RelojesWebGratis!
No me mandes flores (Send Me No Flowers-1964) | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

No me mandes flores (Send Me No Flowers-1964)

20141102181942-flore.jpg

 "El deseo de tomar medicamentos es tal vez la característica más importante que distingue al hombre del animal."

  Agradable y muy lograda película de género de comedia romántica, tercera y última de las protagonizadas por el "matrimonio" Hudson-Day, las otras dos fueron: "Confidencias a medianoche" ("Pillow Talk"-1959) y "Pijama para dos" ("Lover Come Back"-1961).

  "No me mandes flores" está escrita con un guión de Julius J. Epstein, "Los hermanos Karamazov" ("The Brothers Karamazov"-1958). Un oscarizado  y longevo guionísta nacido en Nueva York y hermano gemelo del también guionísta Philip Epstein a ellos le debemos el guión de la mítica "Casablanca"-1942. Después de sus estudios universitarios  marcho a Hollywood donde comenzó a escribir guiones en 1939 y en su primera película: "Las hermanas" protagonizada por Errol Flynn y Bette Davis fue nominado al Oscar. En 1952 falleció su hermano una pérdida que Julius sentiría toda la vida pero siguió escribiendo y recibiendo premios a lo largo de su extensa carrera.

  La pelicula la dirige Norman Jewison. Un director y productor nacido en Toronto (Canadá), realizador de grandes éxitos mundiales. Se graduó en la Universidad de su ciudad natal, después de servir en la Armada durante la Segunda Guerra Mundial, hizo su debut como director en 1962. Pero fue a principios de los años 70, cuando le llegó su gran éxito con "El viollinísta en el tejado" ("The Fiddler on the Roof"-1971) donde retrató a modo de musical y con un excelente sentido del humor la vida de un pueblo judio en Ucrania en plena época zarísta. En 1981fue reconocido como Oficial de la Orden de Canadá y, en 1998 fundó el Centro canadiense de cine en las ciudades de Toronto y Ontario. En 2004 publicó su autobiografía titulada: "This Terribles Business Has Been Good to Me", algo asi como ("Esta terrible profesión ha sido buena conmigo").

  La historia que nos cuenta Jewison nos mete de pleno en la vida de un matrimonio: ella una alegre ama de casa y él: un hipocandriaco a más no poder que un buen dia escucha a su médico por curiosidad y por error discutir la inminente muerte de un paciente, creyendo que la pobre victima es él mismo. Este obtiene la ayuda de su mejor amigo y vecino para encontrar un nuevo esposo para su mujer, que pronto será viuda...

  Una divertida, alegre y elegante comedia, si señor. Una película en la que en la década de los sesenta los estudios de la Universal encontraron un filón en este tipo de historias de comedia romántica a todo color rodadas en ambientes de cierto lujo y amablemente satíricas. Es pues una película con una buena dósis de carcajadas llena de un humor fino y agudo y, con momentos memorables gracias también a unos diálogos sumamente chispeantes.

  Muy bonita y como digo a la vez que lujosa fotografía a todo color llevada de la mano por Daniel L. Fapp, "West Side Story"-1961 (por ejemplo). Un extraordinario director fotográfico nacido en Kansas City. Hizo su debut en 1941 al sustituir a Ottis Garrett y, a partir de ahí su carrera subió como la espuma trabajando en más de ochenta películas a lo largo de treinta años como camarógrafo.

Y en esta lujosa comedia con un hipocondriaco por medio, haciendo gala de su buen hacer para mostrarnos unas fotografias más que excelentes sabiendo aprovechar de maravilla el color y el formato panorámico, la mayoría de las escenas están rodadas en los platós de la Universal donde se creó un magnífico ambiente con arreglo a la historia que nos cuenta el director canadiense.

  Muy amena y pegadiza la banda sonora creada por Frank De Vol, "El gran McLintock" ("McLintock!"-1963). Un compositor y arreglísta nacido en Virginia, a los 14 años de edad se hizo miembro del Musican’s Union y, a partir de la década de los 40 comenzó a escribir arreglos para muchos e importantes cantantes entre ellos: Sarah Vaughan y Vic Damone. También es muy conocido por sus temas televisivos musicales tales como: "Mis adorables sobrinos" ("Family Affair"-1966) y "La tribu de los Brady" ("The Brady Bunch"-1969).

  Y aqui aportando unas bonitas melodias con acorde al desarrollo de esta lujosa comedia. La canción "Send Me Flowers" cantada por Doris Day en los títulos de crédito está compuesta por Hal David y Burt Bacharach ambos fueron autores de númerosos éxitos musicales en la década de los 60. 

  Estupendas las interpretaciones formada por el matrimonio protagonísta. Él: Rock Hudson, "Himno de batalla" ("Battle Hymm"-1957) dando vida a George, ese obseso hipocondriaco que se cree portador de todas las enfermedades llegando hasta de creer que le quedan dos dias de vida por culpa de un mal entendido,. Ella: Doris Day, "No os comais las margaritas" ("Please Eat the Daisies"-1960) como Judy la esposa de George esa alegre y y guapa ama de casa que tiene que aguantar un dia si y otro también las "enfermedades" de su también guapo marido, hasta que un buen dia... (los dos en su mejor momento artístico).

  Pero atención al tercero en discordia Tony Randall,  "Detective con rubia" ("The Alphabet Murders"-1965) metido en el pellejo de Arnold el vecino de ambos, ese buen hombre que está dispuesto a ayudar a su amigo pero que por desgracia no resulta tal esa ayuda ya que se enfrenta a la pérdida que le acecha trasegando un martini tras de otro, fabuloso el tio en un papel a su medida.

  Y que decir de Paul Lynde, "Un beso para Birdie" ("Bye Bye Birdie"-1963) que da vida al señor Akins un descacharrante vendedor de tumbas que "adora a la gente". Y de Edward Andrews, "Ansiedad trágica" ("Tension at Table Rock"-1966) enfundándose la bata del doctor Ralph. Sin olvidarnos de Clint Walker, "Doce del patíbulo" ("The Dirty Dozen"-1967) en el papel de Bert Power un antiguo pretendiente de Judy.

  En definitiva: Una estupenda comedia romántica al uso de la calidad y del buen gusto de todos y muy fácil de digerir, Una película que para mi es recomendable para toda la familia.  Sobresaliente.

  A modo de curiosidad tanto Rock Hudson como Tony Randall nunca se llevaron bien fuera de los platós en ninguna de las tres peliculas protagonizadas por ambos. Según cuentan todo era a raiz de sus estaturas ya que Hudson media 1, 95 y Randall 1,73. Pero eso si lo disimulaban muy bien durante los rodajes. Genios y figuras.

28/10/2014 09:38 Pablo #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris