RelojesWebGratis!
El hombre elefante (The Elephant Man - 1980) | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

El hombre elefante (The Elephant Man - 1980)

20170305172726-ele.jpg

                 En recuerdo de: John Hurt

  "¡No soy un animal! ¡Soy un ser humano! ¡Soy... un... un hombre!"

   

  Magnífica película de género dramático-biográfico, basada aunque libremente en la información que sobre J . Merrick aportan dos obras: "The Elephant Man and Other Reminiscences" (1923), de Frederick Treves, y "The Elephant Man, a Study in Human Dignity" (1971), de Ashley Montagu. El guión pues no tiene relación con la obra de teatro "The Elephant Man" (1979), ni con otras creacciones de ficción.

  El guión fue escrito por Christopher De Vore, "Frances"-1982. Un escritor con solamente tres películas en su historial, aunque todas lograron un gran éxito cinematográfico a nivel de critica y de público. Le ayudó Eric Bergren, "Tempestad en la llanura" ("The Dark Wind"-1991). Un guionísta nacido en Pasadena. Estudió artes  teatrales en la Universidad del Sur de California y ayudó a De Vore a escribir los guiones de sus tres películas. En 1981 se puso detrás de la cámara para dirigir el cortometraje "They Have not Seen This", basado en su propio guión. El tercer guionísta fue el mismo director es decir David Lynch.

  "El hombre elefante" pues está dirigida por David Lynch. Un director nacido en Montana. Un innovador creador de dramas enigmáticos que provocan la impresión de adentrarse en una pesadilla circular y surrealísta. Con sus narraciones sus películas no se explican, se experimentan: a este director nunca se le han dado bien las palabras, es más un filósofo preverbal que un evangelísta, pregunta en lugar de dar respuestas.

  Personaje obsesivo, tardó más de seis años en completar su primer proyecto "Cabeza borradora" ("Eraserhead"-1977), surrealísta, romántica y dura, es una película profundamente perturbadora. Realizada en blanco y negro sobre una banda sonora industrial, no es de extrañar que se convirtiera en un clásico de culto. Los elogios cosechados por la biopic "El hombre elefante" (" The Elephant Man"-1980), igual de deprimente que la anterior pero basada en hechos reales, y de nuevo rodada en blanco y negro, parecieron allanarle el camino hacia proyectos a gran escala al estilo de Hollywood, pero la superproducción de ciencia-ficción "Dune"-1987 no satisfizo las expectativas.

  "Terciopelo azul" ("Blue Velvet"-1986) constituye un antidoto despiadado contra los dramas juveniles de la década de 1950: explora la extorsión, la decadencia sexual y la violencia espoleada por las drogas que se esconden bajo un pueblo paradisiaco. "Corazón salvaje" ("Wild at Heart"-1990), la road-movie en tributo a Elvis Presley que recibió la Palma de Oro en el Festival de Cannes, completaría su fijación por los personajes provincianos de Estados Unidos.

  "Carretera perdida" ("Lost Highway"-1997), con su creciente despreocupación por la lógica narrativa y sus saltos del realísmo a la violencia gore o a la alucinación surrealísta en el espacio de unas pocas escenas, refleja a David Lynch más fébril. Paranoica y noir, esta película es la versión lynchiana del free jazz. Con la ayuda de una impresionante banda sonora a cargo de David Bowie y Trent Reznor, "Carretera perdida" sumerge al espectador en el universo del director.

  De modo muy similar, "Mulholland Drive"-2001, supo atraer al público, pero el momento de gloria habia pasado y Lynch decidió tocar otras teclas como internet, la animación o el video digital. No obstante, "Inland Empire"-2006 - en la que las vidas de los actores empiezan a reflejar la de los personajes que interpretan - es todavia una película extremadamente autorreflexiva, más espeluznante que nunca.

  La acción tiene lugar en Londres a lo largo de seis años (1884-1890). Y en donde el médico cirujano Frederick Treves acude a una barraca de la feria donde J. Merrick "el hombre elefante" es exibido al público por dinero. Un tal Bytes lo tiene a su cargo y lo explota como medio de subsistencia. Treves conviene con él la liberación de Merrick para ingresarlo en el Hospital de Londres. A Frederick le mueven razones humanitarias pero también profesionales. Descubre con sospresa que Merrick tiene un conciente intelectual normal y una sensibilidad también normal...

  La película pues, suma drama, historia, biopic, critica social y enfermedad. Y en donde Lynch formula un alegato a favor de las personas desiguales, en especial de los que son de modo más aparente. La historia expone una concepción de la normalidad que no se funda en la apariencia, sino en las capacidades de las personas afectadas. Estableciendo una definición de belleza basada en cualidades del espíritu (respeto, tolerancia, simpatía, solidaridad, afecto...). Y muestra como las reacciones de pánico ante una persona muy desigual se desactivan cuando se constata su humanidad e indefensión. No asusta la fealdad, sino la malicia y la maldad. Toda persona con discapacidad tiene derecho a contar con el apoyo social necesario para gozar en plenitud de la máxima integración posible de acuerdo con sus posibilidades y para maximizar el ejercicio de sus capacidades. Porque nada hay tan perverso como aprovecharse de la desgracia ajena.

  La banda sonora corrió a cargo de John Morris, "El jovencito Frankenstein" ("Young Frankenstein"-1974). Un compositor nacido en Nueva Jersey. Sus comienzos fueron en 1968 con la película "Los productores" ("The Producers") que también fue la primera película de Mel Brooks, después seguiría componiendo musica para muchas de sus películas. Tiene también en su haber el haber sido el único compositor que consiguió filmar a los Ramones en 1974.

  Y aquí ofreciéndonos una partitura original dramática y melancólica, que complementa y refuerza el sentido de las imágenes. Añade fragmentos del "Adagio para cuerdas" de Samuel Barber, con el que glosa la satisfación de Merrick ante el avance de su integración social.

  La fotografia en blanco y negro y en formato Cinemascope se la debemos a Freddie Francis, "Un lugar en la cumbre" ("Room at the Top"-1959). Un cineasta nacido en Londres. Comenzó como operador de cámara donde trabajó en muchas películas de practica. Después de servir en el ejército y a su regreso a la vida civil pasó diez años también como operador pero trabajando con grandes directores como John Huston. Debutó como director de fotografia con la película "La salamandra de oro" (Gold in Salamander"-1950) en colaboración con Oswald Morris.

  Y en este drama profundo creando composiciones oscuras, opresivas y en ocasiones tenebrístas. Haciendo uso de una extensa gama de grises que confiere densidad y vibración a las imágenes. Con proyecciones de sombras, rincones sombrios, contraluces inquietantes y juegos de claroscuro que evoca el cine de terror de la Hammer (en el que Francis trabajó de joven). Los exteriores de la película se rodaron en escenarios reales de Londres y los interiores en los platós de Lee Internacional Studios (Wembley y Londres) y de Shapperton Studios (Surrey, Inglaterra).

  Sensacionales tanto Anthony Hopkins, "El silencio de los corderos" ("The Silence of the Lambs"-1991), en el papel del doctor Frederick Treves, como John Hurt, "Infierno en Alabama" ("Jayne Mansfield’s Car-2012) en el papel de John Merrick, "el hombre elefante". Y muy bien acompañados de la siempre extraordinaria Anne Bancroft, "El graduado" ("The Graduate"-1967), en el papel de Madge Kendal, una famosa actriz, y por el estupendo John Gielgud, "Carros de fuego" ("Chariots of Fire"-1981) en el papel de Carr Gomm el administrador del hospital. Sin olvidarnos de Hannah Gordon, "La familia Cropton" ("Spring and Port Wine"-1970), como Ann, la esposa de Frederick y de Fredie Jones, "El secreto de la pirámide" ("Young Sherlock Holmes-1985), como Bytes..

  En dedinitiva: Una obra maestra del cine de su género. Una pelicula impresionante, conmovedora, triste y melancólica. Pero también esperanzadora y rica en sugerencias humanitarias. Una película... Matrícula de Honor.

  "El hombre elefante" estuvo nominada en ocho apartados, incluyendo, película, director y actor (John Hurt). Este fue el año de "Gente corriente" ("Ordinary People") de Robert Redford.

  Como curiosidad científica, la enfermedad que padecia Merrick según los diagnósticos actualizados hablan del síndrome de Proteo, una enfermedad congénita, poco común, progresiva e incurable, identificada y descrita por el Dr. Michael Cohen en 1979.

 

27/02/2017 18:20 Pablo #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris