RelojesWebGratis!
Un rostro de mujer (A Woman's Face - 1941) | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Un rostro de mujer (A Woman's Face - 1941)

20170331193221-mujer.jpg

  "La belleza de una mujer la mayoría de las veces está en su...interior."

  Memorable película de género melodramático y adaptada de una obra de teatro del dramaturgo Francis de Cruisset. Un dramaturgo y novelísta nacido en Bruselas. Y con un guión de Donald Ogden Srtewart, "Historias de Filadelfia" ("The Philadelphia Story"-1940). Un escritor y guionísta nacido en Ohio. Estudió en la Universidad de Yale. Al finalizar la Primera Guerra Mundial se instaló en Nueva York, donde comenzó a escribir novelas satíricas. Este tipo de novelas iban acordes al gusto de la época. Poco a poco se fué ganando reputación en el mundo del cine gracias a sus diálogos con chispa. En 1975 escribió su autobiografía titulada: "By a Stoke of Luck".

  A Donald le ayudó en el guión Elliot Paul, "Rapsodia azul" ("Rapsody in Blue"-1945). Un periodísta nacido en Massachusetts. Se graduó en la Escuela Secundaria Malden. Estuvo de corresponsal en la Guerra Civil Española y de allí se inspiró para escribir "Vida y Muerte de un pueblo español" donde fué muy bien recibida en Estados Unidos. Paul se burló del puritanísmo hipócrita de Hollywood en un libro satírico publicado en 1942, aunque tuvo problemas con la censura injusta del Código Hays.

  "Un rostro de mujer" está dirigida por George Cukor. Un director nacido en Nueva York. Un hombre de dramas elegantes, director de actores capaz de obtener interpretaciones deslumbrantes, en especial de las estrellas femeninas. Podría parecer un cumplido equívoco decir de un director que lo que más se recuerda de sus películas son las interpretaciones, pero George Cukor, especialmente conocido por sacar lo mejor de actrices temperamentales, le gustaba que le consideraran el director de actores por antonomasia.

  George Cukor fue además uno de los directores más sútiles y más cultos de Hollywood, con un don para rodar perfectas escenas de diálogos y para preservar la escena de obras teatrales y novelas. Su "David Copperfield"-1935, sigue siendo la mejor versión de la obra de Dickens que ha hecho Hollywood. Y aunque no fue del todo capaz de convertir a Leslie Howard y Norma Shearer (que sumaban 82 años entre los dos) un "Romeo y Julieta" ("Romeo & Juliet"-1936), es díficil imaginar otro director que pudiera simplemente intentarlo.

  La confianza con que Cukor manejaba reparto de grandes estrellas se hizo evidente por primera vez en "Cena a las ocho" ("Dinner at Eight"-1933), un sublime intento de recrear el éxito de la multiestelar "Gran Hotel" ("Grand Hotel"-1932) de Edmund Goulding, donde sobresale una soberbia actuación cómica de Joan Harlow. Este raro talento para mantener contentos unos egos frágiles, sin perturbar el entarimado de una narración colectiva hizo de él candidato ideal para "Mujeres" ("The Woman"-1939), que consiguió milagrosamente mostrar lo mejor de Norma Sheare, Rosalind Russell, Joan Crawford, Paulette Goddar y Joan Fontaine. Por la misma razón, no cabe duda de que el emocionante espectáculo tan habilmente manejado por Victor Fleming en "Lo que el viento se llevó" ("Gone With the Wind"-1939) habria tenido mucho menos peso emocional si Cukor no hubiera estado allí para motivar y arrancar una interpretación tan completa a Vivian Leigh.

  Cukor dirigió dos veces a Greta Garbo y cuatro a Joan Crawford, pero la actriz con la que tuvo la asociación más fructífera fue con Katharine Hepburn. Su estilo frágil e insolente solo se traducía en un éxito de taquilla de vez en cuando pero él más que ningún otro director, era capaz de sacar su lado humano más vulnerable sin comprometer su autoridad. También exoplotó su versatilidad utilizándola en la adaptación literaria de "Las cuatro hermanitas" ("Little Woman"-1933), en la sofisticada comedia "Vivir para gozar" ("Holiday"-1938) y en rarezas como "La gran aventura de Silvia" ("Sylvia Scarlett"-1935), donde aparecía disfrazada de chico.

  "La costilla de Adán" (Adam´s Rib"-1949) es la mejor de las películas de Katharine con Spencer Tracy; pero su mejor colaboración fue "Historias de Filadelfia" ("The Philadelphia Story"-1940) donde el personaje de Tracy Lord (Katharine) exibe una inolvidable mezcla de hielo y fragilidad. En esta película, Cary Grant y James Stewart respondieron al toque de Cukor con matices y sutilezas nunca vistos. Con él, incluso actores secundarios experimentados como Roland Young y John Holliday, que no podían hacer una mala interpretación aunque quisieran, mejoraban algunos puntos.

  Las mejores obras de Cukor se caracterizan también por la precisión no ostentosa de la cámara, los decorados, la iluminación y la composición eran siempre tan perfectos como poco aparentes. Para él, la buena dirección era invisible. Por ejemplo, en sus manos "Luz que agoniza" ("Gaslight"-1944), básicamente un melodrama teatral, se convirtió en pura elegancia, con un detallísmo suntuoso e interpretaciones, magnéticas, de Ingrid Bergman y Charles Boyer. Y todo sin afectar el propósito narrativo. Sigue siendo un thriller estremecedoramente bueno.

  El hundimiento del sistema de estudios dejó a Cukor sin más opción que las películas de prestigio, caras y seguras. La producción lujosa, , los grandes presupuestos y las atractivas estrellas no bastaron para convertir "My Fair Lady"-1964 o "El pájaro azul" (The Blue Bird"-1976) en proyectos dignos de su talento, aunque su comunicaión instintiva con las actrices arrancó un buen trabajo de Marilyn Monroe en "El multimillonario" ("Let’s Make Love"-1960). Dadas las circustancias, poco importaba que "Ricas y famosas" ("Rich and Famous"-1981) fuera una fallida puesta al dia de "Vieja amistad" ("Old Acquaintence"-1943) de Vicent Sherman; lo importante es que Cukor, con 82 años, aún estaba allí para dirigirla.

  Asi pues, la historia que nos cuenta el maestro Cukor nos lleva hasta Estocolmo (Suecia) y Forssa (Finlandia) a lo largo de unos dos años entre 1940-41 y en donde una mujer llamada Anna Holm, soltera, resentida, amargada y frustrada tiene desfigurada desde los 5 años una parte del rostro a causa de un accidente doméstico. Desde los 16 años se dedica al chantaje, liderando una banda de delincuentes al mismo tiempo que es propietaria de un refugio rural que explota como restaurante. Las conversaciones de los clientes facilitan información útil para planear acciones delictivas. Es una mujer inteligente y hábil, tiene madera de lider, padece algunas secuelas fisicas debido al accidente (un cierto grado de fotofobia, una cierta inestabilidad que le hace tropezar con frecuencia...) y secuelas psiquicas (soledad, resentimiento, odio...).

  La película suma drama, drama psicológico, suspense y trhiller. Está narrada en flashbacks, que recogen las declaraciones de los testigos del juicio que tiene lugar en los Tribunales de Estocolmo contra Anna como presunta autora de un homicidio. Dividida en dos partes, la película explora los efectos de la soledad en el comportamiento humano y las relaciones que se dan entre los defectos fisicos que afectan a la aparienciia personal, su interiorización y las cadenas de reacciones de compensación, superación o rechazo que generan. La primera parte del relato presenta una descripción del mundo interior de la protagonísta, de sus reacciones psicológicas y de sus actitudes generales. Cukor compone una explicación psicológica que esquematiza los procesos y de manera que la explicación sea inteligible para el público. Con intenciones explicativas y dramáticas carga las tintas en el dibujo de las disfunciones psicológicas, sin excederse y sin comprometer el equilibrio conjunto de la película.

  La segunda parte queda separada por un lapso de tiempo de dos años, según no los explica en los diálogos. El salto temporal, que puede pasar desapercibido al espectador, cierra la presentación del personaje y la complejidad de su mundo interior y exterior, para dar paso al nudo del relato, en el que la atención se centra, sobre todo, en la evolución del personaje y sus cambios de calidad y percepción. La evolución se observa en el marco de un contexto de tensión y conflicto, que alimenta situaciones de notable dramatísmo.

  Varias líneas dramáticas convergen hacia un momento culminante, de intensa y prolongada emoción. Le acompaña una rápida sucesión de planos tomados desde varias posiciones y distancias. La música de fondo cesa para dar paso a sonidos ambientados (viento, cascada, campanillas...). Para mi este es el momento mágico en el que uno olvida que es espectador.

  Cukor aprovecha la ocasión, cómo es habitual en él, para crear insertos de intencionalidad transgresora en su momento. Destacando el baile, de gran sensualidad y potente erotísmo (dada la época), de una pareja de mujeres lesbianas en el restaurante. Llama la atención la forma explícita de presentar el adulterio múltiple de una bella mujer de amores efímeros. No falta por supuesto el personaje masculino de sexualidad ambigua. La construcción de personajes luce la habilidad del director, especialmente indicada para el retrato de mujeres, como los de la protagonísta, el ama de llaves, la esposa del cirujano, etc.. Queda mucho mejor definida la figura del personaje malvado que la del personaje positivo.

  La película incorpora referencias literarias (cartas de amor de George Sand, Alfred de Musset, John Kects, Robert Browning...), referencias de musicos (Chopín antes y después de conocer a George Sand), diferenciación de composiciones musicales (sinfonias, conciertos...) y otros detalles cultos que dan brillo al relato.

  La banda sonora se la debemos a Bonislau Kaper, "Lili"-1953. Un compositor nacido en Varsovia, aunque nacionalizado estadounidense. Un hombre que trabajó en Alemania, Francia y por supuesto en Estados Unidos. Compuso música para decenas de películas desde la decáda de los años 30 hasta comienzo de los 70. Es también recordado por haber compuesto conocidos standars de jazz, y también trabajó en Broadway.

  Y en este rostro del alma componiendo una partitura funcional al servicio de la acción y del relieve estético de la película, inserando canciones y bailes folklóricos suecos, cortes tan sugerentes como el dedicado a descubrir el movimiento de la lanzadera del telar y otros. Cómo música añadida adapta el "Estudio, op.15, nº2 de Chopín que la protagonísta femenina interpreta tras decir "esto es lo que pienso de las cartas de amor."

  De la fotografía en blanco y negro se encargó Robert Planck, "Los tres mosqueteros" ("The Three Musketeers"-1948). Un director de fotografía nacido en Indiana. Comenzó sus estudios en 1929 y trabajó en más de 100 películas la mayoría para MGM. En 1958 se pasó a la televisión hasta 1965 año en que se retiró definitivamente. Durante toda su carrera obtuvo cuatro nominaciones al Oscar pero no lo logró en ninguna ocasión.

  Y en este  gran melodrama lleno de tensión sobresaliendo la creación de atmósferas opresivas e inquietantes. Dentro de estas, la mejor en mi opinión es la del intento de seducción criminal de la protagonísta femenina mediante el halago, el estímulo de la vanidad, el erotísmo del beso y comentarios sobre la música y el amor. Los exteriores fueron rodados en Sun Valley (Idaho), y los interiores en los platós de MGM.

  Extraordinaria Joan Crawford, "¿Qué fué de Baby Jane?" ("What Ever Happened to Baby Jane?"-1962) (por citar otra de sus grandes interpretaciones), y aquí como Anna Holm, una mujer acusada de asesinato que se somete a una operación de cirugía estética para cambiar su vida. Y con la inmensa Crawford otro grande del Hollywood dorado, Melvyn Douglas, "Hud"-1963), como el Dr. Gustaf Segert, el hombre que cambió la vida de Anna.

  Pero en esta sobresaliente historia también nos encontramos a Conrad Veidt, "Casablanca"-1942 como Torsten Barring; Ossa Massen, "Almas en tinieblas" ("Night Unto Night"-1949) como Vera Segert; Reginald Owen, "Su pequeña aventura" ("The Thrill of it All"-1963) como Bernard Dalvik, y un interminable ramillete de grandes y buenos secundarios que gracias Cukor dieron todo lo que llevaban dentro.

 En definitiva: Todo un gran melodrama, muy bien estructurado, conciso y con una gran dósis de intriga y tensión.  Sobresaliente.

  En 1938 el director sueco Gustaf Molander realizó una versión con el mismo título en castellano, protaginizada por Ingrid Bergman. Así pues esta de Cukor podriamos considerarla como un remake de la película sueca (aunque la trama es muy distinta).

28/03/2017 18:44 Pablo #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Fortu

la película sobresaliente. Tu comentario matricula de honor.

Fecha: 31/03/2017 19:29.


gravatar.comAutor: Pablo

Gracias Fortu....Saludos

Fecha: 31/03/2017 19:33.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris