RelojesWebGratis!
Junio 2012 | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2012.

Historias de Filadelfia (The Philadelphia Story - 1940)

20120603191307-historias-de-filadelfia-4.jpg

  "La más hermosa vista de este maravilloso mundo es ver a la clase privilegiada disfrutando de sus privilegios..."

  Obra maestra se mire por donde se mire y una de las mejores comedias que se han filmado en toda la historia del cine.

  "Historias de Filadelfia" está basada en una obra de teatro escrita en el año 1939, por el comediógrafo neoyorkino Philip Barry "Sin amor" ("Without Love") y, fue el famoso director Joseph L. Mankiewicz "Cleopatra" en el que por aquel entonces solamente se ocupaba de la producción, al que se le ocurrió llevarla al cine. Gracias también a un extraordinario guión del escritor nacido en Ohio, Donald Ogden Stewart "Locuras de verano" ("Summertime"), un novelista que poco a poco se fué ganando cierta reputación en el mundo del cine, gracias a sus diálogos con chispa. De hecho muchas veces, su trabajo como guionísta consistía únicamente en escribir o supervisar los diálogos de otros, como así ocurrió en "Cena a las ocho" ("Dinner at Eight") o "El prisionero de Zenda" ("The Prisioner of Zenda").

  La dirección fue a parar a las manos del gran realizador George Cukor "My Fair Lady" ("Mi bella dama"), un magnífico cineasta nacido en Nueva York, con más de cincuenta películas en su historial cinematográfico, con un Oscar en su haber y cuatro nominaciones y, que en su dia se le puso la etiqueta como un director de actrices, pues supuestamente supo arrancar sus mejores interpretaciones a las estrellas que trabajaron con él.

  La historia, y que historia nos lleva como bien dice el titulo a la ciudad de Filadelfia, y nos mete de lleno en la vida de una consentida Tracy Lord que está preparando por todo lo alto su segunda boda con un importante hombre de negocios. Pero en las visperas de tal evento, su exmarido se presenta con dos periodístas, con la sana intención de hacer un buen reportaje para la prensa sensacionalísta. La tensión entre la antigua pareja no tarda en aflorar, y la historia comienza...

  Una obra maestra en todo los sentidos de género de comedia, ya que la historia incluye de todo: desde enredos hasta lucha de sexos, pasando hasta por las criticas sociales. Una película pues de ambiente sofisticado y además sustentada con unas soberbias interpretaciones del terceto protagonísta, y en el trazo como digo anteriormente del siempre elegante director neoyorkino. Cuenta con escenas que ya forman parte de la historia del cine de comedia, la del baño en la piscina es para llevarla al reino de las carcajadas. Y qué decir de sus diálogos todos llenos de inteligencia: "Asi que esta es la Suite Nupcial"..."Pues traiganos unos sandwiches de caviar y una botella de cerveza".

  Interpretaciones compuestas por tres monstruos del cine universal, ella: Katharine Hepburn, "La costilla de Adán" ("Adam’s Rib") como esa mimada y consentida Tracy Lord, hija de una familia acaudalada muy conocida en la ciudad, divorciada de un tal Dexter Haven, pero que ahora se le ha metido entre ceja y ceja casarse con otro tal George Kittredge, el típico millonario arribísta social, un tipo oscuro, absurdo y mediocre. Y ellos, uno: Cary Grant, "Con la muerte en los talones" ("North by Nortwest"), dando vida a ese tal Dexter Haven, un hombre todo lo contrario a su futuro esposo, puesto que es de un temperamento indómito, mandón, pícaro, desvergonzado, y si se tercia más caprichoso que ella, el otro: James Stewart, "Winchester 73", como Macauley Connor, un periodísta con aires de escritor, que ha sido invitado por Dexter para escribir el reportaje de la boda y dispuesto a ponerlo todo patas arriba, y hacer que los planes de la novia se vayan al carajo. Soberbios los tres, y los tres nominados, como tenia que ser. Pero atención a los secundarios, donde tengo que destacar a John Howard, "Escrito en el cielo" ("The High and the Mighty") metido en el traje de George Kittredge, el nuevo "novio" de Tracy y, Ruth Hussey, "Paso al noroeste" ("Northwest Passage") en el papel de Elizabeth Imbrie, una reportera gráfica compañera de Connor.

  Excelente la música del maestro alemán nacido en Alta Silesia,  Franz Waxman, "El crepúsculo de los dioses" ("Sunsent Boulevard"), un director de orquesta que no necesita presentación alguna con dos Oscars en sus vitrinas y doce nominaciones en su haber, y aquí saliéndose por todos los sitios con su banda sonora, y en donde incluye unas partituras que son todo una delicia para el sentido del oido del espectador, destascándo sobre todo: "Main Tittle" y "The True Love" a parte de una marcha nupcial del prusiano Erich Mendelsohn.

  Sobresaliente la fotografía en blanco y negro a cargo de Joseph Ruttenberg, "Misterio en el barco perdido" ("The Wreck of the Mary Deare"), otro maestro  de la cámara nacido en San Petesburgo, aunque como es de suponer nacionalizado norteamericano. Y en esta sensacional y divertida historia demostrando que los cuatro Oscars ganados no fueron de casualidad, puesto que el manejo de cámara aquí usado es toda una maravilla, combinando los fondos blancos con un inteso  brillo, y los negros en un claroscuro sensacional, increible la pericia que administra este hombre de origen ruso.

  Resumiendo, una obra maestra del género de comedia, con un trio de ases en estado de gracia, unos diálogos contundentes, un guión extraordinario y una dirección que es todo un prodigio. Una película que ya forma parte por derecho propio de los anales del mejor cine de todos los tiempos.   Matrícula de Honor.

  "Historias de Filadefia", logró dos Oscars en 1940: Mejor Actor (James Stewart) y Mejor Guión Adaptado (Donald Ogden Stewart). Y fue nominada en los siguientes apartados: Película, Director, Actriz (Katharine Hepburn) y Actriz Secundaria (Ruth Hussey).

  En 1956 Charles Walters dirigió un remake titulado "Alta sociedad" ("High Society") con Grace Kelly, Bing Crosby y Frank Sinatra, interpretado los respectivos papeles de Katharine Hepburn, Cary Grant y James Stewart. La verdad es que esta versión salió bastante buena, aunque sin estar a la altura de la original.

 


03/06/2012 17:58 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Horizontes perdidos (Lost Horizon - 1937)

20120616142509-lost2-1-.gif

  "Hay momentos en la vida de todo hombre que se vislumbra la eternidad".

  Extraordinaria película (aunque sin llegar a obra maestra), de género de aventuras, aderezado por drama y fantasía.

  "Horizontes perdidos" está basada en una novela del británico James Hilton, un escritor que encontró el éxito a una temprana edad y, en 1942 ganó un Oscar por "La señora Miniver" ("Mrs. Miniver"). Cuenta con un guión de Robert Riskin "Vive como quieras" ("You Can’t It With You"), un célebre guionísta y dramaturgo nacido en Nueva York y muy conocido por sus colaboraciones con Frank Capra.

  Y es el mismísimo Frank Capra el encargado de contarnos esta fantástica historia. A Frank Capra "Millonario de ilusiones" ("A Hole in the Head"), un cineasta nacido en Sicilia (Italia), no lo vamos a descubrir ahora, ya que no necesita presentación alguna en el ámbito mundial del cine, con sus más de cincuenta películas a lo largo de cuarenta años como realizador de numerosas obras maestras y con cuatro Oscars en su haber y un Globo de Oro.

  Así pues, el gran Capra nos mete en un avión con varios pasajeros a bordo y, entre uno de ellos se encuentra un diplomático inglés (el protagonísta), el avión sufre un accidente al cruzar el Himalaya y, cuando creen que la muerte es inevitable, son rescatados por los habitantes de Shangri-La, una idílica y utópica ciudad que se encuentra oculta en el Tibet...

  Una estupenda película, si señor, muy bien rodada y con una magnífica ambientación, una película que destila digamos que cierto tenebrísmo pero moralizante y con una puesta en escena magistral, una historia que para mi, es todo un ejemplo de la gran humanidad, y el buen hacer de este cineasta, puesto que nos comunica un mensaje sobre la vida de nuestra sociedad, esa sociedad que hoy en dia sigue siendo la realidad de nuestro mundo.

  Bellísima la fotografía en blanco y negro a cargo del norteamericano nacido en Denver, Joseph Walker  "Sucedió una noche" ("It Happened One Night"), otro hombre muy vinculado con Capra, con cerca de ciento cincuenta películas y, aquí demostrándo que la cámara fotográfica no tenía secretos para él, ya que nos muestra unas bellísimas imágenes tanto de paisajes naturales, como de sus espléndidos decorados de esa mítica ciudad tibetana. Atención al movimiento de cámara de la última escena, puesto que Walker utilizó un movimiento novedoso donde se permite contemplar la enorme fila de dolientes que van a rendir homenaje a su patriarca desde unos ángulos y encuadres no habituales. El director John Millius le homenajeó en 1982 en su pélicula "Conan, el bárbaro" ("Connan the Barbarian"), concretamente tambien en el final de la película.

  Estupenda banda sonora del siempre estupendo y mítico maestro nacido en Ucrania, pero como "casi" todos nacionalizado estadounidense hablo de, Dimitri Tiomkin "Los cañones de Navarone" ("The Guns of Navarone") por citar una de las casi cien bandas sonoras que cuelgan en su historial, un compositor con tres Oscars en su haber y, con la friolera de haber sido nominado en quince ocasiones. Y en esta historia de un paraiso encantado y en donde el tiempo no se detiene, mostrándonos unas sensacionales partituras, construidas por un catálogo de impresionantes canciones de bella factura. Unas melodias retentivas de inspiración desbordante, de verdad que todas las canciones son preciosas, desde el tema principal "Lost Horizon" que da título a la película, hasta el tema "Share the joy" ("Comparir alegria"), una canción que se escucha cuando los perdidos viajeros divisan Shangri-La.

  Excepcional el reparto de actores, capitaneados por Ronald Colman "Doble vida" ("A Double Life") cumpliendo sobradamente lo que el director pretendía y metiéndose en el personaje de Robert Conway, un político inglés que sobrevive a un accidente aéreo junto con otros personajes. Pero el destino de este hombre no era morir, era algo muy diferente, puesto que estaba destinado a sustituir tras su muerte al Gran Lama. Admirable la labor de este personaje interpretado por el gran Colman, un personaje que es capaz de ver más allá de las cortas miradas de su hermano, cuyo papel recayó sobre John Howard "La isla de los hombres perdidos" ("Isle of Missing Men") dando vida a George Conway, como digo el hermano de Robert, un  hombre ambicioso que no es capaz de entender las ventajas de la vida de esa maravillosa ciudad.

  Y arropándolos muy bien nos encontramos a Sam Jaffe "Ben-Hur" en el papel de el Gran Lama, a Edward Everett Horton "Arsénico por compasión" ("Arsenic and Old Lace" como un famoso paleontólogo, a Jane Wyatt "Puente de mando" ("Task Force") y, sin olvidarnos del fordiano Thomas Mitchell "La diligencia" ("Stagecoach"), como Henry Barnard, un financiero perseguido por la policia. Todos como he dicho excepcionales demostrándo sus hechuras como actores de primera fila.

  En definitiva, una estupenda película que, aunque no la considero como obra maestra, no deja de ser por ello, una historia admirable tanto por su contundencia estética, como argumental. Una película yo diría muy bien que, no apta para incrédulos (que son muy pocos) y si para aquellos que buscan joyas del cine (que somos muchos).  Sobresaliente.

  "Horizontes perdidos" logró dos Oscar en 1937 en los siguientes apartados: Mejor dirección artística (Stephen Goosson) y Mejor montaje (Gene Haulick y Gene Milford). Además obtuvo estas nominaciones: Película, Actor secundario (H. B. Warner), Banda sonora, Sonido y Ayudante de dirección.

  En 1973 Charles Jarrott dirigió una versión musical en color y Cinemascope, con canciones de Burt Bacharach y portagonizada por Peter Finch, Liv Ullmann y Sally Kellerman, pero a decir verdad todo salió carente de atractivo.

16/06/2012 11:59 Pablo #. sin tema Hay 1 comentario.

Hasta siempre!!!

20120627183439-juan-luis-galiardo-ok.jpg

                        JUAN LUIS GALIARDO

                                El galán socarrón

  El pasado dia 22 de junio falleció en la Clínica de la Zarzuela de Madrid, a los 72 años de edad el actor Juan Luis Galiardo, uno de los últimos galanes del cine español. Juan Luis Galiardo se encontraba en la unidad de cuidados paliativos, como consecuencia de una "rápida y devastadora enfermedad", según indicaron sus más allegados.

  Este maestro de la escena dió vida a personajes representativos del cine español, como "El diputado voto del señor Cayo", "Madregilda", "Familia", "El caballero Don Quijote" o "La chispa de la vida". Este hombre socarrón, impetuoso y locuaz trabajó con los grandes del cine español, bajo la batuta de Luis García Berlanga, Manuel Gutiérrez Aragón, Fernando Fernán Gómez, José Luis Cuerda o Francisco Regueiro.

  Pese al cáncer de pulmón que padecía Juan Luis no abandonó el trabajo y siguió acudiendo al plató hasta el último momernto. No en vano, conciliaba el rodaje de la serie "Gran Hotel" con "El avaro", su última obra de teatro.

  Por deseo del actor, fue incinerado después de recibir las muestras de cariño y admiración en el Tanatorio de la M-30 de Madrid. La familia expresó en un comunicado su agradecimiento por las muestras de pesar recibidas.

  Juan Luis Galiardo nació en San Roque (Cádiz), obtuvo su mayor reconocimiento con el Goya al Mejor Actor en el año 2000 por su interpretación de "Adios con el corazón", última parte de la triología que comenzó con "Suspiros de España". En la década de los 70 su carrera parecía encaminada a especializarse en los papeles de galán. En 1971 participó en el rodaje de "Marco Antonio y Cleopatra" ("Anthony and Cleopatra") de Charlton Heston, al tiempo que intervino en "Rojo, blanco y..." ("Bianco, rosso e...") de Alberto Lattuada y al lado de Sofia Loren.

  Su buena planta y galanura le abrieron las puertas del cine, donde su presencia era requerida para trabajar con algunas estrellas del momento, como Carmen Sevilla, con quien compartió reparto en "La promesa" de Angel del Pozo. Gracias a esta película se le adjudicó el premio de "Galán más popular de 1976 en Nueva York", distinción que otorgaba la revista "Nuestro cine".

  Por los años 80 trabajó en el extranjero, especialmente en México, donde era asiduo de la televisión. En 1981 apareció en "Rastro de muerte" del director Arturo Ripstein. De vuelta a España fue uno de los puntales de la exitosa serie "Turno de oficio", de Antonio Mercero, una producción que forma parte de la educación sentimental de los españoles. Al lado de Juan Echanove, Carmen Elias e Irene Gutiérrez Caba, encarnó a "El Chepa". Precisamente este papel le abrió muchas puertas y le ofreció la posibilidad de demostrar su talento polifacético en titulos como "El diputado voto del señor Cayo" (1986) de Antonio Giménez Rico, o "La guerra de los locos" (1986), de Manuel Matji. En los 90, "Suspiros de España (y Portugal)" y "Familia" fueron sus grandes películas y lo acercaron aún más al público mayoritario.

  A partir del año 2000, Juan Luis Galiardo intercaló papeles en producciones taquilleras, "Torrente 2, misión Marbella" o "El oro de Moscú", con otras actuaciones en las que desempolvó grandes clásicos de la literatura española, como "El caballero Don Quijote" o "Lázaro de Tormes". Llegó a interpretar a Miguel de Cervantes en "Miguel y Williams". Su incomparable presencia fisica y su versatilidad le permitieron también encarnar a Fidel Castro en "Dios o Demonio". A la vez, su carrera en televisión le proporcionó nuevas satisfaciones, con "Martes de Carnaval" por la que fue candidato al premio de la  Unión de Actores o "23-F el dia más dificil del Rey", en 2009. En esta etapa se prodigó en el teatro llevando a las tablas las "Comedias Bárbaras" de Valle Inclán, el "Edipo Rey" de Sófocles y "El avaro", de Moliére, entre otras obras.

  Su carrera profesional hizo de él un personaje extremadamente popular. Su ironía, su proceder, y su manera hedonísta de entender la vida lo convirtieron en un personaje muy querido por el gran público y por sus compañeros.

  Juan Luis Galiardo - 2 de marzo de 1940 - San Roque (Cádiz) - 22 de junio de 2012 - Madrid

                                           ¡DESCANSE EN PAZ!

  "Un actor como la copa de un pino" (Alfonso Ussia)

  "Yo solo puedo decir de Juan Luis que se dedicaba más a los demás que a él mismo" (José Bonilla)

  "Nos ha enseñado dos cosas: que hay que trabajar hasta el último dia, y que ese último dia tiene que ser tranquilo" (Imanol Arias)

  "Antes de morirse me dijo que estaba prohibido llorar" (Juan Echanove)

 

 


 


27/06/2012 11:38 Pablo #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris