RelojesWebGratis!
Ascensor para el cadalso (Elevator to the Gallows-1958) | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Ascensor para el cadalso (Elevator to the Gallows-1958)

20170901184117-ascenseur-pour-l-echafaud-elevator-to-the-gallows-815405947-large.jpg

                En recuerdo de: Jeanne Moreau

  "La música seguirá sonando, pero nosotros ya estaremos muertos."

  Muy buena película de nacionalidad francesa y de género policiaco, basada en una novela de Noël Calef. Un escritor nacido en Bulgaria pero nacionalizado francés. Se graduó en la escuela secundaria de Alejandría y de los estudios de posgrado en Viena. Se estableció en Francia cuando contaba 23 años de edad y comenzó en una compañía cinematográfica. Durante la Segunda Guerra Mundial fue internado en Draney y antes de ser deportado a Italia en los campos de Bardonechic. Al final de la guerra regresó a Francia. Ha publicado cerca de veinte novelas de detectives. También hizo muchos guiones para el cine. En 1952 hizo una aparición en "El hombre que destruyó a Joseph Losey".

  El guión fue escrito por Roger Nimier. Un escritor y periodísta nacido en Paris. Fue la principal figura del movimiento literario "hussard", que también incluia a Antoine Blondin, Jacques Lavrent... Su obra más conocida es "El Husar azul" ("Le hussard bleu"), una novela en la que describe la vida de un regimiento de húsares ocupando Alemania en 1945, desde el punto de vista de varios personajes. Esta novela dió su nombre al citado movimiento.

  El segundo guionísta y también director de la película fué el aqui debutante en solitario Louis Malle. Un director nacido en Thumeries (Francia). Un cineasta versátil de la "vogue francesa", a veces con contenidos sexuales polémicos. Entre los directores de éxito de la "nouvelle vague", Louis Malle y Eric Rohmer, destacan como casos especiales, Rohmer descubrió pronto lo que podía hacer y lo ha seguido haciendo. Malle en cambio, parecía decidido a no repetirse nunca y exploraba diferentes géneros, estilos y paises. Era una estrategia arriesgada de la que se derivaron algunos fracasos. "Una vida privada" ("Vie privée"-1962), que utilizó a Brigitte Bardot como sex-symbol, resulta sensibilera y poco original, pero al menos fue un éxito de taquilla, a diferencia de "El unicornio" ("Black Moon"-1975), una extravagante fantasía personal, "Crackers"-1984 es un intento desacertado de trasladar "Rufufú" ("I soliti ignoti"-1958), una clásica comedia de Mario Monicelli a San Francisco, mientras que "Herida" ("Damage"-1992), un estudio de la obsesión sexual, no encuentra el tono adecuado. Sin embargo, en otros trabajos, el eclecticismo y la audacia de Malle han dado buenos resultados, como enn el thriller "Ascensor para el cadalso" ("Elevator to the Gallows"-1958).

  Algunos de los mejores y más sentodos trabajos de Malle abordan la adolescencia: la semiatográfica "El soplo del corazón" ("Le souffle au coeur"-1971), "Lacombe Lucien"-1974, en la que un agricultor se une a los fascistas de la Francia ocupada, y la conmovedora "Adios, muchachos" ("Au revoir les enfants"-1987). En un registro totalmente distinto, "¡Viva Maria!"-1965 une a Brigitte Bardot y Jeanne Moreau en una western lleno de vida, "Atlantic City"-1980 que hace un uso elegiaco de Burt Lancaster, como un mafioso maduro venido a menos, y "Mi cena con André" ("My Dinner with André"-1981) demuestra que dos hombres hablando en un restaurante durante 95 minutos pueden absober la atención del espectador. Tal vez la película de mayor fama internacional es "La pequeña" ("Pretty Baby"-1978), que situó a Brooke Shields, en el camino hacia el estrellato al interpretar a una prostituta de doce años de Nueva Orleans.

  La acción pues, tiene lugar en Paris en 1956/57. Y nos narra la historia del asesinato por amor de un tal Simón Carala a manos de Julien Tavernier, con la complicidad de su amante Florence Carala, esposa de la victima...

  Muy buen debut del por aqui jovencísimo Louis Malle. Y muy buena película, si señor. Y en donde la narración superpone para mi tres líneas de acción: la de Julien, la de Florence y la de la pareja formada por Verónica y Louis.

  Julien, tras cometer el crimen, advierte que no ha retirado algunos indicios que le delaten. En su regreso precipitado al despacho, queda atrapado en el ascensor, cuando el vigilante corta el suministro eléctrico. A partir de entonces vive una situación de impotencia opresiva y angustiosa. Florence mientras espera a Julien ve pasar su coche ocupado por Verónica y Louis, que confunde con Julien. Para ella comienza entonces una larga noche de desorientación y amargura. La pareja que ha sustraido el coche circula por la autopista del Oeste a gran velocidad, compite con un Mercedes deportivo de gran cilindrada y realiza maniobras temerarias. Esta es la pareja atolondrada, distante, imprudente y poco unida, que contrasta con el amor profundo, intenso y desesperado de Florence y Julien.

  La primera cuenta con un vehículo que les da movilidad y libertad, la segunda se ve separada a causa de otro vehículo (el ascensor), que inmovoliza a Julien. Ambas parejas cargan con el peso del crimen, premeditado en un caso e imprevisto en otro. Malle nos muestra al mismo tiempo un Paris frio (edificio impersonal de oficinas), desolado (Campos Eliseos de noche) y salvado de coches (visión desde el despacho de Julien).

  Cuenta con muy buenas escenas sobresaliendo la de la interrogación de Julien por la policia en un cuadro en el que las figuras aparecen inmersas en la oscuridad y la escena final.

  La musica es de Miles Davis. Un trompetista y compositor de jazz nacido en Illinois. Se trata de una de las figuras mas relevantes, innovadoras e influyentes de la historia del jazz. Su carrera que abarcó cincuenta años, recorre la historia del jazz a lo largo de toda la segunda mitad del siglo XX, caracterizándose por su constante evolución y búsqueda de nuevos caminos artísticos. El sonido de su trompeta se caracterizó por el uso de la sordina de acero que le proporcionaba un toque más personal e intimo.

  Y en este asesinato a las siete improvisando el solo de trompeta. Le acompaña un conjunto de saxo, piano, contrabajo y bateria. Jazz y blues combinan muy bien con el clima de suspense de esta historia.

  La fotografía en blanco y negro se la debemos a Henri Decae, "El silencio de un hombre" ("Le Samourai"-1967). Un director de fotografía nacido en Saint-Denis (Francia). Sus comienzos fueron como ingeniero de sonido y editor de sonido. Un hombre muy influyente en la "nueva ola" francesa. El gusto de Decae por la luz natural y su habilidad por trabajar a la velocidad le hizo siempre tener una excelente sensibilidad fotográfica que le hizo trabajar con los mejores directores franceses.

  Y en esta historia de trágicos amantes deleitándonos pero sin alardes, puesto que busca encuadres de vértigo, oblicuos y en picado en otros, que enriquecen la narración visual. Toda la película está rodada en Paris excepto los interiores que se rodaron en los estudios Poste Parisien.

  Excelente el reparto de actores elegidos en esta "ópera prima" de Louis Malle. Encabezados por la recientemente fallecida Jeanne Moreau, "El tren" ("The Train"-1964) como Florence, esa mujer que junto con su amante planea un crimen perfecto  (asesinar a su esposo). Y seguida de Maurice Ronet, "A pleno sol" ("Blazing Sun"-1960) como Julien, el amante de Florence. Y con estas dos estrellas del cine europeo, Georges Poujouly, "Y Dios creó a la mujer" ("Et Dieu créa la femme"-1956) como Louis, y Yori Bertin, "La religiosa" ("La religieuse"-1966), como Verónica. Y aunque sale muy poco pero su actuación es el eje principal de la trama, Jean Wall, "Las grandes familias" ("Les grandes familles"-1958), como Simón Carala el marido asesinado. Y atención a otro grande del cine francés Lino Ventura, "El clan de los sicilianos" ("Le clan des siciliens"-1969) como el comisario Cherrier.

  En definitiva: Un estupendo thriller narrado con sobriedad, discrección y fluidez, que para mi incluye un tácito homenaje al cine negro americano y al maestro Hitchcock. Una película equilibrada, coherente, emocionante y consciente. Todo un clásico del cine de su género.   Sobresaliente.

  Como curiosidad: esta fue la primera película de Louis Malle en solitario. Cuando la rodó solo tenía 25 años. Antes solamente habia rodado un documental de temática submarina, titulado "El mundo del silencio" ("Le Monde du silence"-1956) junto a Jaques Costeau. También había co-dirigido "Un condenado a muerte se ha escapado" ("Un chamné á mori s’est é chappé"-1956), junto a Robert Bresson.

 

 

28/08/2017 19:27 Pablo #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Rafi

Muy buen debut del maestro Malle

Fecha: 30/08/2017 18:16.


gravatar.comAutor: Pablo

Efectivamente un buen debut el de Malle

Fecha: 30/08/2017 18:52.


gravatar.comAutor: cine de ayer

Una película que necesito ver gracias por recordarmela.

Fecha: 31/08/2017 18:35.


gravatar.comAutor: Pablo

Contento estoy de haberte ayudado...saludos

Fecha: 31/08/2017 19:02.


gravatar.comAutor: Blog del espectador

Con tu oermiso Pablo te cojo algunos datos de Malle.

Fecha: 01/09/2017 11:59.


gravatar.comAutor: Pablo

Siempre que indiques su procedencia tienes mi autorización...

Fecha: 01/09/2017 18:40.


gravatar.comAutor: Blog del espectador

ok Pablo

Fecha: 01/09/2017 18:42.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris