RelojesWebGratis!
Noviembre 2008 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2008.

Crimen perfecto (Dial M. for Murder-1954)

20081031222239-031108-1035-crimenperfe38.jpg

        "No hay nada más macabro que un equívoco. A veces se puede cobrar vidas inocentes. Es altamente improbable que nadie escape a la fascinación de esta película".    (Alfred Hitchcock)

          Otra obra maestra más, de ese hombre que el suspense y la intriga se lo tomaba como una rutina, me refiero por supuesto al "orondo" Alfred Hitchcock. Y en donde adaptó la obra de teatro del dramaturgo inglés, aunque nacido en China, Frederick Knott. Los derechos de esta obra los tenia en propiedad el productor y director británico Alexander Korda, y se los vendió a Hitchcock por la sustanciosa cantidad de 30.000 libras esterlinas, allá por el año 1952.

        La historia pués, más o menos es así: la vida de un matrimonio, él Tony Wendice un ex-jugador de tenis quien, en contraposición a su apariencia, se encuentra totalmente arruinado, y por ello planea matar a su esposa Margot, una bella y acaudalada mujer, y así percibir una suculenta herencia, para que le saque de su apurada situación...

       Una de las mejores películas (aunque casi siempre digo lo mismo) del maestro del suspense, pero que de verdad, aquí se pasó el "tio". Y es que ese año, parece que le tocó Dios con su mano, ya que realizó también la talentosa "La ventana indiscreta" ("Rear Window"). Porque la verdad la historia está llevada al milímetro, gracias también al soberbio guión del célebre novelista, y como no, del propio Hitchcock.

        Y aunque a priori, y esto lo digo de verdad, la película parece una cosa más bien simple, ya que una historia de un marido digamos que engañado y sin un céntimo en el bolsillo, y decide asesinar a su esposa para cobrar la herencia, os lo podeis imaginar. Pero amigos mios, el mago del suspense saca su varita mágica y hace un alarde de película, y como digo llevada al milímetro, porque yo todavía, no me explico, como con tan pocos personajes, se puede contar una historia tan elaborada al mismo tiempo que fascinante. Magistral D. Alfredo, si señor.

         Cuenta pués, con escenas verdaderamente geniales, y en donde los decorados tienen una capital importancia, sirviendo sólidamente a la narración, y por supuesto la influencia que los objetos tienen en esta historia, como son unas cortinas, unas tijeras o una llave. ¿Curioso verdad?.

        Muy buena y espectacular a la vez la fotografía en color a cargo del californiano, Robert Burks, un hombre todo-terreno, y amigo del director, y donde consiguió el ansiado Oscar por su trabajo en "Atrapa un ladrón" ("To Catch a Thief"), y aquí se atrevió a usar el sistema de tres dimensiones (3-D), un nuevo formato en relieve que daba más espectacularidad, y aunque Hitchcock no era partidario de este sistema, no tuvo más remedio que acceder por exigencias de la productora, en este caso la Warner Brothers. Pero al final, y como digo, la cosa salió más que redonda.

         No puedo decir lo mismo (aunque tampoco es para tanto), de la banda sonora, ya que para mí, cojea un poquito, puesto que no acompaña como es debido el ritmo de la película, a pesar de llevar la firma del irreemplazable compositor de origen ruso Dimitri Tiomkin, un verdadero monstruo de la música, con tres Oscar en sus vitrinas y quince nominaciones, siendo en "Solo ante el peligro" ("High Noom"), donde dió su primer Do de pecho.

         Prodigioso el reparto de actores, con un Ray Milland "Dias sín huella" ("The Lost Wee Kend"), verdaderamente sensacional, metido en el impecable traje de Tom Wendice, ese perfecto marido y elegante asesino de cara fria y corazón caliente, que todo lo tiene planeado, para ese "crimen perfecto", pero al final un simple detalle... Extraordinaria e inmensamente guapa Grace Kelly, que ese mismo año logró el Oscar por su también contundente interpretación en "La angustia de vivir" ("The Country Girl") en el papel de Margot, esa "sufrida" esposa a la que su marido pretende quitarsela de enmedio, que al principio parece no enterarse de nada de lo que está ocurriendo.

        Y completando el triángulo digamos que "perfecto" Robert Cummings, un actor yo pienso que algo desconocido en la actualidad, pero con mucha televisión a sus espaldas, y bastantes buenas películas, la mayoría de género de comedia, como por ejemplo: "Mi dulce geisha" ("Mi Geisha"), con Shirley MacLaine, aunque el protagonísta era el francés Yves Montand. Y aquí haciendo digamos que un doble personaje, el de Mark Hallyday, amigo del matrimonio, y al mismo tiempo "amante" de la esposa, pero que a la hora de la verdad, comienza a indagar junto con un policia todos los hechos acaecidos, logrando al final esclarecer la verdad.

        En definitiva, todo un clásico del cine de suspense, con una impresionante puesta en escena, un guión sorprendente y unos diálogos sin desperdicio alguno. Una película, verdaderamente disfrutable. Matrícula de Honor.

          En 1998 Andrew Davis, realizó un remake titulado "Un crimen perfecto" ("A Perfect Murder"), con Michael Douglas, Gwyneth Paltrow y Viggo Mortensen de protagonístas, y en donde yo creo que, por primera vez la cosa no salió mal que se diga, puesto que la película es bastante interesante. Aquel que haya visto las dos, que las juzgue por si mismo.

          Y como curiosidad, "Crimen perfecto" fue traducida a 24 idiomas, y estuvo proyectándose en Broadway hasta finales del año 2002 (en teatro).

01/11/2008 03:35 Pablo #. sin tema Hay 33 comentarios.

Cadenas rotas (Greant Expectations-1946)

20081108203620-great-.jpg

          Una historia desgarradora, una historia que te acerca a las miserias de los hombres con un final donde se recupera la dignidad de alguna forma, sin olvidar las GRANDES ESPERANZAS que todos tenemos...

           Primera y muy buena adaptación que David Lean, hizo de las dos novelas del mundialmente famoso novelista inglés Charles Dickens, cuyo titulo original era "Grandes esperanzas", la segunda sería "Oliver Twist", realizada en 1948 e interpretada por su actor fetiche Sir Alec Guinnes.

          La acción arranca en un solitario y abandonado cementerio, y en donde un niño huérfano visita la tumba de sus padres. Cuando de pronto se ve amenazado por un despiadado y temible convicto recién fugado de la cárcel, que le pide comida y una lima con la que deshacerse de las cadenas...

         Una brillante película, si señor, y en donde el siempre extraordinario director británico al mismo tiempo que explota de manera magistral, ese amplio horizonte emocional de la historia, nos hace partícipes de un magnífico y atrayente viaje visual, haciendo así una de las mejores películas de por aquel entonces.

        Una película que, para mí contiene una buena dósis de género dramático, pero ¡ojo!, que también comparte con ciertos elementos con las películas de terror, y como buen ejemplo, ese primer plano, mostrándonos una inmensa ciénaga y con ese terrorífico cementerio como telón de fondo.

         Yo pienso que el problema que tienen estas historias basadas en novelas famosas, de cara al público, es si uno ha leido antes el libro, y en donde la mayoría de las veces, le puede encontrar más o  menos brillante e incluso llegar a decepcionarle por completo, puesto que es sumamente díficil que libro y película guste de igual manera. Pero aquí  en "Cadenas rotas", la cosa cambia por completo, ya que tanto lo uno como lo otro se dan de la mano, puesto que Lean logra una magnífica ambientación, creando unos personajes verdaderamente creibles y de auténtica maravilla.

         Genial Lean, pero de verdad, un hombre que todo lo que tocaba lo convertía en casi obra maestra, y digo casi porque a algunas solamente le falta un "pelo", para serlo. Pero cuidado, que también andaba metido en el guión un tal Ronald Neame ¿le conoceis?, pués otro inglés que en 1972 tuvo la osadía de dirigir ni más ni menos que "La aventura del Poseidón" ("The Poseidon Adventure").

          Maravillosa e indiscutible la fotografía en blanco y negro, una auténtica gozada y dirigida por el carismático Guy Green "55 dias en Pekín" ("55 Days at Peking"), una de las figuras más destacadas tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, y que fué el primer director británico en lograr el Oscar, a la vez que fué considerado como uno de los mejores del mundo en la fotografía de blanco y negro. Y aquí, como digo creando una gran ambientación, y con unas escenas llenas de un gran dramatísmo, al igual que otras de gran patetísmo, una pura delicia, si señor.

          Sombría y barroca, la banda sonora, haciendo juego con la fotografía y dirigida por el alemán, aunque nacionalizado inglés Walter Goehr "Brumas de traición" ("Betrayed"), un hombre quizá muy poco conocido en el mundo del cine, ya que apenas compuso la música a una docena de películas, pero tiene en su curriculum, el haber sido director de la Orquesta de Teatro de la BBC.

          Y nos adentramos al punto fuerte de esta imprescindible historia, el sólido reparto de actores, y todos en estado de gracia, encabezados por el impagable John Mills, un Oscar para Michael por "La hija de Ryan" ("Ryan’s Daughter"), y aquí metido hasta el infinito en el cuerpo de Pip (adulto), ese aprendiz de herrero, que se convierte en un caballero de la alta sociedad, gracias a un benefactor anónimo, haciéndole situarse en las mismas condiciones que su amada Estella.

         Y seguido del aquí debutante Alec Guinnes, otro Oscar para el Coronel Nicholson por "El puente sobre el rio Kwai" ("The Brigde on the River Kwai"), dando vida al elegante Herbert Pocket, ese compañero de piso y que enseña a ser todo un señor al joven Pip.

         Y junto a estos dos monstruos sagrados del cine mundial, nos encontramos también con la "veterana" Martita Hunt "Buenos dias, tristeza" ("Bonjour Tristesse"), como esa señorita Havisham, una mujer amargada que sigue llevando su raido vestido de novia, y que quiere llevar a cabo un macabro plan. Y a una encantadora Jean Simmons "El fuego y la palabra" ("Elmer Gantry"), una joven muy hermosa, pero muy orgullosa a la vez, muy bien todos, muy jóvenes la mayoría y con una proyección impresionante en sus respectivas carreras cinematográficas, como así lo demostró el tiempo.

         Resumiendo, una maravilla de película, se mire por donde se mire, y que a pesar del tiempo transcurrido no ha perdido nada de su grandeza ni de su patetísmo. Una película, que para mí, es quizá una de las mejores (o la mejor) adaptaciónes, que se ha hecho de una obra del inmortal Dickens. Matrícula de Honor.

          "Cadenas rotas"logró en 1946 dos Oscar: Dirección artística (John Bryan y Wilfred Shingleton) y Fotografía (Guy Green). Y obtuvo las siguientes nominaciones: Película, Director y Guión.

          <Uno empieza un rodaje sin nada en las manos, partiendo de cero y eso siempre da un cierto miedo. A mi me suele ocurrir que durante las dos primeras semanas tengo la sensación de que la película está saliendo mal, aunque se que soy muy meticuloso y que tiendo a angustiarme demasiado. Pero al cabo de unas pocas semanas veo que la película va hacia delante. Sé enseguida donde situar la cámara y cómo hablar a los actores>. (David Lean)

           

          En 1998 el mejicano Alfonso Cuarón, realizó una adaptación de la novela de Dickens, aunque en plan moderno, y con el titulo de "Grandes esperanzas", y con un reparto impresionante: Ethan Hawke, Gwyneth Paltrow, Anne Bancroft, Robert De Niro, etc.

           ¿El resultado?. Como en los toros, división de opiniones...

08/11/2008 19:48 Pablo #. sin tema Hay 20 comentarios.

Carta de una desconocida (Letter from an Unknown Woman-1948)

20081117195425-foto.jpg

      Sólo quiero hablar contigo, decirtelo todo por primera vez. Tendrias que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste.

     Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta, cuando esto ahora me sacude con escalofrios sea de verdad el final.

         En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio, igual que siempre.

         Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que siempre fue tuya desde la primera hasta la última hora.

           Suprema e intensa película de género melodramático, y posiblemente la obra cumbre del director alemán, aunque nacionalizado francés Max Ophüls "Lola Montes" ("Lola Montés") y adaptada de una novela corta del popular escritor austriaco Stefan Zweig, siendo Howard Koch ("Casablanca"), el encargado de escribir el guión.

          Así pues, la historia que nos narra Ophüls arranca allá en el año 1900 en la ciudad de Viena, la vispera de un duelo, y en donde un tal Stefan Brand, lee una carta de Liza Berndle, una mujer a quien amó durante una noche y en donde le cuenta cómo le quiso durante toda su vida, llegando incluso a tener un hijo suyo...

         Extraordinaria, si señor, se mire por donde se mire, ya que el director francés construye de manera sublime la reconstrucción de este estremecedor retrato, un retrato de un amor que nunca debería de haber existido, y haciéndonos al mismo tiempo de identificarnos con sus personajes, pero sobre todo con el de la protagonísta, llegando incluso a ser parte de su lúgubre tragedia.

        La película cuenta con escenas verdaderamente sensacionales y dignas de la mejor de las obras maestras, y creando instantes autenticamente mágicos, y aquí es donde verdaderamente está uno de los pilares (el otro fueron sus protagonístas) donde Ophüls construyó este soberbio melodrama romántico.

        Genial e indiscutible la fotografía en un intenso blanco y negro, llevada a cargo por el checoslovaco Franz Planer, un hombre con casi doscientas películas en su haber, y entre ellas la última inacabada de la mítica Marilyn Monroe ("Smething’s Gol To Give") del año 1962, dándose también la casualidad de que también fue la última de él, y aquí usando unos sensacionales movimientos de cámara y creando una ambientación al más puro estilo de las grandes produciones de Hollywood, la mayoría de las escenas están rodadas en interiores y de ahí que su trabajo sea aún más valorado.

        Y dándose la mano la maravillosa banda sonora escrita por el ruso Daniele Amfitheatrof "Mayor Dundee" ("Major Dundee"), y en donde podemos escuhar fragmentos de Franz Listz y de Richard Wagner, una auténtica gozada auditiva de este hombre que tuvo que emigrar a Italia siendo apenas un niño, al caer el régimen zarista.

         Únicos e inigualables el dúo protagonísta, ella Joan Fontaine que junto a "Rebeca" ("Rebeeca") sea el papel más importante de su excelente y exitosa carrera cinematográfica, y dando vida a Liza con su apasionada y secreta historia de amor, de ese amor imposible, de ese amor en estado puro, y él Louis Jourdan "Hotel Internacional" ("The V.I.P.s"), metido en el maldito y a la vez sufrido cuerpo de Stefan Brand (el papel de su vida, un personaje creado exclusivamente para él), ese concertísta de piano, alegre y despreocupoado que tras otra noche de disipación, se encuentra al llegar a su casa, con una carta, una carta cuyas primeras palabras le dejan petrificado: "cuando usted lea esto, yo habré muerto"... Sublimes los dos, y en unos papeles verdaderamente antológicos.

           En fín, una película inimitable, y en donde Ophüls no solamente consigue realizar su obra cumbre, si no que también nos hace partícipes de toda una crítica mordaz y desvastadora sobre el mito y la ideología del amor romántico. Una película absolutamente imprescindible para todos-as. Matrícula de Honor.

            Como curiosidad, en principio se pensó en Charles Boyer para interpretar el papel de Stefan, pero era demasiado mayor. Fue cuando Ophüls al ver la película de "El proceso Paradine" ("The Paradine Case") se fijó en Louis Jourdan y se dijo: que este era el actor ideal, que había nacido para protagonizar el papel.

            Y cómo no hay dos sin tres "Carta de una desconocida", cuenta con dos remakes, el primero dirigido por Tulio Demicheli en el año 1955 con el título de "Feliz año, amor mio" e interpretada por Arturo de Cordova y Marga López. El segundo del año 2004 realizado por Xu Jingle y con ella mismo de protagonísta junto a Jiang Wen, y titulada "Carta de una mujer desconocida".

17/11/2008 12:11 Pablo #. sin tema Hay 24 comentarios.

Cayo Largo (Key Largo-1948)

20081129134030-lauren-bacall-et-humphrey-bogart.jpg

         Tres inocentes atrapados por una tormenta... y un asesino.

         Mítica película de género negro, y cuarta y última protagonizada por la célebre pareja Bogart-Bacall.

         Solamente un genio del cine, podía hacer en un año dos obras maestras al mismo tiempo, una "El tesoro de Sierra Madre" ("The Treasure of the Sierra Madre"), la otra "Cayo Largo" ("Key Largo"), el genio fué, el polifacético John Huston.

        La película está basada en una obra de teatro del dramaturgo nacido en Pensilvania, Maxwell Anderson y llevada a la pantalla gracias a un guión del propio Huston (quien si no), y de otro gigante de la dirección, estoy hablando de Richard Brooks, efectivamente el realizador de "La gata sobre el tejado de zinc" ("Cat on a Hot Tin Roof"), por si alguno todavia dudaba de él.

         Así pués, Huston nos mete en el cuerpo de Frank McCloud, un ex-combatiente de la Segunda Guerra Mundial y nos vamos con él, hasta Florida en donde el veterano de guerra acude a visitar al padre y a la viuda de un compañero muerto durante la campaña de Italia. Estos regentan un hotel en unos de los cayos, y está ocupado por varios personajes, miembros todos ellos de una banda de asesinos, que tratan por todos los medios de huir a Cuba, pero un huracán los mantendrá atrapados durante un tiempo...

         Una película para mi, llena de fuerza y de talento, y dotada a la misma vez con una atmósfera terrible y maravillosamente tensa, y es que de verdad muy pocas veces se ha captado en una película de este género, un clima tan sórdido y negro, como aquí lo hace el gran maestro Huston. Y creando al mismo tiempo unos personajes sumamente positivos, realzando aún más esta tremenda historia.

          Cuenta como es de esperar, con escenas tan agobiantes como prodigiosas: la del jefe de la banda saliendo del baño y con ese puro en la boca, o la del final, cuando la dueña del hotel abre las ventanas para que entre la luz, y se vaya ese aire viciado y oliendo a crimen, escenas tensas, si señor, tan tensas que incluso se podrían cortar con una simple hoja de afeitar.

           Sobria, pero magistral la banda sonora a cargo de uno de los más grandes compositores que ha dado el cine mundial, Max Steiner, un hombre al que se le debe, ni más  ni menos que uno de los iconos de las bandas sonoras de todos los tiempos "Lo que el viento se llevó" ("Gone With the Wind"), y que por supuesto hace de redondear más la película.

           Como igual que la incomparable fotografía en blanco y negro del austriaco Karl Freund, que fué ni más ni menos que el impulsor de la movilidad de la cámara, y de la iluminación expresionísta, y que después de ver  Huston en una sala cinematográfica la película "Metrópolis", no lo dudó ni un instante en contratarlo para esta película, y de verdad que no defraudó, ya que crea un juego de sombras y contraluces, que es todo un prodigio.

           Y como esta historia, iba a salir mal, si además contó con un impresionante elenco de grandes actores, encabezado por un Humphrey Bogart, y aquí más Bogart que nunca y jugándose hasta el pellejo en el papel de Frank McCloud, ese héroe amargado y desencantado de todo, por culpa de la maldita guerra, pero héroe al fin y al cabo, porque cuando llega el momento se comporta como lo que ha sido, un héroe, un gran héroe, si señor.

          Y dentro de este hotel, están con él, la eterna y simpre hermosa Lauren Bacall "Mi desconfiada esposa"  ("Designing Woman"), como Nora Temple, esa viuda y nuera del dueño del hotel, que ve como unos dias antes de abrirlo se ven inrrumpidos por un extraño grupo de individuos que se instalan por la fuerza, y el jefe de esos individuos, es ni más ni menos que el gángster de los gángsters, si amigos mios, Edward G. Robinson "La mujer del cuadro" ("The Woman in the Window"), que puro en la boca o en la mano, nos deleita con otra de sus innumerables actuaciones, dando vida a Johnny Rocco, ese temible asesino que se hace a la fuerza con el hotel, pero una tormenta le obliga a estar encerrado claustrofóbicamente.

           Pero también, están encerrados el gran Lionel Barrymore "Duelo al sol" ("Duel in the Sun"), como James Temple, ese viejo inválido, pero que no se arruga con nada y ante nada, y cerrando este trébol de cinco estrellas (no de hojas), la gran triunfadora Claire Trevor "La diligencia" ("Stagecoach"), nunca el cine ha tenido una alcohólica tan maravillosamente maquillada, como esta Gaye Dawn, inmensos todos, aunque todavía quedan algunos más por citar, y que sin su valiosa colaboración este cayo, quizá no hubiese sido tan largo, pero que de verdad aquí si que Huston supo rodearse de verdaderos monstruos-sagrados.

          En definitiva, un título mítico de la historia del cine negro, aunque algunos opinasen lo contrario, diciendo que esta película era un título menor de la impresionante filmografía de John Huston (allá ellos), porque de verdad tiene de todo y lo que es más, no le falta de nada. Pero eso si, lo peor de todo esto, es que es un auténtico sacrilegio no haberla visto, y si ese es el caso de alguno de vosotros... Ya la estais viendo. Porque fijaros por ejemplo que diálogos. "Si la cabeza dice una cosa, y toda tu vida dice otra, la cabeza siempre pierde"...     Matrícula de Honor.   (Lo siento Leolo).

          Claire Trevor, logró el Oscar a la Mejor actriz secundaria.

           Humphrey Bogart y Lauren Bacall, protagonizaron juntos las siguientes películas: "Tener y no tener" ("To Have and Have Not"-1944) de Howard Hawks, "El sueño eterno" ("The Big Sleep"-1946) también de Hawks, "La senda tenebrosa" ("Dark Passage"-1947) de Dalmer Daves, y "Cayo Largo" ("Key Largo-1948) de John Huston.

           Como curiosidad, en la versión teatral el protagonísta era un ex-combatiente de la guerra civil española.

29/11/2008 00:19 Pablo #. sin tema Hay 21 comentarios.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris