el 23 de agosto de 1925. Tras estudiar en Fordham, sirvió en la Marina durante la II Guerra Mundial y, acabada la contienda, inició su carrera televisiva en la CBS, hasta que logró dirigir sus propios productos a lo largo de la década de los cincuenta. Series y telefilms como "Goodyear Televisión Playhouse" "Suspense" y "The Philco Televisión Playhouse" llevan su sello como director. En 1959 fue galardonado con un Emmy por su trabajo en "The Moon and Sixpence", que supuso el debut televisivo en Estados Unidos del gran Laurence Oliver.

           Mulligan debutó en el cine en 1957 con "El precio del éxito" ("Fear Strikes Out"), una inolvidable biografía deportiva interpretada por Anthony Perkins. Pronto llegarían obras mayores que mostrarían a un director tan sútil como personal, siempre atento a los resortes expresivos de la imágen, además de un riguroso director de actores. En 1962, Mulligan se convierte en un clásico adaptando la novela "Matar un ruiseñor" de Harper Lee, y crea un filme memorable, una fascinante fábula de contundentes intenciones antirracístas que entrelaza una trama infantil y el relato de un juicio por violación. Una obra que, además, convirtió en un héroe a su protagonísta, Atticus Finch, siempre recordado con el rostro del impagable Gregory Peck.

             Sin aspavientos ni fuegos de artificio, Mulligan construiría una poderosa carrera, en 1963 llega "Amores con un extraño" ("Love with the Proper"), que emparejaba a Natalie Wood y Steve McQueen, en 1968 aparece "La noche de los gigantes, un imborrable western, fantasmagórico y tétrico, en el que Mulligan se reencuentra con Gregory Peck, Mulligan conoce otro explosivo éxito popular con la entrañable "Verano del 42" y un año después llega otro de sus títulos clave, "El otro", una adaptación de la novela de Tom Tryon, actor protagonísta de "El cardenal" ("The Cardinal"), en la que el director explora las zonas más oscuras del universo infantil, historia malsana y asfixiante, modelo de cine terrorífico.

          Poco a poco Mulligan espacia sus películas, pero la intensidad de estas permanece intacta, como muestran "El hombre clave" ("The Nickle Ride") de 1974, una excitante y brutal inmersión a la mafia de Los Angeles, y "El próximo año a la misma hora" ("Same Time, Next Year") de 1978,una deliciosa adaptación de una obra de Broadway de Bernard Slade, que recorre con inimitable sutilidad más de 20 años de la historia estadounidense, en torno a los sucesivos encuentros anuales de una pareja de amantes.

           Mulligan se retiró del cine en 1991 con "Un verano en Lousiana" ("The Man in the Moon"), en la que aún daba leciones de dirección a cientos de realizadores advenedizos. Fue la última obra  de un autor que en estos tiempos, huérfanos de sensibilidad, debió filmar decenas de películas más.

           "El gran riesgo de hacer una película como "Matar un ruiseñor", está en pensar que es una oportunidad de saltar a la tribuna de la regregación-integración".

             Estas palabras fueron dichas por Mulligan al New York Times en el año 1961, cuando la película se estaba empezando a rodar. En el año 2003 el Instituto de Cine Estadounidense emitió una lista con los máximos héroes de la historia del cine y colocó a Atticus Finch como el nº1.

      ROBERT MULLIGAN - Nueva York - 23 - VIII - 1925 - Connecticut - 20 XII - 2008

                                                                          ¡DESCANSE EN PAZ!

 

10/01/2009 18:57 Pablo #. sin tema Hay 10 comentarios.

La noche de los gigantes (The Stalking Moon-1969)

20090114192944-thestalkingmoonpdvd009ao3.jpg

            En recuerdo de : Robert Mulligan

             ¿Cómo es posible?

             ¿Quien es Usted?

              ¿Habla nuestro idioma?

              ¿Cómo se llama?

              Sara Carver

             ¿Cuando fue capturada?

              Hace mucho... mucho tiempo...

            Crepuscular y a veces claustrofóbico western y magistralmente realizado por el recientemente fallecido director neoyorkino Robert Mulligan. "La noche de los gigantes" está basada en una novela del escritor norteamericano Theodore V. Olsen, un hombre especializado en novelas del oeste y la mayoría atípicas, y esta como al igual que "Soldado azul" ("Soldier Blue") son un buen ejemplo.

            El guión corrió a cargo del galardonado Alvin Sargent al que se le deben las tres entregas (hasta el momento) de "Spider-Man", y de Wendell Mayes, un hombre que empezó su carrera como actor, pero fue como guionísta donde se dió a conocer, y sobre todo después de ser nominado al Oscar por la sensacional "Anatomía de un asesinato" ("Anatomy of a Murder"), aunque el padre digamos de esta historia fue el productor-director Alan J. Pakula "El informe pelícano" ("The Pelican Brief"), por citar una de sus últimas películas como director.

          La acción de esta historia nos traslada al viejo Arizona y concretamente en el año 1881, y nos metemos en polvoriento traje de un buen tipo, un tipo llamado Sam Werner, un explorador profesional, que después de veinte años al servicio del ejército, va a cumplir su última misión: la de tomar parte en la persecución de un grupo de apaches que se han escapado de la reserva. Pero cuando este les atrapa descubre atónito que entre ellos hay una mujer blanca, una mujer que dice llamarse Sara Carver y a quien acompaña su hijo mestizo,un niño de ocho años de edad. La historia pués, comienza aquí...

            Estupenda película, si señor, un western más que notable y en donde Mulligan nos cuenta una historia con momentos de mucha angustia, una angustia que se apodera de uno, porque de verdad la atmósfera que se respira a lo largo de todo el metraje es sumamente angustiosa, y además mostrándonos al mismo tiempo unas escenas llenas de acción y de tensión por parte de todos sus personajes,hay algunas como por ejemplo las de persecución al despiadado indio salvaje, que son realmente escalofriantes, y para darle un toque aún más de suspense Mulligan hace que este personaje sea siempre invisible, para mostrarnosle solamente al final, colosal aquí Mulligan sin discusión alguna.

         Como colosales la pareja protagonísta, aunque sobresaliendo un poco más ese gigante (y nunca mejor dicho) del cine llamado Gregory Peck, que siete años antes ya se habia cubierto de gloria en el posiblemente papel de su vida, el de Atticus Finch en la inolvidable obra maestra "Matar un ruiseñor" ("To Kill a Mockingbird"), y aquí en esta inquietante historia dando vida a Sam Werner, ese explorador a punto de jubilarse y deseando dejar atrás todo su pasado, y asi poder iniciar una nueva vida, pero el destino se vuelve caprichoso con él, ya que se encuentra al principio a una de las más elegantes actrices de Hollywood, me refiero a la rubia Eva Marie Saint, una actriz que no pudo tener mejor debut en el cine, ya que lo hizo de la mano de Elia Kazan y al lado de Marlon Brando en la famosa película "La ley del silencio"("On the Waterfront") y como fue de esperar le valió un Oscar a la mejor actriz secundaria, y en esta noche de gigantes metida en la angustiosa vida de Sarah Carver, esa bella mujer madre de un hijo mestizo que fue raptada por los indios hace mucho tiempo, y que acepta ser escoltada por el ejército teniendo que atravesar un gran desierto y enormes montañas y lo que es peor verse perseguida por el padre de ese niño. Sensacionales los dos, aunque como digo un poco eclipsada por la figura de Peck.

        Y con ellos un buen ramillete de buenos actores secundarios, sobresaliendo el aquí desconocido Robert Forster "Firewall", como Nick Tana, ese amigo del protagonísta y un hombre lleno de dudas por todas partes, y atención a un actor que quizá muy pocos conozcan Nathaniel Narcisco, que es ni más ni menos que el padre del niño mestizo, su nombre "Salvaje".

           Y todos muy bien fotografiados gracias a la cámara de uno de los más prestigiosos directores de fotografía de la Paramount, Charles Lang, y que creó un nuevo estilo de iluminación en el blanco y negro como lo demostró en "Adios a las armas" ("A Farewell to Arms"-1932), película por la que logró un Oscar siendo nominado en 18 ocasiones más a lo largo de toda su carrera, y aquí logrando unos maravillosos y largos planos en un color semi-oscuro para darle más inquietud a esta historia.

          Muy bonita, de verdad la banda sonora del compositor nacido en Chicago, Fred Karlin, "Almas de metal" ("Westword") un hombre que empezó tocando la trompeta,para convertirse después en uno de los compositores y arreglistas más famosos de la radio y televisión norteamericana, y con más de 150 composiciones para telefilmes, y en esta película como es de esperar consiguiendo unos efectos sensacionales con un simple rasgueo de guitarra, unos efectos de tensión inimitables.

         En resumidas cuentas, un excelente western lleno de acción y tensión y en donde Mulligan no solamente aborda la denuncia sobre la xenofobia, si no que además nos cuenta una historia llena de acción, tensión y terror, y que para mi, ha superado perfectamente el paso del tiempo. Y atención a las escenas finales,entre el cazador y su presa.   Sobresaliente.

           Como curiosidad, Alan J.Pakula y Robert Mulligan, trabajaron juntos en seis películas: "Matar un ruiseñor" ("To kill a Mockingbird"-1962), "Amores con un extraño" ("Love the Proper Stranger"-1963), "La última tentativa" ("Baby the Rain Must Fall"-1963), "La rebelde" ("Inside Daisy Clover"-1965), "Contra corriente" ("Up the Down Staircase" -1967), y "La noche de los gigantes" ("The Stalking Moon"-1969).

14/01/2009 18:54 Pablo #. sin tema Hay 10 comentarios.

Desmontando a Harry (Deconstructing Harry-1997)

20090122170240-1183923234-9976.jpg

          Voz del ascensor del infierno:

                5ª Planta: Carteristas de metro, mendigos agresivos y criticos literarios.

                 6ª Planta: Extremístas de ultraderecha, asesinos en serie, abogados que salen por televisión.

                 7ª Planta: Medios de comunicación, lo sentimos esta planta está completa.

                 8ª Planta: Criminales de guerra evadidos, telepredicadores y asociación de armas.

                Última Planta: Todo el mundo fuera.

          Desternillante comedia y en donde ese genio del cine nacido en Nueva York y de nombre Woody Allen, quizá nos cuente aquí la historia más ácida de toda su carrera.

          La sorprendente historia que nos cuenta Allen, se centra en el personaje de Harry Block, un escritor que ha hecho carrera convirtiendo su vida en una ficción apenas disimulada. Y que después de pasar por la friolera de seis psiconalístas y tres esposas, sigue sin asumir su responsabilidad y se engaña pensando que su relación con una mujer más joven es ciertamente la apropiada...

           Una película de verdad realmente ingeniosa y no me canso de decirlo, ya que cuenta con un guión del propio Allen (cosa natural) que no tiene desperdicio alguno, porque cuenta con una gran multitud de gags y unos diálogos verdaderamente brillantes: "debido a mi inmadurez, tengo un encanto juvenil", descacharrante, de verdad, todo un prodigio de ingenio, y que como digo al principio el "tio"no deja títere con cabeza, y en donde por supuesto todas sus convivencias quedan expuestas de una manera muy clara a la vez que muy divertidas.

          Y que decir de casi todas sus escenas (por no decir todas), pués otro de los puntos fuertes de esta inspiradísima historia y en donde nos tiene guardada una sospresa final, su descenso a los infiernos, ese infierno personal que el destino (llamemoslo así) le tiene preparado al personaje central. Y sin olvidar los excepcionales guiños que le hace al maestro sueco Ingmar Bergman con algunas de sus peliculas como por ejemplo: "Como en un espejo" ("Säsom i en spegel") y sobre todo a "Fresas salvajes" ("Smultronstället").

          Asombrosa la banda sonora a cargo de un variado y nutrido grupo de grandes y buenos compositores, desde Antonio Carlos Jobin más conocido como Tom Jobin, un compositor de bossanova y considerado como uno de los grandes exponentes de la musica brasileña y en donde logró fama mundial con su composición "Desafinando", hasta Edward Heyman, un compositor y arreglista nacido en Nueva York que comenzó a trabajar en Hollywood al lado del mitico Victor Young "El hombre tranquilo" ("The Quiet Man"), y todos pues colaborando de forma sensacional en cada uno de los pasajes de esta película.

         Y bailando, cantando, haciéndonos de reir y miles de cosas más, un excelente elenco de primeras estrellas, encabezadas por supuesto por Woody Allen, bajado el "tio" hasta los infiernos y metido en el traje y con las gafas puestas de ese tal Harry Block, un escritor ya cincuentón que acaba de publicar una novela de éxito, con una fuerte carga autobiográfica y que tiene que hacer un viaje a la Universidad donde él enseño, pero durante el trayecto...

          Y muy pegados a él, nos encontramos a Robin Williams "Retrato de una obsesión" ("Ome Hover Photo"), dando vida al personaje de Mel, un hombre desenfocado y que de verdad consigue un gag visual verdaderamente antológico, y a una estupenda Judy Davis "Tardes con Gaudí" ("Gaudi Afternnons"), como Lucy una mujer, totalmente desquiciada, y también a Demi Moore "Un plan brillante" ("Flawless"), como Helen y aquí dando un giro a su carrera en un papel de una mujer obsesionada por las costumbres judias, y al "maesto de ceremonias" Billy Crystal "Una terapia peligrosa" ("Analyze This"), y hasta el tambien actor-director Richard Benjamin "Amor al primer mordisco" ("Love at First Bite"), y bueno interminable las "estrellas" que aparecen y brillan en este cielo particular de Harry.

          Pero si tengo que también mencionar a Eric Lloyd "Mi colega Dusnton" ("Dunston Checks In"), metido en el pequeño pellejo de Hilly el nada y más y nada menos hijo de Harry, atención... Harry: Hilly, ¿te acuerdas de que una vez hablamos de Freud?. Pues Freud una vez dijo que las dos cosas más importantes para una buena vida son el trabajo que tenemos y el sexo. Esas son las dos cosas. Las mujeres son diosas... Hilly: ¿Dios es mujer?... Harry: No, no digo que Dios sea una mujer, lo diré de otro modo: las mujeres están. No sabemos si Dios existe, pero las mujeres están. Y no en el cielo imaginario, sino aquí, en la Tierra, Y algunas de ellas, Hilly, algunas de ellas... ¡ejem!... compran lenceria en Victoria’s Secret. (Menuda conversación padre e hijo).

          Y para que no falte de nada a esta obra maestra, una fotografía de lujo a cargo del italiano nacido en Roma Carlo Di Palma, un prestigioso cineasta que empezó trabajando con el maestro Michelangelo Antonioni "El desierto rojo" ("Il deserto rosso"), por ejemplo y acabó siendo intimo colaborador de Allen, ya que trabajó a lo largo de diez años en un total de trece películas, esta precisamente fue la última de su extensa carrera cinematográfica, y aquí demostrando ser tambien un genio como el director, ya que nos ofrece una serie de planos-secuencias que dan a la historia un aire a modo de docu-drama televisivo, toda una genialidad, si señor.

            En definitiva, quizá para mi, junto con "Annie Hall" la última gran película de Allen, una verdadera obra maestra, porque de verdad aquí el "tio" está como pez en el agua, burlándose de todo y de todos. Una película brillante, hábil, reiterante y sobre todo maliciosa. Una película RECOMENDABLE e IMPRESCINDIBLE. Una película  Matrícula de Honor.

            "Desmontando a Harry", solamente estuvo nominada al Mejor guión original (Woody Allen).

               Como curiosidad, Allen intentó que la película fuese protagonizada por Dustin Hoffman o Robert De Niro, pero por lo visto sus agendas de trabajo se lo impidieron, por lo que tuvo que hacerlo el mismo.

21/01/2009 20:44 Pablo #. sin tema Hay 23 comentarios.

Durmiendo con su enemigo (Sleeping with the Enemy-1990)

20090127194820-recorte.php.jpeg

        Una historia de lucha a muerte, ella por sobrevivir y salvarse de la bonita vida que lleva, él porque es un loco paranoíco, asesino y silencioso...

            Entretenido thriller de intriga dirigido por el director nacido en Briarclitf (Nueva York) Joseph Ruben, un hombre que a decir verdad cuenta con películas bastante destacables y más cuando aborda el tema más oscuro de las instituciones americanas como ya hizo en "La muerte  ronda a cada paso" ("The Stepfather"), aunque yo pienso que "Durmiendo con su enemigo", fue su primer gran éxito comercial.

            El guión corrió a cargo del también productor de cine y uno de los escritores mejor pagados de Hollywood, me refiero al californiano Ronald Bass, y en donde dos años antes logró el Oscar por la supervalorada "Rain Man", y sacada de una novela de la escritora norteamericana Nancy Price, ganadora de dos premios Emmy.

           La historia pues, se centra en la vida de un matrimonio, Laura y Martin, que llevan cuatro años casados. Pero que cuando se enamoraron y decidieron casarse no se podían imaginar que la profundidad del amor de él por ella, desembocara en una pasión con límites obsesivos...

            Entretenida sín más, como digo esta película a caballo entre el drama y el suspense, y el caso es que a priori la cosa pintaba bien, pero hay que reconocer que el bueno de Ruben por mucho que se empeñe, está a años luz del gran Hitchcock. Aunque la premisa es interesante y entretenida dentro de lo que cabe, puesto que el tema de la violencia doméstica es un género que por desgracia siempre está presente. Cuenta con escenas bastante buenas y algunas llenas de buen suspense (sobre todo las finales), aunque como digo faltándoles algo de fuerza, para parecer mucho más reales.

           Extraordinaria e impactante, eso si (para mi, la mejor aliada de la película) la banda sonora, llevada bajo la dirección del también californiano y oscarizado compositor Jerry Goldsmith, un hombre que tocó todos los géneros a lo largo de su carrera, peero donde se le reconoció de verdad su verdadero talento fue en "La profecía" ("The Owen") de Richard Donner, y aquí saliéndose por todos los sitios, ya que nos podemos encontrar desde unos inquietantes temas del compositor francés Hector Berlioz con su "Sinfonía fantástica" a la cabeza, hasta pegadizos e incluso relajantes, como "Runaround Sue" del italiano-americano Dion Di Mucci, más conocido como Dion, extraordinaria si señor, lo mejor de la película sín lugar a dudas.

           Y excelente, y muy bien cuidada a la vez, y sobre todo en las escenas nocturnas, la fotografía en color llevada con la cámara del neoyorkino John Lindley, que un año más tarde volvería a trabajar con Ruben en "El buen hijo" ("The Gosd Son"), y aquí como digo cuidando muy bien cada fotograma, sobre todo donde la noche está presente.

          Bien, bueno bastante bien la interpretación de Julia Roberts, que le proporcionó la oportunidad de seguir manteniendo a priori el nivel de popularidad logrado con la taquillera "Pretty Woman", y dando vida a Laura Burney al principio y después a Sara Waters, esa mujer que se enamoró del hombre equivocado y se ve obligada a tomar medidas desesperadas para poder escapar de su destructiva relación, un papel bastante interesante y lo mejor que está muy alejada de sus típicas y tópicas comedias románticas.

         Y con ella, Patrick Bergin "El mundo perdido" ("The Lost World"), un actor que a decir verdad nunca da la talla suficiente, y aquí aunque sale airoso en algunas ocasiones tampoco se puede calificar su actuación de sobresaliente, ya que solamente mantiene un poco la tensión, y para de contar, metido en el malsano cuerpo de Martin Burney, ese marido psicópata y desquilibrado, con la única obsesión en su mente de acabar con la vida de su esposa a la que creia muerta en un accidente. Y también nos encontramos al aquí, muy discreto Kevin Anderson "Más allá de la ambición" ("Miles From Home"), un actor para mi bastante excepcional,pero la mayoría de las veces muy mal aprovechado, y aquí como Ben Woodward, un joven profesor, con el que la nueva Laura, tambien pretende tener una nueva vida junto a él, pero que por desgracia jamás podrá escapar de esa pesadilla que constantemente le persigue.

          En fín, una película que pudo haber dado algo más de si (aunque suene a tópico), pero hay que reconocer que Ruben aquí no anduvo fino. Una película que a priori tenía muy buena apariencia y se quedó en otra historia más de intriga con toques de drama, o un drama con toques de intriga, pero eso si, entretenidilla algo es, y que como dice el dicho, "algo es algo, dijo al ver un hueso el galgo".   Aprobado.

          Como anécdota, Julia Roberts declaró una vez acabado el rodaje que se llevó a cabo en la ciudad de Abbeville (Carolina del Sur), que aquello fue un auténtico "desierto viviente", ya que sus habitantes eran horriblemente racístas y que no volvería jamás a aquel lugar.

 

27/01/2009 18:33 Pablo #. sin tema Hay 11 comentarios.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris