RelojesWebGratis!
Un hombre llamado Caballo (A Man Called Horse - 1970) | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Un hombre llamado Caballo (A Man Called Horse - 1970)

20170121190502-harris.jpg

  "¿Cómo podeis comprar o vender el cielo. o el calor de la tierra?"

  Una película muy interesante de género de western, pero no es el típico western de duelos y tiroteos si no que es una historia más bien antropológica de supervivencia enmarcada eso si, dentro del contexto del lejano oeste americano. Basada en una novela de Dorothy M. Johnson. Una escritora nacida en Iowa. Su carrera como escritora comenzó a despegar en la década de 1930 cuando vendió su primer articulo a The Saturday Evening Post por 400 dólares.

  Entre 1956-60 enseñó escritura en la Universidad de Montana. En 2013 fue incluida en el Salón de la fama de Montana Cowboy y Western Heritage Center por el "Legacey Award" por sus notables contribuciones a la historia y cultura de Montana.

  El guión se le encargó a Jack DeWitte, "Sitting Bull, casta de guerreros" (Sitting Bull"-1954). Un escritor nacido en Arkansas y famoso por sus novelas la mayoría de temática western, y muchas de ellas llevadas no solamente al cine si no también a la televisión como por ejemplo la emblemática serie "Cheyenne"-1956.

  "Un hombre llamado Caballo" está dirigida por Elliot Silverstein. Un director nacido en Massachusetts. Sus comienzos fueron en la televisión donde estuvo por espacio de casi diez años con series muy famosas tales como: "Doctor Kildare" donde rodó 14 episodios. En 1965 dió el salto al cine con "La ingenua explosiva" ("Cat Ballou"), que cosechó un enorme éxito tanto de critica como de público. La película logró un Oscar al mejor actor (Lee Marvin) y cinco nominaciones. Aunque Silverstein no era un director prolífico, pero sus películas fueron siempre muy bien acogidas. Entre  sus palmarés cuenta con un Premio DGA honorario vitalicio que se le concedió en 1990. Actualmente vive en California retirado totalmente del cine.

  La acción nos lleva hasta el año 1843 y en donde un grupo de cazadores blancos es atacado, por los indios crows. Todos mueren, excepto el jefe del grupo, un jovén inglés que es tomado por un caballo y conducido prisionero ante el jefe de la tribu, que se lo regala a su madre como esclavo. En el poblado indio, un mestizo le alecciona sobre la forma de huir y, de este modo, se convierte en un guerrero más de los crows. En la primavera, este se encuentra acarreando carne cuando una joven india hermana del jefe, le ofrece agua. La vieja india golpea al blanco. La joven india le defiende y los dos acaban enamorándose...

  Una muy interesante película, si señor. No tanto por la acción tan característica que vemos en el género del western, si no porque el director nos habla de la libertad, de la eterna lucha entre indios y "blancos", del sentido de pertinencia a una comunidad, del maltrato deshumanizante, de las salvajes costumbres y ritos aborígenes, de la transformación de un ser humano influenciado por el contexto que le rodea, sobre la forzada apropiación de una cultura incivilizada, etc.

  Una película que como bien podemos ver, no es una historia que proponga ocasión intensa propia del clásico western, sino que es una oferta que se ocupa de mostrar cómo un hombre, en su lucha por sobrevivir, decide poco a poco apropiarse de una cultura ajena y desconocida, mutando y transformandose desde lo más íntimo de su existencia.

  Muy buena (buenísima) la fotografía en color y en formato 70mm., dirigida por Robert B. Hauser, "Soldado azul" ("Soldier Blue"-1970). Un director de fotografía nacido en Washington. Sus comienzos fueron en la televisión en series tan importantes como "Los intocables" y "Peyton Place". En 1971 debutó en el cine con "Las 24 horas de Le Mans" ("Le Mans") protagonizada por Steve McQueen. Estuvo nominado dos veces a los premios Emmy en 1963 y 1978.

  Y en esta historia sobre transformación de un ser humano, mostrándonos unas imágenes antológicas llenas de color con algunas escenas escalofriantes como la del juramento al Sol, una escena impagable que nunca pasará desapercibida. La película se rodó integramente en escenarios naturales concretamente en Durango (México).

  Sensacional la banda sonora creada  por Leonard Rosenman. Un compositor nacido en Nueva York. En sus inicios trabajó como profesor de piano y de música de cámara. En 1955, por recomendación de James Dean que era uno de sus alumnos, hizo su primera colaboración en el cine con "Al este del Eden" ("East of Eden"), que obtuvo un gran éxito. Sin embargo nunca obtuvo un Oscar, aunque estuvo nominado en dos ocasiones. Aunque su fama se debe a la música cinematográfica, fue también compositor de música clásica. En esta faceta una de sus obras más reconocidas es el Concierto para violín nº2", estrenado en 1977 en el Carnegue Hall.

  Y en este western antropológico y naturalìsta, deleitándonos con una sensacional música, con instrumentos de percusión haciendo aún más desgarradora esta historia de supervivencia. Hay algunos temas antológicos como por ejemplo: "Sioux Chants" y "Naming Sing" entre otros.

  Extraordinario Richard Harris, "El puente de Cassandra" ("The Cassandra Croosing"-1976), metido en la piel de John Morgan un acaudalado lord de Boston que se dedica a viajar por todo el mundo para dedicarse a sus aficciones, especialmente la caza, hasta que un dia es capturado por una tribu india. Y con Harris, Judith Anderson, "Rebeca" ("Rebecca"-1930) en el papel de "Cabeza de Búfala", la madre del primer jefe; Manu Tupou, "Hawaii"-1966, como "Mano Amarilla", el primer jefe de la tribu; Corinna Tsopei, "La playa" ("The Sweet Ride"-1968), como "Cierva Corredora", la hermana del primer jefe; Lina Marin, "Lo que importa es vivir"-1987, como "Rosa de Espina". Y muchos más y buenos secundarios nos encontramos en esta película pionera del nuevo western.

  Resumiendo: Una película que debe de juzgarse en relacción a la época y a las creencias arraigadas en el colectivo. Para mi, es una película revolucionaria que rescata la verdadera naturaleza de la fundación de un imperio que se resiste a la civilzación y que últimamente bombardeó y destruyó nada menos que la cuna de la civilización occidental.  Sobresaliente.

  Como era de esperar "Un hombre llamado Caballo" tuvo dos secuelas más: "La venganza de un hombre llamado Caballo" ("The Return of a Man Called Horse"-1976), dirigida por Irvin Kershner, y "El triunfo de un hombre llamado Caballo" ("Triumphs of a Man Called Horse"-1983), dirigida por John Hough, y las dos interpretadas por Richard Harris también. Lamentablemente ninguna de las dos superó a la primera.

  Como curiosidad, la escena del "Juramento al sol" que es el punto álgido de la película. En su rodaje fue imprescindible el trabajo desarrollado por el maquillador John Chambers, que creó un pecho prostásico con el que fue suspendido Richard Harris.

18/01/2017 18:47 Pablo #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris