RelojesWebGratis!
Gandhi (1982) | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Gandhi (1982)

20110824200248-gandhi1.jpg

   "Podrán torturar mi cuerpo, romper mis huesos e incluso matarme. Así, obtendrán mi cadáver. No mi obediencia".

  Soberbia película y soberbia recreacción de la vida y obra de una de las figuras más destacables del pasado siglo como fue Mahatma Gandhi (1869-1948).

  "Gandhi" cuenta con un guión del escritor norteamericano nacido en Michigan John Briley "Cristóbal Colón: el descubrimiento" ("Cristopher Columbus: The Discovery"), un hombre más conocido en el ámbito cinematográfico por escribir guiones de películas de corte biográfico, aunque además de guiones para el cine, también lo ha hecho para la televisión y el teatro e incluso ha publicado alguna novela.

   Pero el verdadero padre de esta monumental biografía fue el prolífico actor, director y productor inglés nacido en Cambridge, Richard Attenborough "Un puente lejano" ("A Bridge Too Far"). Attenborough siempre dijo que nunca quiso ser director en absoluto, que solamente quería dirigir esta película, y concibió el proyecto en 1962, su inspiración en particular fue la máxima de Gandhi: "Siempre ha sido un misterio para mi que los hombres puedan sentirse honrados por la humillación de sus semejantes".

  La película comienza con el asesinato y los funerales de Gandhi en 1948, para luego retroceder hasta sus comienzos como joven abogado que protestó contra la discriminación racial en Africa del Sur en 1893. Y a partir de este momento vamos viendo los principales hitos biográficos de su lucha contra la dominación imperial británica a favor de una sociedad y una cultura integradas en la India...

  Soberbia película como digo, y además también sirviendo de un magnífico y valioso documento histórico donde nos muestra y nos da a entender el genial Attenborough el tortuoso proceso de independencia de la India. Una película que si ya de por sí es visualmente excelente, la historia lo es mucho más. Una película para mi, verdaderamente hermosa y por supuesto para todo aquel que aprecie el buen cine. Cuenta como es de esperar con escenas llenas de gran belleza y otra de verdadero escalofrio, como por ejemplo la de la matanza de Amristsar y de otras para el recuerdo como la de Gandhi cuando es expulsado del tren, y que decir la de su funeral, escenas para recordar, escenas míticas de esta película que es todo un monumental homenaje a un hombre que luchó por la paz hasta el fin de sus dias. Y que voy a decir de sus aleccionadores diálogos, diálogos conmovedores cito por ejemplo: "Cien mil británicos, no pueden obligar a trescientos millones de indios, a colaborar con las autoridades, si estos se niegan a hacerlo". "Con tomarse ojo por ojo solamente conseguirán que todo el mundo se quede ciego".

  Magistral la fotografía en color (gran parte de la acción se rodó en lugares históricos, algunos de ellos por ejemplo en la auténtica población natal de Gandhi, en Porbandar), y en donde tanto el inglés nacido en Londres Billy Williams "El viento y el león" ("The Wind and the Lion") como su compatriota Ronnie Taylor "Melodía de seducción" ("Sea of Love"), pusieron toda la carne en el asador para plasmarnos a lo largo de 188 minutos, unas imágenes sensacionales.

  Como sensacional es la banda sonora (aunque para mi, quizá sea lo más endeble de esta monumental historia) pero que de verdad no deja de ser magnífica, puesto que por un lado Ravi Shankar "Charly" uno de los músicos hindues más importantes de la historia y super-conocido por su asociación con The Beatles y por el otro lado el inglés George Fenton "Las amistades peligrosas" ("Dangerous Liaisons") un compositor especialmente famoso por ser el autor de las bandas sonoras más conocidas de la historia del cine y la televisión, con más de setenta trabajos en su historial. Asi pues la colaboración entre ambos fue armónica y equilibrada, con un resultado brillante, tengo que destacar "Discovery of India" ("El descubrimiento de la India") un fragmento fascinante que acompaña el descubrimiento de la India por parte de Gandhi desde la ventanilla de un tren a su regreso de Africa del Sur.

  Attenborough de inicio pensó en varios actores de élite para interpretar al personaje principal, entre ellos se encontraban Alec Guinness, Dirk Bogarde, Peter Finch, Albert Finney, Tom Courtenay, Rober De Niro, Dustin Hoffman, John Hurt y Richard Burton, pero al final optó por uno practicamente desconocido Ben Kingsley "La muerte y la doncella" ("Death and the Maiden") un actor que tenía la ventaja de los rasgos faciales que había heredado de su padre, que era indio. Y Kingsley se entregó en cuerpo y alma al papel, perdió peso, practicó yoga, aprendió a hilar el algodón e hizo un valeroso intento de vivir de acuerdo con el ejemplo de Gandhi.

  Si señor.  Inmeso Ben Kingsley, en el papel de su vida, metido hasta el infinito y hasta en las mismas entrañas de Mahatma Gandhi, abogado, pensador y político indio, que no gobernó ningún pais, pero consiguió lo que nadie había conseguido antes, conducir a un pais hacia la libertad. Creo que ningún actor podría haberse metido tanto en el personaje como lo hizo este actor nacido en Inglaterra. Junto a él un enorme reparto de actores tanto de primera como de segunda línea, como por ejemplo: Edward Fox "Un mes en el lago" ("A Monthby The Lake") Candice Bergen "Ricas y famosas" ("Rich and Famous") Martin Sheen "Apocalypse Now" John Gielgud "El primer caballero" ("First Knight") Trevor Howard "La hija de Ryan" ("Ryan’s Daughter") John Mills "Amanecer Zulú" ("Zulu Dawn"), y atención a Daniel Day-Lewis "El último mohicano" ("The Last of the Mohicans") en su primera incursión en el cine, y en una breve aparición como un joven racista sudafricano.

  En definitiva, una de las últimas películas clásicas que se han realizado, sin ningún tipo de digitalización, heredera de aquellas super-producciones de los años 50 y 60. Una película que te deja un buen sabor de boca y con la esperanza de que haya algún dia un mundo mejor tal y como este hombre lo quería.   Matrícula de Honor.

  "Gandhi" fue la gran triunfadora en la entrega de los Oscar de 1982, logrando ocho estatuillas: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor (Ben Kingsley), Mejor Guión Original (John Briley), Mejor Fotografía (Billy Williams y Ronnie Taylor), Mejor Diseño de Vestuario (John Mollo y Bhanu Athaiya), Mejor Dirección Artística (Stuart Craig y Bob Laing), Mejor Montaje (John Bloom) y Mejor Maquillaje (Tom Smith).

  Como curiosidad, la película tuvo un presupuesto de 22 millones de dólares y generó por venta de taquillas la cantidad de 53 millones, solamente en Estados Unidos, más 25 millones por la venta de alquiler en los videoclubes.

 


24/08/2011 18:50 Pablo #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

pablocine

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris