RelojesWebGratis!
Abril 2013 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2013.

James Bond contra Goldfinger (nace la leyenda)

20130402194740-golf.jpg

           "Mi nombre es Bond, James Bond."

  Desde que, en 1962, los productores Harry Saltzman y Albert R. Broccoli estrenaron "Agente 007 contra el Dr. No" ("Dr. No"), James Bond - una creación del novelísta británico Ian Fleming - inició su triunfal carrera cinematográfica. Tanto esta película como la siguiente de la larga saga, "Desde Rusia con amor" ("From Russia With Love"), se convirtieron en importantes éxitos de taquilla. Pero cuando el actor Sean Connery se puso por tercera vez en la piel del super-agente en "James Bond contra Goldfinger" ("Goldfinger") se produjo un auténtico delirio. Guy Hamilton se hizo cargo del proyecto y se contaba con mucha más acción que sus antecesoras, más armas originales, más chicas atractivas... Uno de los mayores aciertos del largometraje fue la incorporación del coche Aston Martin DB5, creado especialmente para Bond. En él se incluyeron todos los artilugios necesarios para la supervivencia del agente: cristales a prueba de balas, radar, cortinas de humo, metralletas laterales y un botón que expulsaba por el techo al copiloto.

  La mayor parte del rodaje transcurrió en los estudios Pinewood, a las afueras de Londres, donde se llegó a levantar una réplica de Fort Knox que tuvo un coste de 100.000 dólares. No obstante, Hamilton insistió en rodar también en exteriores naturales, para lo que visitó lugares tan distantes como Kentucky y Suiza. En muchos de estos desplazamientos, ni Connery ni ninguno de los protagonístas le acompañaron, puesto que al realizador le bastaban los especialístas para hacer las escenas de acción. También la música jugó un papel decisivon en el éxito de la película. La celebre sintonia creada por John Barry volvió a ocupar un puesto de privilegio en las aventuras del personaje. Además la canción de apertura de la película, interpretada por Shirley Bassey, pasó a ser todo un éxito de ventas, llegando a ser traducida a varios idiomas. A los pocos dias de su estreno, la locura estalló en todo el mundo. En Nueva York, la avalancha de público que tuvieron las salas donde se proyectaba la película obligó a tomar medidas excepcionales como la proyección continua del largometraje durante las 24 horas del dia, haciendo sólo breves pausas entre pase y pase para limpiar los restos de palomitas que quedaban en el suelo.

  En muchas ciudades se abrieron locales privados, a los que solo era posible entrar mediante la presentación de una tarjeta "007" en la que figuraba el nombre del portador. En los meses siguientes aumentó en Estados Unidos el consumo de vodka, una de las bebidas favoritas de James Bond, asi como la venta de coches deportivos similares al Aston Martin. La moda también se vió afectada poe el éxito de la película. El diseñador francés Bayard creó una linea "Bond" de ropa para hombre, al tiempo que la famosa revista de modas Harper’s Bazaar proponía el color dorado para las medias femeninas. Las recaudaciones de "James Bond contra Goldfinger" ("Goldfinger") fueron asombrosas. Mientras que su coste no había alcanzado los tres millones de dólares, los ingresos mundiales superaron los 45 millones. En Estados Unidos, resultó la segunda película más vista de 1964, tras el "bombazo" de Walt Disney "Mary Poppins". El largometraje consagró definitivamente a Sean Connery como la imágen indiscutible del agente 007. El resto de los actores no tuvieron tanta suerte. Ni Honor Blackman, como chica Bond, ni el alemán Gert Fröbe, que hizo una gran creación cómo el sádico Goldfinger, consiguieron sacarle demasiado partido del éxito de la película.


02/04/2013 18:48 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Hasta siempre!!!

20130409183134-bigas.jpg

                          Bigas Luna

             Un cineasta de pasión ibérica

  El cineasta catalán Bigas Luna, descubridor de grandes actores como Javier Bardem o Penélope Cruz - a quienes unió en 1992 en la película "Jamón, Jamón" - falleció el pasado dia 5 victima de una cruel enfermedad. Bigas Luna falleció en su casa en la Riera de Gaiá acompañado de su mujer y sus hijos, según informó la agencia Efe en un portavoz de la familia, que indicó por expreso deseo del cineasta "no se va a celebrar ningún tipo de funeral ni de acto público de homenaje".

  Pese a estar gravemente enfermo, Bigas Luna, que en una entrevista concedida a cierto periódico de Barcelona en 1996 se definía como "un manipulador de actores natos", estaba trabajando en una adaptación cinematográfica de la novela de Manuel de Pedrolo "Mecanuscrit del segon origen", con la colaboración del productor catalán Carles Porte. "La película se va a terminar y estará dedicada a sus nietos", aseguró el portavoz de la familia.

  El director de películas como "La teta y la luna", "Jamón, Jamón", "Di Di Hollywood" o "Yo soy la Juani" entre otras, será incinerado en Tarragona.

  El cineasta, uno de los directores más influyentes en el panorama cinematográfico español, dió sus primeros pasos en el mundo del cine en los años 70. Su filmografía se compone de 18 películas la primera de las cuales, "Tatuaje", la rodó en 1976. La fama no hizo acto de presencia en su carrera hasta dos años más tarde, cuando grabó "Bilbao", que resultó seleccionada para el Festival de cine de Cannes.

  Tras varios años alejado de la gran pantalla, volvió en 1990 con una adaptación de la novela "Las edades de Lulú", de Almudena Grandes. Con "Jamón, Jamón" (1992), una de sus películas más reconocidas, ganó el León de Plata del Festival de Venecia y el premio del Jurado del Festival Internacional de Cinema de San Sebastián.

  El certamen de Venecia volvió a galardonarle en 1994 con el premio al mejor guión por "La teta y la luna", una película erótica relacionada con el mundo casteller.

  Sus últimas películas fueron "Yo soy la Juani" (2006) y "Di Di Hollywood" (2010). El director había sido reconocido en 1998 con el Premio Nacional de Cine de Catalunya, concedido anualmente por la conselleria de Cultura de la Generalitat.

  Nacido en Barcelona en 1946, estaba instalado en Virgil (Tarragona), donde había creado junto a su mujer una empresa de productos ecológicos.

  Durante su carrera Bigas Luna tuvo el honor de descubrir grandes estrellas como Ariadna Gil ("Lola"), Javier Bardem y Penélope Cruz (Jamón, Jamón"), Verónica Echegui ("Yo soy la Juani") y Jordi Mollá ("Jamón, Jamón", "Volaverunt" y "Son de Mar").

  José Luis Bigas Luna - 19 de marzo de 1946 - Barcelona - 5 de abril de 2013 - La Riera (Tarragona)

                            ¡DESCANSE EN PAZ!

  Estoy muy afectado era como mi padre artístico (Jordi Mollá)

  Hasta siempre maestro (Tristán Ulloa)

  Siempre estará en mi corazón (Panélope Cruz)

 


09/04/2013 17:51 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Jamón, Jamón (1992)

20130414200154-jamon.jpg

             En recuerdo de : Bigas Luna

     "Mis tetas saben a tortila de patatas y a jamón".

  Interesante película de comedia-dramática, aderezada por supuesto con una buena dósis de romance rural hispánico.

  "Jamón, Jamón" cuenta con un guión de Maria Fernanda Canals del Campo más conocida como Cuca Canals "La teta y la luna", una escritora, pintora y guionísta nacida en Barcelona, licenciada en Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona. Como guionísta de cine ha trabajado en su totalidad con Bigas Luna y, como pintora ha expuesto tanto en su ciudad natal como en Madrid. Y colaborando con ella también en el guión su propio director: Bigas Luna, cineasta nacido en Barcelona muy famoso por su llamada "triología ibérica" donde llegó a definir a España como "un maravilloso pais del Sur en el que conviven ordenadores y chorizos" y, compuesta por las películas "Jamón, Jamón" (1992), "Huevos de oro" (1993) y "La teta y la luna" (1994).

  La historia que nos cuenta Bigas es más o menos esta: Silvia la hija de la dueña de un puti-club de un pueblo del interior de España, sale con José Luis, el hijo de la familia más rica del lugar. La madre de este se opone a la relación y le paga a un "macarra" llamado Raúl para que la seduzca...

  Entretenida película, como digo anteriormente y en donde el director catalán nos da una versión muy consciente, mostrándonos todo un retrato de España, utilizando para ello incluso con descaro varios símbolos patrios, aparte de su gastronomía más típica, como la paella, tortilla de patata, ajo y como no el jamón y, hasta incluso el toro de Osborne.

  Estupenda fotografía en color dirigida por José Luis Alcaine "Las trece rosas", un galardonado director de fotografía nacido en Tetuán con cinco Premios Goya de un total de diecisiete nominaciones, y dándose la curiosidad que fue el primero que utilizó la luz de tubos fluorescentes como luz principal en la decáda de los 70. Y en esta historia de machísmo con adulterio de por medio demostrándo su buen hacer en el uso de la cámara rodada la mayoría en exteriores concretamente en la comarca aragonesa de los Monegros y en un pueblecito llamado Monegrillo. Cuenta con escenas bastante destacables como por ejemplo el duelo a jamonazos entre los dos protagonístas masculinos.

  Sencilla y discreta la banda sonora pero de muy buena factura llevada a cabo por el italiano nacido en Roma, Nicola Piovani, un compositor, director de orquesta y pianísta que llegó a tocar el Olimpo de la fama con su Oscar por "La vida es bella" ("La vita é bella"). Y aquí, como bien he dicho mostrándonos una sencilla banda sonora pero con muy bellas y cálidas melodias a base de muchas guitarras que aportan un cariz romántico y evocador y atención al tema "Hazmelo otra vez", interpretado por el cantante Moncho.

  Muy bien todos los actores encabezado por la aqui debutante Penélope Cruz "Los abrazos rotos", metida en el personaje de Silvia esa heroina inocente que se queda embarazada de su novio, pero que este le promete casarse con ella a pesar de la oposición de sus padres. Seguida de Javier Bardem "Mar adentro", subido en su moto y dando vida a Raúl un "macarrilla" que intenta por todos los medios liarse con Silvia y asi evitar la boda con su novio. Y otro debutante Jordi Mollá "El cónsul de Sodoma", como José Luis el novio de Silvia. Excelentes los tres, y demostrándo que aún tenían mucho que dar y hacer en el cine internacional.

  Y con estos  tres jóvenes actores también nos encontramos a los veteranos Anna Galiena "El marido de la peluquera" ("Le mari de la coiffeusi"), Juan Diego "Los santos inocentes" y sin olvidarme de Stefania Sandrelli "Novecento".

  En definitiva: Un drama interesante donde los amorios, celos, inquietudes, ambiciones y demás configuran el retrato de cada uno de sus protagonistas. Que yo pienso que seguramente hubiese sido juzgada con menos severidad, si en lugar de ser española hubiese sido de otro pais.   Notable.

  "Jamón, Jamón" logró el León de plata al mejor director en el Festival de Venecia.

  A modo de curiosidad, la acogida del público hacia la película fue bastante buena con más de 600.000 espectadores en España. No tanto por parte de algunos críticos cinematográficos que la tacharon de vulgar culebrón con dósis de porno suave.

 

14/04/2013 19:02 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Hasta siempre!!!

20130416193601-sara-montiel.jpg

                  Sara Montiel

                       "Saritísima"

  Adios a la diva de los puros, estrella de Hollywood.

  Fue la primera actriz española en conquistar Hollywood se casó con Anthony Mann y deslumbró a Gary Cooper, Burt Lancaster y Marlon Brando.

  El cénit de su carrera llegó con "La violetera", con la que se convirtió en la actriz mejor pagada del mundo, con un contrato de más de un millón de dólares.

  En su biografía aseguró que de joven se juró no tener ningún amo, como sus padres labriegos de La Mancha.

  Ernest Hemingway le enseñó a fumar puros, se casó con Anthony Mann, flirteó con Gary Cooper y protagonizó el clásico musical "El último cuplé". Estrella de la pantalla y la canción Sara Montiel "Saritísima" falleció el pasado dia 8 a los 85 años de edad entre el glamour, la leyenda y el exceso.

  "Siempre ha parecido que tengo menos edad, por mi cutis y por mis pierrnas que valen un potosí" decía ya en 1991. Maria Antonia Abad, más conocida como Sara Montiel, diva del cine, la canción y también musa de los kitsch que ha demostrado hasta el final personalidad y capacidad de autoparodia. Cuando hace ocho años el Ateneo de Madrid le rindió un homenaje como actriz, comentaba sus películas diciendo: "Todavía no necesitaba ponerme pómulos" o "entonces los labios no se llevan como morcillas".

  La actriz ha mantenido su genio hasta sus últimos dias. Aseguró que en ciertos momentos una voz interior le decía: "Antonia tienes que parar", pero también amenazó: "Si paro me aburro como una ostra, y eso que he trabajado como una negra toda mi vida, desde los 13 años".

  La actriz y cantante, resumió los pormenores de su intensa biografía en "Vivir es un placer", comenzando por su nacimiento, el 10 de marzo de 1928 en Campo de Criptana (Ciudad Real) y pasando por sus romances de Miguel Mihura, Anthony Mann, León Felipe o Severo Ochoa.

  "Nací de pie, pero nací y aunque no hubiera hecho "El último cuplé" habría llegado arriba por un lado o por otro", dijo en una ocasión, aunque ya más seria, reconoció que en su entorno rural se hizo una promesa: "Me juré no tener ningún amo, ser pájaro libre y lo he cumplido".

  En el pueblo escuchaba de niña a sus padres, labriegos, llamar amos a sus señores, y se juró romper con ese destino, ayudada por su físico espectacular.

  Desde muy pequeña su belleza cautivaba a propios y extraños, como también sus dotes artísticas, en las que mostraba un estilo cada vez más peculiar. Fue descubierta cuando cantaba una saeta en la Semana Santa de Orihuela (Alicante). Cuando tuvo su primer éxito cinematográfico con "Locura de amor", a finales de los 40, la gente salía de las salas diciendo: "la que está buenísima es la mala", explicaba ella en una ocasión.

  La escapatoria estaba en México, donde se convirtió en una de las reinas del melodrama "Cuando llegué a México me encontré con otro mundo, otra vida. Allí es donde me hice Sara Montiel", reconocía.

  Pero donde impactaría internacionalmente fue en Hollywood, donde se casó con el maestro del western Anthony Mann (director también de "El Cid" y "La caida del Imperio Romano" ("The Fall of the Roman Empire") aunque había llegado sin saber inglés y sin padrinos.

  "Yo no era novia de nadie, era Sara Montiel desde un principio y trabajé muchísimo" explica con sus rasgos raciales, deslumbró a Gary Cooper y Burt Lancaster en "Veracruz" ("Vera Cruz") donde conoció a Marlon Brando. "El me enseñó el desyuno tejano y le hablé de los huevos a la manchega que hacia yo y, sin más, se presentó a las 7 de la mañana en casa para probarlos", recordaba.

  Pero Los Angeles no era su lugar. "No me quise quedar con la Warner porque pensé que seguro que me daban otro papel de india sioux", explicaba y se fue a España donde le esperaban nuevos éxitos. "El momento de mi carrera del que me siento más satisfecha, es cuando hice "El último cuplé" y "La violetera". Tenía 29 años, y quisiera volver y tener otra vez 29 años, y tener todo el espíritu grande que yo lo sigo teniendo, porque me encanta lo que hago y adoro mi trabajo", recordaría años después.

  "El último cuplé", estrenada en 1957, la situó como una de las artistas más taquilleras de aquella década y también la descubrió como magnífica intérprete de este género, afirmándose ante ella otra de su exitosas carreras, la musical. Con "La violetera", se convirtió en la actriz mejor pagada del mundo hasta la fecha, después de firmar un contrato en más de un millón de dólares por película.

  En su vuelta a su pais, se reencontró con la dictadura y Sara Montiel, a su manera, se comprometió con la política. "Siempre con mis ideas por dentro y no muy calladita. En 1963 ya dije que era socialísta", dijo. "Ese señor del bigote no tiene ni medio polvo" fue su manera de descalificar a José Maria Aznar en 1993, haciendo campaña a favor de los socialístas.

  También criticó al Gobierno en 2011 cuando aplicó la ley antitabaco, que consideró "muy radical" por negarle una de sus señas de identidad, el puro. Le había enseñado a fumarlos nada menos que Ernest Hemingway y su tema más conocido como cantante se llamaba "Fumando espero". "Pero Sara Montiel sin su puro hubiese segido siendo Sara Montiel", dijo también.

  Con la llegada de la democracia, en cambio, la artista manchega dejó el cine por no querer desnudarse. "Veia a Carmen Sevilla o Nadiuska con los pechos al aire, yo tenía 43 años y estaba como un tren. Me ofrecían millonadas. Pero yo preferí que el público me recordara como era", se justificó.

  Y en los ochenta y los noventa se centró en la canción, interpretando seductoras canciones a la estela de un puro: "Fumando espero", "Besame mucho" o "Amado mio". También se convirtió en un rostro habitual de las revistas del corazón o en programas de televisión donde exigía, según las malas lenguas, poner una media en el objetivo de la cámara para disimular sus imperfecciones.

  Con la llegada del siglo XXI, su carácter excesivo, su atípica familia, con sus hijos adoptados Thais y Zeus, y su aspecto barroco la convirtieron en una diva de lo kitsch y en un icono de la comunidad homosexual. "Cuando voy a actuar a alguna ciudad de Estados Unidos están todos los gays de la ciudad", reflexionaba.

  Al cumplir 80 años afirmaba triunfal. "No lo aparento". Y hace dos años resumió su incombustibilidad. "Dios me está dando una salud de hierro. Tengo fuerza fisicamente, conservo la voz y me muevo muy bien".

  Maria Antonia Abad Fernández - 10 - marzo - 1928 - Campo de Criptana (Ciudad Real) - 8 - abril - 2013 - Madrid

                             ¡DESCANSE EN PAZ!

  "Abrió las puertas internacionales a nuestros actores" (Enrique Cornejo)

  "Dió a conocer a todo el mundo lo que es Castilla La Mancha" (Mª Dolores de Cospedal)

  "Es la mujer de mi vida" (Giancarlo Viola")


 



 




 


 


16/04/2013 18:10 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Vera Cruz (Veracruz- 1954)

20130423124026-vera-cruz.jpg

             En recuerdo de: Sara Montiel

  "Es difícil ser patriota con el estómago vacio".

  Sensacional película de género de western y hoy dia considerada tanto mítica como crepúscular.

  "Vera Cruz" cuenta con un guión del norteamericano nacido en Pennsylvania Roland Kibbee "El temible burlón" ("The Crimson Pirate"), un guionísta y productor cuyos comienzos fueron escribiendo para la radio y ganador de dos Emmy por su trabajo en la famosa serie televisiva "Colombo" ("Columbo"). Y en colaboración de el también norteamericano nacido en Colorado Jasmes R. Webb "La carga de los jinetes indios" ("The Charge at Feather River"), un escritor graduado en la Universidad de Stanford y durante la década de los años 30 trabajó tanto como guionísta como escritor en novelas de ficción, después de la segunda guerra mundial se dedicó al cine donde llegó a ganar un Oscar por el "colosal" western "La conquista del oeste" ("How the West Was Won").

  La película está dirigida por Robert Aldrich "El emperador del norte" ("Emperor of the North Pole"), un genial cineasta nacido en Cranston (Rhode Island) donde sus inicios fueron en la RKO como ayudante de dirección de Jean Renoir, Joseph Losey y del mismísimo Charles Chaplin. Y en donde pronto se destacó por su retrato de la violencia y de su critica demoledora, hasta convertirse en un símbolo del cine norteamericano de la posguerra.

  La acción nos lleva allá al año 1864 para narrarnos las aventuras que viven en México dos cazafortunas americanos, cuando son contratados para escoltar un cargamento de oro destinado al  emperador Maximiliano. El oro es también deseado por los guerrilleros juarístas que luchan contra el emperador...

  Extraordinario western, si señor, una película que se puede incluir en el género de crepúscular, puesto que sus valores tradicionales asociados al género del oeste tales como la honradez, los ideales y la fortaleza, son reemplazados por la codicia y la picaresca de todos sus personajes. Cuenta con muy buenas y grandes escenas, tales como la aparición del ejército juarísta en la plaza del pueblo y viendo como la cámara avanza lentamente en circulo dejando a los protagonístas en un primer plano. Y aquella otra, en la que toda la acción se desarrolla en el palacio del emperador culminando con una magnífica competición de tiro al blanco. Sensacional Aldrich, imponiendo su toque personal, ese toque que tanto le caracterizaba en la mayoría de sus películas.

  Como sensacional es la fotografía en un lujoso technicolor llevada a cargo por el húngaro Ernest Laszlo "Vencedores o vencidos" ("Judgment at Nuremberg"), un estupendo director fotográfico con más de sesenta películas en su historial, ganador de un Oscar y miembro de la Sociedad Americana de Directores de Fotografía, donde llegó a ser presidente desde 1972 hasta 1974. Y en este espectacular western ambientado durante la revolución mexicana, mostrándonos unas impagables fotografías tanto las rodadas en interiores, algunas de ellas en el antiguo palacio de Maximiliano y otras en los estudios Churubasco de la capital mexicana, como la de los exteriores rodadas todas en Cuernavaca en la región de Morelos.

  Muy buena la banda sonora (para que no falte de nada) compuesta por Hugo Friedhofer "Las aventuras de Marco Polo" ("The Adventures of Marco Polo"), un musico y compositor nacido en San Francisco, cuyos comienzos fueron cuando tenia 13 años de edad tocando el violonchelo, para después trasladarse a Hollywood donde fue contratado por la Fox Studios, y más tarde por la Warner Bros, donde llegó a trabajar en más de cincuenta películas, con un Oscar en su haber y nueve nominaciones. Y aquí, mostrándonos unas estupendas e interesantes melodias de corte mexicano, se da la curiosidad que la canción que da titulo a la película, con letra del popular compositor Sammy Cahn iba a ser interpretada por el cantante Tony Martin, pero finalmente se grabaría solo en versión instrumental.

  Y el plato fuerte de esta magnífica película llena de acción y color. Los actores, encabezados por dos colosos del cine mundial. El "bueno" Gary Cooper "Solo ante el peligro" ("High Noon"), como Benjamín Trane, un personaje "gris" y nunca mejor dicho, un coronel confederado (ahora ex) que hace de "bueno" pero que sin embargo lejos de ser un idealísta y santurrón, te encuentras que es un personaje que ya a su edad y experiencia que viene de perder una guerra   solamente le interesa ganar dinero con sus habilidades con las armas, aunque al final vemos que tiene buenos principios. Y el "malo" Burt Lancaster "El hombre de Alcatraz" ("Birdman of Alcatraz"), como Joe Erin, siempre con su traje negro un "malo" no un villano, mucho cuidado, que nos cae muy bien desde el principio, a pesar de tener mucha desfachatez y muy malos modales, lo subsana con una gran puntería y una rápidez diábolica, es egoísta y lo único que le importa es salirse con la suya sea de la manera que sea, pero como digo el "tio" nos cae la mar de bien. Inmensos estos dos monstruos sagrados del cine. Y su duelo final catalogado como un "duelo de colosos.

  Y con estos dos titanes de la pantalla, dos bellezas del cine mundial. Una la francesa Denise Darcel "Caravana de mujeres" ("Westward the Woman") dando vida a la condesa Marie Duvarre una mujer sin escrúpulos que al tener la protección de los dos pistoleros y ante los posibles ataques de los revolucionarios les convence para huir con el oro del emperador. La otra y haciendo su debut en Hollywood y robándole la cartera al mismísimo Cooper, nuestra Sara Montiel "El último cuplé", metida en el desparpajado personaje de Nina, una mexicana partidaria de la causa juarísta, y en donde nos muestra su esplendente belleza. Un papel que aunque la protagonísta es la actriz francesa, pero que en la realidad va gananando protagonísmo a medida que la película avanza.

  Pero atención con los "secundarios" a los que el gran Robert Aldrich eligió para esta fenomenal historia: César Romero "La taberna del irlandés" ("Donovan’s Reef") metido en el elegante traje del Marqués de Labordere, Ernest Borgnine "Grupo salvaje" (The Wild Bunch") como Donnegan, Charles Bronson "La gran evasión" ("The Great Escape") en el papel de Pittsburgh, Jack Elam "El correo del infierno" ("Rawhide") dando vida a Tex, George Macready "Gilda" haciendo de Maximiliano. Resumiendo: Una película genial, un western mítico e imprescindible para todos los amantes de este género en particular y para los del buen cine en general.  Sobresaliente.

  Como curiosidad, en el guión también colaboraron los directores King Vidor "La pradera sin ley" ("Man Without a Star") y Anthony Mann "Tierras lejanas" ("The Far Country") por aquel entonces esposo de Sara Montiel.

 


23/04/2013 11:11 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris