RelojesWebGratis!
Ben-Hur (1959) | Bienvenido a Pablo Cine
Facebook Twitter Google +1     Admin

Ben-Hur (1959)

20110420185030-ben-hur-7.jpg

  "Cuando los romanos me llevaban a las galeras estuve a punto de morir de sed, pero un hombre me dió de beber agua y volví a la vida, hubiese sido mejor rechazarla y derramarla en la arena todavía... estoy sediento".

Apoteósica película y todo un canto del cine épico histórico.

"Ben-Hur" está basada en la novela homónima de Lewis Wallace un general de la Unión en la Guerra Civil estadounidense, nacido en Indiana. Esta película es la tercera versión llevada al cine de dicha obra, la primera data del año 1907 dirigida por Sidney Alcott, la segunda en 1925 llevada de la mano por Fred Niblo "Sangre y arena" ("Blood and Sand"-1922) e interpretada por Ramón Novarro "Mata-Hari" (ambas versiones fueron mudas, como es de suponer).

Y esta tercera adaptación se la debemos a uno de los directores que quizá nadie como él haya podido contar mejor una historia en el cine, me refiero al multipremiado William Wyler "La gran prueba" ("Friendly Persuasion"), Wyler nació en Alemania, pero contando veinte años se trasladó a Estados Unidos, donde logró cuatro Oscar y ser nominado en quince ocasiones.

Asi pues, con la novela del general Wallace y en colaboración con el guionísta nacido en Washington, Karl Tunberg "Beau Brummell", William Wyler nos lleva a los tiempos de Jesucristo y en donde un tribuno llamado Mesala regresa a Jerusalén y va a visitar a su amigo de la juventud Judá Ben-Hur, el hijo mayor de una noble familia judia, pero se enfrentan en una discusión política. Con la excusa de la caida de una de las tejas de la casa de Ben-Hur sobre el nuevo procurador romano, Mesala manda a galeras a Judá, y a prisión a su madre y hermana...

Imbatida durante cuarenta años con el record de los Oscar. "Ben-Hur" es una película que ha marcado la historia del cine y que por tanto es imperecedera, ya que el paso del tiempo jamás conseguirá borrarla.

Kolosal película, si señor, pero con mayúsculas, y en donde Wyler no escatimó en medios para conseguir como digo al principio, todo un canto glorioso al cine de este género. Toda una obra maestra se mire por donde se mire, puesto que aquí todo es espectáculo puro, por su forma de llevarlo a la gran pantalla, es una película que de verdad te engancha ya con los títulos de crédito y no te suelta hasta su minuto final. Cuenta con escenas verdaderamente espectaculares, y en donde hay que destacar, una: la de la carrera de cuadrigas sobre la arena de circo romano, impresionante con una duración de veinte minutos y cuyo rodaje duró cerca de dos meses, en esta escena Wyler echó mano de otro prestigioso realizador Andrew Marton "Fuego verde" ("Green Fire"), que fue el encargado de la segunda unidad, la otra: la de la batalla naval, realizada con gigantescas maquetas de madera y en donde se usó un lago artificial. Sensacionales escenas quedadas ya en los anales del cine.

Como sensacionales están todos su actores (tenía que ser así) con un Charlton Heston "Cuando ruge la marabunta" ("The Naked Jungle") en el papel de su vida Judá Ben-Hur ese noble judio que, al no comulgar con las creencias políticas de su amigo romano, ve como su vida cambia totalmente al ser injustamente condenado a morir en las galeras de guerra, hasta que en una batalla salva la vida de un cónsul y este le devuelve la libertad. Y junto a él, su mejor amigo al principio para convertirse después en su peor enemigo, Stephen Boyd "Viaje alucinante" ("Fantastic Voyage") como Mesala, un joven tribuno amigo íntimo de Judá, pero encarnizado enenigo después, un hombre poseido por la crueldad, que lo hace de mandar a una muerte segura, aún sabiendo de su inocencia, lo mismo que a su madre y hermana. Enormes los dos, aunque bien es cierto que Heston lo eclipsa un poco, ya que todo el peso de la película recae sobre él.

Y en esta historia de los tiempos de Augusto y Tiberio también nos encotramos a unos secundarios verdaderamente en estado de gracia tal es el caso de Jack Hawkins "El puente sobre el rio Kwai" ("The Bridge the River Kwai") metido en la armadura de Quinto Arrio un cónsul romano que en agradecimiento por salvarle la vida le nombra hijo adoptivo y ciudadano romano, Martha Scott "En el viejo Oklahoma" ("In Old Oklahoma") y Cathy O’Donnell "El hombre de Laramie ("The Man from Laramie"), dando vida a Miriam y Tirzah, madre y hermana de Judá. No me olvido tampoco de Haya Harareet "La tercera llave" ("The Secret Partner"), su amada y siempre fiel Esther, pero sobre todo al también aquí oscarizado Hugh Griffith "Exodo" ("Exodus") en un papel que le va como anillo al dedo el del jeque árabe Ilderim. Todos pués como digo en verdadero estado de gracia, en los papeles de su vida.

Maravillosa la fotografía en color a cargo de Robert Surtees "El graduado" ("The Graduate") un afamado cineasta nacido en Kentucky, que empezó a trabajar en Hollywood como asistente de Gregg Toland "Ciudadano Kane" ("Citzen Kane") para luego convertirse en uno de los directores fotográficos más exitosos del cine, y aquí además usando por orden de Wyler unas cámaras de 65 milimetros para dar más grandiosidad a esta monumental historia, la mayoria (por no decir todas) de las escenas están rodadas en interiores, concretamente en los estudios Cinecittá de Roma.

Soberbia la banda sonora creada sin duda alguna por el compositor más especializado en películas de corte histórico, como fue el húngaro de nacimiento pero norteamericano de adopción, Miklós Rózsa "Rey de reyes" ("King of King’s"), un hombre con tres Oscar en su palmarés y dieciseis nominaciones en su historial, si amigo-as, habeis leido bien DIECISEIS, y en esta gigantesca historia de "romanos", creando para mi, una de las partituras más bellas de la historia del cine histórico, ya que contiene unos temas tan memorables como sugestivos como por ejemplo.:"El valle de los leprosos" "Judá y Esther" "La carrera de cuadrigas", y atención a la obertura sonando en la Capilla Sixtina de El Vaticano. Intensa de verdad, intensa y llena de valores esta brillante y elaborada orquestación, haciéndonos Rózsa de trasladarnos a otra época a la época de Judá Ben-Hur.  

En definitiva una película poderosa, llena de matices de significados y detalles... de Amor, Odio, Perdón, Venganza y sobre todo Fé, Esperanza y Misericordia. Una película de esas de las que te llegan hasta el fondo del alma. Porque son más de tres horas recibiendo sensaciones y sentimientos, sensaciones y sentimientos que te transmiten unos actores todos ellos en grado superlativo. Una película ¡IMPRESCINDIBLE!.    Matrícula de Honor.

"Ben-Hur" logró los siguientes Oscar en 1959: Película, Director, Actor (Charlton Heston), Actor de reparto (Hugh Grffith), Banda sonora (Miklós Rózsa), Fotografía (Robert Surtees), Dirección artística (William Horning, Edward Cafagno y Hugh Hunt), Diseño de vestuario ( Elizabeth Haffenden), Montaje ( Ralph Winters y John Dunning), Sonido (Franklin E. Milton), Efectos visuales ( A. Arnold Gillespier, Robert MacDonald y Milo Lory).

  En el 2004 la película fue incluida entre los filmes que preseva el National Film Registry de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, por ser considerada "cultural, histórica o estéticamente significativa".



   

20/04/2011 18:50 Pablo #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

pablocine

gravatar.comAutor: Sesión Golfa

Gran película y honor que le haces, amigo. Un saludo.

Fecha: 03/05/2011 18:58.


gravatar.comAutor: nombre

Muy mal redactado. Parece el trabajo de literatura de un niño de 8 años.

Fecha: 02/07/2011 12:40.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Counter

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris